Enlaces accesibilidad

La sonda New Horizons de la NASA sale de hibernación para su encuentro con Plutón

  • Llegará a su destino en julio de 2015
  • Será la primera sonda en acercarse al ahora planeta enano
  • Su misión podría seguir en el cinturón de Kuipes

Por
Representación artística de la New Horizons en las proximidades de Plutón.
Representación artística de la New Horizons en las proximidades de Plutón. NASA

Lanzada el 19 de enero de 2006 la sonda New Horizons de la NASA ha pasado la mayor parte del tiempo transcurrido desde entonces en hibernación mientras se dirige a su destino, Plutón, aunque se despertaba un par de semanas al año para comprobar todos sus sistemas de a bordo.

Pero si todo va según lo previsto en la madrugada del sábado al domingo, en concreto a las 3:30 hora central europea, la New Horizons saldrá de su estado de hibernación por última vez antes de su encuentro con Plutón.

El punto de máxima aproximación de su trayectoria al explaneta se producirá el 14 de julio de 2015, cuando pasará a unos 10 000 kilómetros de Plutón, aunque no parará allí sino que seguirá hacia el cinturón de Kuiper.

El motivo de que no pare es que para llegar a Plutón en un tiempo razonable -y aún así habrán sido algo más de nueve años de camino cuando llegue- la sonda viaja a unos 43.000 kilómetros por hora, y no lleva, ni de lejos, el suficiente combustible a bordo como para frenar y entrar en órbita alrededor del ex planeta.

Los requerimientos de la misión y la enorme distancia a la que está Plutón han hecho que aún usando uno de los cohetes más potentes de los que dispone la NASA el peso de la New Horizons tuviera que ser de unos 480 kilos como máximo, y en ese peso había que meter todos los instrumentos de la sonda, su estructura, el combustible, los motores, etc, así que los responsables de la misión han apostado por una sonda con más instrumentos y un encuentro breve con Plutón más que por una sonda en la que la mayor parte del peso fuera combustible.

Siete instrumentos

La carga útil de la New Horizons son siete instrumentos que pesan en total 31 kilos y que se usarán para obtener imágenes de Plutón, medir la composición y actividad de su atmósfera, y el viento solar a esa distancia del Sol.

De todos ellos uno ha estado en funcionamiento todo el camino, el Student Dust Counter, un instrumento dedicado a medir impactos de polvo y bautizado como Venetia Burney, la niña que con 11 años propuso el nombre de Plutón allá por 1930.

Los datos científicos que obtenga la New Horizons nos permitirán aprender un montón de cosas sobre este remoto planeta enano, pero sin duda las imágenes que obtengamos gracias a ella serán lo que nos llame más la atención.

Y a partir de junio de 2015 todas y cada una de las imágenes que obtengan las cámaras de a bordo de la New Horizons serán las mejores que hayamos visto jamás de Plutón, pues las mejores de las que disponemos hasta ahora son unas obtenidas por el telescopio espacial Hubble que no están nada mal teniendo en cuento lo que está Plutón, pero que en realidad apenas revelan nada acerca de este.

Se calcula que la New Horizons producirá más de 140 gigas de datos en los aproximadamente seis meses que pasará estudiando Plutón durante su aproximación y posterior alejamiento de este, aunque necesitará más de un año para enviarlos a la Tierra comprimidos sin pérdida. Es una velocidad equivalente a la de uno de aquellos antiguos módems de 14K, pero 5 000 millones de kilómetros de distancia y un emisor de 15 watios no dan para más.

Después de su encuentro con Plutón la New Horizons seguirá su camino hacia el cinturón de Kuiper, en el que la NASA ha localizado tres asteroides de los que uno podría ser el objetivo de una misión extendida de la New Horizons si la agencia consigue fondos para ello.

Noticias

anterior siguiente