Anterior La llegada de migrantes a las costas españolas bate récord desde la crisis de los cayucos de 2006 Siguiente El Congreso aprueba el nuevo Cupo Vasco con el rechazo parlamentario más alto desde su creación Arriba Ir arriba
La exmujer del presunto parricida de Asturias pidió una orden de protección que le denegaron

La exmujer del presunto parricida de Asturias pidió una orden de protección que le denegaron

  • La madre de las niñas asesinadas lo denunció por maltrato psicológico

  • Pero al final, acabó siendo considerado como un caso de vejaciones

  • El matrimonio se había divorciado recientemente

  • Teléfono de atención a las víctimas de violencia de género: 016

|

El supuesto parricida de San Juan de la Arena, J.I.B.A., que se suicidó este jueves tras matar presuntamente a sus dos hijas de 7 y 9 años, fue denunciado por maltrato por su exmujer que pidió en 2013 medidas de protección que no le fueron concedidas, ha señalado el consejero de Presidencia del Principado, Guillermo Martínez.

El hombre, de 55 años, que se arrojó desde un viaducto situado en la autovía del Cantábrico (A-8), se había divorciado recientemente de su mujer y tenía asignado un régimen de visitas a sus hijas. Los hechos tuvieron lugar este jueves por la tarde en la localidad costera de San Juan de la Arena

Martínez ha señalado este viernes que en su momento hubo una denuncia por maltrato psicológico, que acabó siendo considerado como un caso de vejaciones, y una petición de orden de protección por parte de la exmujer que en su momento se denegó.

Fuentes de la investigación han confirmado a Efe que el hombre tenía antecedentes por una falta de vejaciones así como por un delito de impago de las prestaciones económicas.

Nunca fue violento

La madre de las dos niñas asesinadas admitió al presentar una denuncia por vejaciones contra su expareja que éste nunca había tenido un comportamiento violento con ella ni con sus dos hijas de 9 y 7 años.

El juzgado de Pravia abrió en mayo de 2013 diligencias previas por la denuncia presentada por la mujer ante la Guardia Civil, cuyo atestado reflejaba también la posible existencia de vejaciones leves en el ámbito familiar, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA).

En su denuncia la mujer señalaba que no había habido agresión física alguna ni durante el altercado ni antes y que únicamente había sufrido insultos en una discusión muy subida de tono. La mujer no adjuntó en la denuncia parte de lesiones ni consideró que su pareja fuera un hombre violento ni con ella ni con sus dos hijas.

Solo pidió orden de alejamiento para ella

Sin embargo, la denunciante manifestaba que desde hacía un tiempo las discusiones de ese tipo se habían repetido en los últimos tiempos por lo que su abogado pidió un orden de alejamiento, pero sólo para ella, ya que dijo expresamente que no quería que las niñas cortasen la relación con su padre.

Según el TSJA, tras la declaración y la valoración de estas circunstancias, el juzgado de Pravia, de acuerdo con el Ministerio Fiscal, sobreseyó las diligencias y denegó la orden de alejamiento y no tuvo constancia de ninguna denuncia por cualquier reacción violenta o amenazante del padre hacia las niñas ni antes ni después de que se tramitase la denuncia de la mujer.

Meses después la madre de las niñas presentó una demanda civil de medidas paterno-filiales dado que, aunque la pareja no estaba casada, certificó que llevaban diez años de convivencia sin que su expareja se personase en el juzgado para esta cuestión.

Así, el juzgado resolvió en noviembre de 2013 aceptar la petición de la denunciante de que el padre pudiera ver a sus hijas los martes y jueves de 18.00 a 20.00 horas y estableció que, dada la situación económica del padre, debería aportar 75 euros mensuales para la manutención de cada una de sus hijas.

El mismo juzgado tiene constancia también de una denuncia reciente por impago por parte del padre de las cantidades referidas en algunos meses, caso que se estaba tramitado en la actualidad como posible ilícito de impago de prestaciones familiares.

El portavoz del Gobierno asturiano ha mostrado la "repulsa y condena" del Gobierno asturiano por la muerte de las niñas y ha puesto a disposición de la familia el equipo de respuesta inmediata para prestar respuesta sicológica.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente