Anterior La Comisión de Igualdad del Congreso avala el pacto contra la violencia de género con la abstención de Podemos Siguiente El Gobierno recurre al Constitucional la reforma del reglamento del Parlamento catalán Arriba Ir arriba
Un hombre vacía una urna en un centro de votación en Zurich, Suiza.
Un hombre vacía una urna en un centro de votación en Zurich, Suiza. EFE EFE

Los suizos rechazan con un 74,1% de los votos limitar aún más la inmigración

  • El objetivo era frenar el aumento de la inmigración en la Confederación Helvética

  • Y ha sido rechazada la iniciativa de aumentar y bloquear las reservas de oro

|

La población suiza ha rechazado en referéndum tres iniciativas populares que pretendían restringir aún más la inmigración, aumentar y bloquear las reservas de oro, y eliminar los privilegios fiscales de los que gozan los extranjeros ricos residentes en Suiza.

Con un 74,1% de los votos y en todos los cantones sin excepción, los suizos rechazaron la iniciativa que pretendía limitar aún más la inmigración estableciendo un porcentaje máximo de crecimiento de los extranjeros residentes en la Confederación Helvética.

El objetivo de la iniciativa, presentada por un colectivo denominado Ecopop, era frenar el aumento de la inmigración en la Confederación Helvética para, supuestamente, poder preservar el medio ambiente.

Diez meses después de que se aprobara también en referéndum una iniciativa para limitar la inmigración restableciendo cuotas, los helvéticos decidieron en gran mayoría no seguir restringiendo el número de extranjeros en su territorio.

"Freno a la superpoblación"

Concretamente, la iniciativa "Freno a la superpoblación-Sí a la preservación duradera de los recursos naturales" pedía que se inscribiese en la Constitución que el crecimiento anual de los inmigrantes permanentes en Suiza sería de un máximo de 0,2%.

Por otra parte, de aprobarse la iniciativa la Confederación debía invertir al menos un 10% del monto que consagra a cooperación internacional a programas de planificación familiar de voluntarios.

El gran argumento usado por el Gobierno fue los problemas que la entrada en vigor de una iniciativa similar a la aprobada en febrero acarrearía para las relaciones con la Unión Europea, ya de por si, muy tensas.

El texto dio tres años al Gobierno para adaptar las leyes, para lo cual no le queda otra alternativa que renegociar el acuerdo de libre circulación con la UE.

Rechazan ampliar y bloquear las reservas de oro

Asimismo, los suizos han rechazado con un contundente 77,3% de los votos una iniciativa que pedía al Banco Nacional Suizo (BNS) ampliar sus reservas de oro hasta, como mínimo, un 20% de sus activos, que dichos depósitos no puedan ser vendidos, y que todos estén consignados en Suiza.

Los promotores de la iniciativa pretendían "salvaguardar la independencia monetaria de la Confederación", pero el Gobierno y el Parlamento entendían que lo único que hubiera ocurrido si se aprobaba la propuesta era que el BNS tendría menos margen de maniobra para establecer la política monetaria, y que irremediablemente se perderían ingresos.

El rechazo fue claro, dado que los 26 cantones de la Confederación Helvética votaron en contra de la iniciativa con porcentajes superiores al 70%.

Privilegios fiscales de los extranjeros

Por otro lado, tambíen han rechazado con el 59,2% de los votos una iniciativa que pretendía eliminar los privilegios fiscales que permiten que los extranjeros ricos residentes en el país paguen impuestos en función de sus gastos y no de su fortuna y de sus ingresos, como el resto de ciudadanos.

Los tres cantones que más se benefician de este sistema -Ginebra, Vaud y Valais- porque reciben los impuestos de estos extranjeros millonarios han rechazado la iniciativa, así como la mayoría del resto de cantones.

La propuesta sobre los privilegios la habían presentado los países de izquierda que entendían que la prerrogativa viola la igualdad fiscal y es una herramienta de evasión fiscal y una traba a la lucha contra la criminalidad económica

Unos argumentos que no han calado en la población, que ha decido mantener el status quo. Según los datos oficiales, en 2012 existían 5.634 beneficiarios del sistema, que aportaron 695 millones de francos (578 millones de euros) a las arcas públicas de los tres niveles administrativos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente