Enlaces accesibilidad

Grecia vota sin incidentes en unos comicios que siembran incertidumbre en Europa

  • Cerca de 10 millones de griegos tenían la obligación de votar este domingo
  • Una victoria de Syriza, que parte como favorito, supondría un cambio histórico
  • Samarás ha votado con óptimismo y prevé una victoria de los conservadores
  • Alexis Tsipras afirma que el pueblo griego "va a recobrar la dignidad"

Por
Los griegos votan en unas elecciones cruciales

Cerca de diez millones de griegos estaban convocados a votar este domingo para elegir entre una de las 22 formaciones que se presentan a los comicios legislativos anticipados del país, de los que saldrá el próximo jefe de Gobierno heleno.

Los colegios electorales han cerrado sus puertas a las 19.00 hora local (18.00 en España peninsular) en estas elecciones que son claves no solo para los griegos, sino para toda la UE, donde se mantiene la incertidumbre por el resultado.

El ministro griego del Interior en funciones, Mijalis Theojaridiss, ha afirmado que la jornada transcurre sin incidentes y que los pocos que ha habido están relacionados con el mal tiempo.

Samarás confía en los indecisos

Aunque las encuestas sitúan al izquierdista Syriza, liderado por Alexis Tsipras, como el gran favorito, el primer ministro griego en funciones, Andonis Samarás, se ha mostrado confiado de la victoria de su partido, la conservadora Nueva Democracia.

"En estas elecciones hay un gran número de personas que todavía están indecisas. Ellas determinarán el resultado", ha dicho Samarás al depositar su voto en un colegio electoral de la pequeña localidad de Pilos, en el sur del Peloponeso.

El líder conservador afirma afrontar los comicios "con optimismo", porque "nadie va a arriesgar la trayectoria europea de nuestro país". Con ello aludido a su principal rival, el izquierdista Tsipras, a quien ha acusado de querer llevar a Grecia fuera del euro.

"Estas elecciones son cruciales para nuestro futuro y el futuro de nuestros hijos. Hoy decidimos si seguir adelante con fuerza, con seguridad, con confianza o si nos embarcamos en aventuras", ha concluido.

Tsipras asegura que Grecia recobrará la dignidad

Por su parte Tsipras ha afirmado tras depositar su voto en Atenas que el pueblo griego "va a recobrar la dignidad". El líder izquierdista ha advertido a la Unión Europea (UE) de que el futuro de Europa "no está en la austeridad, sino en la dignidad y la cohesión".

"Hoy el pueblo heleno va a dar el último paso para recobrar su dignidad, para vivir un futuro con solidaridad", ha dicho Tsipras al salir del colegio electoral.

Asimismo, ha añadido que "es un día para la vuelta de la esperanza, el fin del miedo, la vuelta de la democracia y la dignidad en nuestro país" y ha advertido a la UE de que el futuro "no está en la austeridad, sino en la dignidad y la cohesión".

Voto obligatorio

El líder de To Potami (El Río), Stavros Theodorakis, que pugna por el tercer puesto con el neonazi Amanecer Dorado, los socialistas del Pasok y los comunistas del KKE, ha afirmado al depositar su voto en Jania (Creta) que Grecia va a "castigar a los partidos políticos que han provocado esta situación".

"El país parece que decidió cambiar de primera fuerza política y castigar a los que la condujeron a esta situación, Nueva Democracia y Pasok (socialistas)", ha dicho el líder de To Potami.

Por su parte, el dirigente de Pasok, Evángelos Venizelos, ha deseado tras depositar su papeleta "que el pueblo heleno vote para lo mejor y no para lo peor, para ahora y para las generaciones futuras".

El PASOK, que podría conseguir entre el 4 y el 6% de los votos según las últimas encuestas, aspira a lograr la tercera posición, en pugna con los neonazis de Amanecer Dorado y con el centrista To Potami (El Río).

