Enlaces accesibilidad

Interior no suprimirá las 'devoluciones en caliente' porque "España debe defender sus fronteras"

  • IU ha preguntado en la sesión de control si retirará la regulación
  • El ministro insiste que es "obligación y derecho" defender el territorio

Por
Interior no suprimirá las 'devoluciones en caliente' porque "España debe defender sus fronteras"

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha rechazado este miércoles retirar la regulación del rechazo en frontera en la valla de Ceuta y Melilla, lo que se conoce como 'devoluciones en caliente", porque ha justificado que 'es "obligación y derecho" de España "defender su frontera".

Así lo ha asegurado en respuesta en la sesión de control al Gobierno en el Congreso al diputado de Izquierda Unida Ricardo Sixto que le ha preguntado si el Gobierno tenía previsto retirar la legalización de las 'devoluciones en caliente' ante las "durísimas críticas" tanto internacionales como nacionales.

En este sentido, Sixto ha recordado las preocupaciones del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, el Consejo de Europa, la Comisión Europea, ACNUR, o la Abogacía Española, por ejemplo, que han presentado escritos a altas instituciones del Estado para intentar frenar la medida, contraria, a su juicio, al derecho de asilo y al derecho internacional de los Derechos Humanos. También ha hecho hincapié en las reacciones de la Iglesia que ha exigido la "retirada inmediata" de esta regulación en un comunicado.

Una competencia de los estados miembros

"Mi respuesta es que no la vamos a retirar y le digo más, ya que me cita tantas personas y tantas autoridades, el tratado de funcionamiento de la UE incluye a las políticas de control de fronteras, asilo e inmigración, y establece que se entenderán esas políticas sin perjuicio del ejercicio de las responsabilidades que incumben a los estados miembros, en cuanto al mantenimiento del orden público y la salvaguardia de la seguridad interior", ha insistido el ministro.

Según ha recalcado el ministro, se trata de una "competencia de los estados miembros", en este caso de España, y la desarrolla tanto la directiva de procedimientos de asilo de 2005 como la de refundición de 2013 que recuerdan expresamente esta obligación de los estados miembros.

"Le digo que España está defendiendo, porque es su obligación y derecho, su frontera exterior y su territorio interior, que va ligado a la idea de soberanía. Espero que no me diga que España tienen que renunciar a la españolidad de Ceuta y Melilla", ha señalado Fernádez Díaz.

IU acusa al Gobierno de incumplir normativa de asilo

El diputado de IU ha insistido en que la política de 'devoluciones en caliente' "incumple" normativas y tratados internacionales relativos al asilo al no permitirse en las fronteras españolas.

"Las fronteras de España no son fronteras chicles a su libre albedrío sino fijadas por los tratados internacionales firmados por España y su política incumple la Constitución española porque no permite el derecho de asilo, la convención de Ginebra y el protocolo del estatuto de los refugiados", ha espetado Sixto. Ha agregado que "las expulsiones colectivas que está acometiendo están prohibidas por la UE y el principio de no devolución está recogido en la convención de Ginebra y en la carta de derechos fundamentales de la Unión Europea".

Al respecto, el ministro del Interior ha puntualizado que de los más de 4.000 inmigrantes que entraron en Melilla el pasado año, "solo 75 solicitaron asilo político". "No se equivoque. Los que quieren entrar de manera violenta en Ceuta y Melilla son en su mayoría inmigrantes por motivos económicos y sociales y no piden protección internacional. Que no haya duda de que los que quieren entrar saltando la valla ilegalmente no son personas que soliciten asilo político", ha concluido Fernández Díaz.

Además, ha señalado que se está desarrollando un proyecto con una importante inversión presupuestaria y en medios materiales y humanos para que antes del próximo mes de marzo puedan solicitar esa protección los que lo deseen.
 

Noticias

anterior siguiente