Anterior La Policía mexicana difunde el retrato robot de uno de los supuestos secuestradores de la española desaparecida Siguiente El cine iberoamericano celebra su cuarta fiesta en Madrid con la mira puesta en potenciar la industria Arriba Ir arriba
El expresidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra, a la salida de la Audiencia Provincial.
El expresidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, en una imagen de archivo. EFE EFE

La Audiencia de Castellón dará cinco días a Carlos Fabra para que ingrese en prisión

  • Está citado el miércoles en la Audiencia de Castellón para la notificación

  • Se produce después de que el Gobierno le haya denegado el indulto

  • Fue condenado a cuatro años de cárcel por delitos fiscales

|

La Audiencia Provincial de Castellón dará al expresidente de la Diputación de Castellón y expresidente provincial del PP Carlos Fabra un plazo de cinco días a contar a partir de este miércoles para ingresar en prisión de forma voluntaria, por el conocido como caso Naranjax, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

La sección primera de la Audiencia ha citado a Fabra a las 11.00 horas de este miércoles para comunicarle esta decisión, que se produce después de que la Audiencia de Castellón recibiera este lunes la comunicación oficial de denegación de indulto solicitado por Carlos Fabra al Gobierno.

El pasado viernes el Consejo de Ministros denegó a Fabra el indulto que había solicitado. Su ingreso en prisión estaba en suspenso hasta que el Ejecutivo se pronunciara sobra la medida de gracia que había solicitado el expresidente de la Diputación castellonense.

Ante la posibilidad de que esta denegación supusiera el ingreso en prisión, Carlos Fabra manifestó a EFE estar "tranquilo" y quiso remarcar que la condena de la Audiencia Provincial fue impuesta por cuatro delitos fiscales, y no por delitos de corrupción.

Condenado a cuatro años de cárcel

La causa denominada "Naranjax" se inició en 2003 tras una denuncia del empresario Vicente Vilar en los juzgados de Nules. Después de una instrucción en Nules de casi diez años, por los que pasaron nueve jueces, el caso llegó finalmente a la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón y el juicio tuvo lugar en octubre de 2013.

Fabra fue condenado en noviembre de 2013 a cuatro años de cárcel por defraudar a Hacienda cerca de 700.000 euros entre 1999 y 2003, a indemnizar a Hacienda con la misma cantidad por el total de la cuantía defraudada durante los ejercicios 1999, 2000, 2002 y 2003 más intereses legales.

Además le condenó a una multa e indemnización que suman 1,4 millones de euros, y le absolvió de los delitos de tráfico de influencias y cohecho de los que había sido acusado.

La sala apreció la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas. La petición de cárcel para Fabra por parte de Fiscalía alcanzaba los 13 años de prisión, una multa de 1,98 millones de euros y una indemnización de 693.000 euros.

Solicitó el indulto alegando su estado de salud

Tras conocer la sentencia, Fabra anunció que no pediría el indulto al Gobierno, pero después de que el Tribunal Supremo rechazara su recurso, el expresidente finalmente sí solicitó esta medida de gracia el pasado mes de agosto, alegando su estado de salud, pues fue sometido a un trasplante de hígado en 2010. Argumentaba también la ausencia de antecedentes penales, su edad y el tiempo de condena. Tanto la Audiencia de Castellón como la Abogacía del Estado y la Fiscalía ya habían expresado su oposición a la medida de gracia.

Al mismo tiempo presentó un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional -que todavía está pendiente de resolución- aunque este hecho no frenaría el ingreso en prisión de Fabra, a no ser que el tribunal suspendiera temporalmente el ingreso en prisión mientras se resuelve el recurso, siempre que el exmandatario solicite esta medida y sea tenida en cuenta.

Este miércoles Fabra deberá comparecer en el juzgado y tendrá la oportunidad de expresar su preferencia en cuanto al centro penitenciario en el que debe cumplir condena, petición que deberá evaluar la Sección Primera. Habitualmente, los tribunales suelen atender las peticiones de los penados en cuanto a la prisión en la que deben cumplir condena siempre que la solicitud esté argumentada y se presente voluntariamente en el plazo establecido.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente