Anterior Un hombre hiere con un cuchillo a un policía en la frontera de Melilla al grito de "Alá es grande" Siguiente Mariano Rajoy, testigo de Gürtel y primer presidente que declara en un juicio Arriba Ir arriba
PLENO DEL CONGRESO
El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, durante el debate de la proposición para modificar el artículo 135 de la Constitución. EFE EFE/Kiko Huesca

El PP, con UPN, rechaza modificar el artículo de la Constitución sobre déficit que pactó con el PSOE

  • El PSOE respalda la iniciativa de la Izquierda Plural para modificar el artículo

  • Pedro Sánchez anunció este lunes que su grupo iba a apoyar la propuesta

  • La reforma del artículo en la Constitución prioriza la estabilidad presupuestaria

|

El PP ha rechazado este martes en el Congreso, con el respaldo de su socio electoral en Navarra, UPN, modificar el artículo 135 de la Constitución que pactó con el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero en 2011 para priorizar el pago de la deuda y la estabilidad presupuestaria. La iniciativa, presentada por la Izquerda Plural y el Grupo Mixto, ha contado con el respaldo del PSOE, como había avanzado este lunes su secretario general, Pedro Sánchez, quien considera que la medida fue un "error".

La proposición ha quedado rechazada por 139 votos a favor, 173 votos en contra y 13 abstenciones, de CiU. Así, la propuesta de los dos grupos parlamentarios ha sido apoyada tanto por el PSOE, como por UPyD, PNV, Amaiur, ERC, BNG, CC-NC, Compromís-Equo, Foro Asturias y Geroa Bai. 

La proposición de ley que no logra salir adelante en el Congreso calificaba la redacción actual del artículo 135 de la Constitución como "frontalmente antisocial" y en concreto se refería al apartado 3, que establece el pago de los créditos para satisfacer los intereses y la deuda pública como prioridad "absoluta".

Por ello, planteaban una nueva redacción de dicho apartado 3, en el que se considerase el pago de los créditos presupuestarios destinados a financiar los servicios públicos como "prioridad absoluta frente a cualquier otro gasto".

En consecuencia, con esta modificación de la reforma constitucional se planteaba también la derogación, en una disposición derogatoria única, de la ley de estabilidad presupuestaria que se aprobó en 2012, que desarrollaba el contenido del artículo 135.

IU celebra el cambio del PSOE

En el debate de la proposición, Alberto Garzón, candidato a ser el cartel electoral de IU en las próximas generales, ha señalado que España ha vivido en los últimos años un proceso "destituyente" del Estado social que culminó con ese artículo 135 que "da la vuelta" a la Constitución porque prioriza el pago de la deuda frente a las políticas sociales.

Además, cree que el Gobierno del PSOE se puso entonces "de rodillas" ante los mercados y se alegra de que ahora la nueva dirección socialista acepte corregirlo, aunque haya sido después de tres años defendiendo el pacto de 2011.

Eso sí, ha querido dejar claro que, aunque la corrección de ese artículo es una condición necesaria, no es lo único que hay que hacer pues hay que rectificar también otras medidas adoptadas en nombre de ese artículo. "Estamos ante un puñal clavado después de muchas otras heridas", ha resumido.

El PSOE admite el "error"

Los socialistas también han empezado el debate por admitir que fue un error aprobar ese artículo sin consenso y sin el referéndum ciudadano, según ha dicho el representante del PSOE, Antonio Pradas.

No obstante, ha recordado que fue "útil" porque con la reforma se impidió el rescate de España y ha subrayado también que la estabilidad presupuestaria es "compatible" con el Estado de bienestar y garantiza su supervivencia.

El socialista andaluz Antonio Pradas ha querido contextualizar los últimos meses de Gobierno del PSOE y ha justificado el intento de reafirmar la estabilidad presupuestaria a través de la Constitución, pues su partido no se opone a ese principio, ni cuestiona que la deuda pública haya que pagarla.

Pero también ha admitido errores, como haber promovido la reforma de forma acelerada y sin referéndum, y ha aceptado cambiar la redacción del precepto constitucional porque, en su opinión, se ha convertido en un pretexto legal para los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy. "El PP ha hecho el peor mal uso que se podía hacer de ese artículo", ha añadido.

Eso sí, ha reiterado que la idea del PSOE es afrontar una reforma constitucional más amplia que no se limite a "maquillar" la Carta Magna sino resolver la cuestión territorial y consagrar los principios y pilares del Estado del bienestar. El secretario general del PSOE avanzó este lunes que su grupo preparara una proposición propia para la modificación del artículo 135.

Toda la oposición respalda la propuesta, salvo CiU

También la portavoz del BNG, Olaia Fernández Davila, ha justificado la iniciativa alegando que los años transcurridos han demostrado que no era verdad que se necesitaba esa reforma constitucional para salir de la crisis. "Los hechos nos han dado la razón", ha dicho.

Más allá ha ido el diputado de ERC, Joan tardà, quien ha dado al PSOE la bienvenida a la rectificación, pero ha instado a los socialistas a pedir perdón y a compensar los daños cauisados. "Centraron una pelota magnífica para que el PP rematara la faena", se ha lamentado.

La reforma ha sido avalada por el PNV, que en 2011 ya votó en contra del artículo 135. Su portavoz económico, Pedro Azpiazu, ha mostrado reparos al contenido de la iniciativa de IU-ICV, pero acepta revisar las 'líneas rojas' que introdujo el Gobierno de Zapatero. Eso sí, ha aprovechado para criticar la rectificación del PSOE, que en su opinión "sólo se entiende en clave electoral o porque miran por retrovisor a Podemos".

Irene Lozano, de UPyD, partido que también votó en contra de la reforma del 2011, sostiene que ese artículo 135 "dio cerrojazo al debate" porque impuso prioridades de gasto impidiendo hablar de los ingresos y de la conveniencia de una auténtica reforma fiscal.

Desde CiU, Josep Sánchez Llibre ha criticado tanto la reforma constitucional que emprendieron en 2011 el PSOE y el PP, a quienes reprocha haber acabado con el consenso de 1978 e imponer unilateralmente cambios trascendentales "cuando les interesa", pero también ha cuestionado la redacción que ahora proponen Izquierda Plural y el Grupo Mixto, por lo que su grupo ha optado por la abstención.

El PP critica el cambio de los socialistas

Por parte del PP, Rafael Hernando ha criticado el cambio de opinión de los socialistas y durante su discurso, con más de una referencia a Podemos, ha lamentado que ahora el PSOE se empeñe en romper con ese pasado "porque sufren el síndrome de la coleta".

El PP ha cerrado el debate subrayando que todos los grupos han mantenido las posiciones de 2011 salvo el PSOE, que a su juicio "parece renegar" del presidente Zapatero y ha optado por "Donde dije digo, digo diego".

Tras recordar lo que escribía el entonces diputado Pedro Sánchez en apoyo de la reforma constitucional de 2011, ha acusado a los socialistas de tratar de "romper con su pasado", y todo ello porque, en su opinión, "sufren el síndrome de la coleta", en alusión a Pablo Iglesias, líder de Podemos.

Hernando ha asegurado que en estos años de Gobierno del PP se ha dado la vuelta a la situación económica y ha pedido a Izquierda Plural menos "eslóganes, pancartas y palabrerías", advirtiendo de que cambiar la estabilidad presupuestaria supondría romper con los socios de la UE, ser expulsados de la Eurocumbre y volver a ser "un problema para la UE".

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría había criticado este martes la postura del secretario general del PSOE, que lo considera "populista", porque envía un mensaje "erróneo" para "los ciudadanos, las políticas, los mercados y los inversores".

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, avanzó este lunes que su grupo apoyaría con sus votos la proposición de ley defendida este martes por la Izquierda Plural y Grupo Mixto en el Congreso de los Diputados, porque la medida había sido "uno de los errores" cometidos en el pasado.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente