Enlaces accesibilidad

La Fiscalía pide 29 años para el etarra Bolinaga por el asesinato de un guardia civil en 1986

  • El cabo Antonio Ramos fue asesinado a tiros en 1986 en Arrasate
  • La Fiscalía sostiene que Bolinaga fue el autor de los disparos

Por
Bolinaga, en agosto de 2013, cuando acudió al hospital para una revisión.
Bolinaga, en agosto de 2013, cuando acudió al hospital para una revisión. EFE EFE

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido este martes 29 años de cárcel para el etarra Iosu Uribetxebarria Bolinaga, en libertad desde 2010, por el asesinato a tiros del cabo de la guardia Civil Antonio Ramos, el 8 de junio de 1986 en la localidad guipuzcoana de Arrasate.

En un escrito remitido a la sección tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional para el enjuiciamiento de estos hechos, la Fiscalía sostiene que fue Bolinaga el autor de los disparos que acabaron con la vida del guardia civil en un atentado en el que también intervinieron sus dos compañeros del comando Bellotxa -José Luis Erostegi y Javier Ugarte-, para los que pide asimismo que se les condene a 29 años de prisión a cada uno.

Además solicita que los tres etarras indemnicen conjuntamente con 500.000 euros a los herederos del fallecido y con 200.000 a su hijo por las secuelas causadas, al que se le ha dictaminado un porcentaje de discapacidad de entre el 45 y el 59%.

Para planificar el atentado contra el guardia civil Antonio Ramos, los tres terroristas identificaron primero el vehículo que usaba habitualmente y los lugares donde podía encontrarle.

Tras esas tareas de vigilancia, el 8 de junio de 1986 abordaron al guardia civil cuando se encontraba en el interior de su vehículo, marca Talbot Horizon, estacionado en el barrio de San Andrés de Mondragón, disparándole con dos pistolas, una de las cuales había sido utilizada para asesinar al guardia civil Mario Leal, el 6 de diciembre de 1986.

El juez Moreno ordenó el ingreso en prisión domiciliaria de Bolinaga por esta causa el pasado mes de abril tras tomarle declaración a través de videoconferencia. Su decisión fue revocada después por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal, al considerar que se trataba de "una medida innecesaria y desproporcionada".

Antes de su puesta en prisión domiciliaria Bolinaga llevaba 581 en libertad condicional por enfermedad, a consecuencia del cáncer que padece. Esta situación fue concedida por el juez de Vigilancia Penitenciaria, José Luis Castro, el 30 de agosto de 2012 y confirmada por la Sala de lo Penal el 12 de septiembre de ese año.

Noticias

anterior siguiente