Pero el voto socialista puede quedar dividido con la nueva formación del exprimer ministro griego Yorgos Papandreu, el Movimiento de Socialistas Demócratas, que pidió hoy el voto "para cambiar de verdad el país".

"Los griegos tenemos que elaborar nuestro propio plan para cambiar, que la negociación para la reducción de la deuda y para un plan griego con cambios profundos lo firme el pueblo directamente, a través de un referéndum", ha dicho Papandreu, que aspira a conseguir más del 3 por ciento, el mínimo para acceder al parlamento.

El presidente griego, Károlos Papulias, ha pedido al pueblo heleno unión y "sangre fría" para afrontar los problemas del país y ha reconocido que "durante los próximos años habrá problemas". "Por eso digo que es necesaria la unanimidad en el modo de tratarlos y sangre fría para hacer frente a toda dificultad",a zanjado.

La elección del futuro presidente de la República fue el detonante que provocó la convocatoria de elecciones anticipadas.

El ministro griego del Interior en funciones, Mijalis Theojaridiss, ha afirmado que la tranquilidad ha sido la nota dominante de la jornada electoral y que los pocos incidentes están relacionados con el mal tiempo. 

El voto es obligatorio en Grecia con dos excepciones; la gente que tiene más de 70 años y los que se encuentran el día de la votación en el extranjero o a una distancia superior a los 200 kilómetros de su colegio electoral.

Victoria en los sondeos

Según las últimas encuestas, Syriza aventaja a los conservadores de Nueva Democracia entre cinco y diez puntos, y lograría entre un 30% y un 35% de los votos. De ganar, sería una cambio histórico al poner fin al bipartidismo.

El partido del primer ministro Andonis Samarás, por su parte, obtendría entre el 20% y el 26%.

El tercer puesto se lo disputan, a mucha distancia, el partido centrista To Potami (El Río), los neonazis de Amanecer Dorado, los socialdemócratas del Pasok y los comunistas del KKE.

La campaña ha estado extremadamente polarizada entre los dos principales líderes, que han centrado sus mensajes en la salida de Grecia de la eurozona y la negociación del programa de rescate con la troika de acreedores.

¿Cómo se elige a los diputados?

9,8 millones de griegos mayores de 18 años y 25 días están llamados a estas elecciones anticipadas. Debido a que el censo no se actualiza hasta el 1 de febrero de cada año, los que han cumplido la mayoría de edad en lo que va de 2015 no podrán votar. Es decir, lo podrán hacer los nacidos en 1996 o antes. Todos ellos tienen, teóricamente, la obligación de votar, aunque en la práctica no sanciona a los abstencionistas (casi un 38% hace tres años). No se puede votar desde el extranjero.

Son elegibles los mayores de 25 años, con restricciones más importantes que en otros países europeos a funcionarios que ejerzan algún tipo de autoridad (incluidos cargos políticos locales o regionales).

De los 300 diputados, 238 se eligen mediante listas abiertas en 56 distritos electorales de diversos tamaños. Otros 12 se eligen mediante listas a nivel estatal, y en ambos casos con proporcionalidad casi total una vez superado el umbral mínimo del 3% para cada partido. Pero una vez realizado este reparto, la formación más votada obtiene directamente una bonificación de 50 diputados.

Hay una cuota para que al menos un tercio de las candidatas sean mujeres, pero no se contempla que deban situarse en puestos de salida (con posibilidades reales de elección), con lo cual en la práctica todavía hay muy pocas parlamentarias (18% en la Cámara saliente). Los colegios electorales estarán abiertos entre 7.00 y 19.00 hora local (una hora menos en la España peninsular).

El Ministerio del Interior suele anunciar los resultados casi definitivos la misma tarde-noche del domingo. Tras las elecciones, el jefe del Estado encarga la formación de Gobierno al líder del partido más votado. Si este no tiene mayoría o no logra formar una coalición en el plazo de tres días, el encargo pasaría sucesivamente al líder de la segunda o la tercera formación con los mismos plazos.

Noticias

anterior siguiente