Anterior Al menos dos muertos en un terremoto de magnitud 4 en la isla italiana de Ischia Siguiente La Audiencia Nacional interroga a los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña Arriba Ir arriba
El Museo de Arte de Berna acepta 1.500 cuadros de Cornelius Gurlitt

El museo de Berna acepta la colección Gurlitt, vinculada al expolio del nazismo

  • En su testamento legó la colección al Museo de Arte de Berna

  • Las obras bajo sospecha de robo permanecerán en Alemania

  • La galería ha agotado el plazo legal de 6 meses para tomar su decisión

  • Hay más de 1.300 obras de autores como Matisse, Picasso, Renoir y Monet

|

El Museo de Arte de Berna (Suiza) anunció hoy en Berlín que acepta el controvertido legado del fallecido coleccionista de arte alemán Cornelius Gurlitt, que atesoró cientos de cuadros presuntamente expoliados por los nazis. El propio Gurlitt había expresado su deseo en este sentido antes de fallecer.

En una rueda de prensa con la secretaria de Estado de Cultura alemana, Monika Grütters, y el ministro de Justicia bávaro, Winfried Bausback, el presidente del consejo de la fundación del museo, Christoph Schäublin, ha precisado que las obras sospechosas de constituir arte robado por los nazis permanecerán en Alemania para su estudio.

Así, la galería prácticamente ha agotado el plazo legal de seis meses para tomar una decisión respecto a la aceptación de las más de 1.300 obras de autores como Matisse, Picasso, Renoir y Monet -algunas cuya existencia incluso se desconocía- que el coleccionista atesoró durante décadas en sus viviendas de Múnich y Salzburgo.

Cronología del caso

El caso Gurlitt se inició el 22 de septiembre de 2010, cuando en un control de rutina en un tren que iba de Múnich a Zurich (Suiza) agentes de aduana encontraron una gran cantidad de dinero en efectivo en poder del coleccionista.

El hallazgo despertó la sospecha de que podía haber un delito fiscal de por medio, por lo que se inició una investigación que llevó, dos años después, a un registro de la vivienda de Gurlitt en Múnich, donde se encontraron 1.280 obras de artes.

Las autoridades lograron mantener el hallazgo en secreto un año más cuando el mismo fue desvelado por una publicación de la revista Focus. En noviembre de 2013, se empezaron a publicar en una plataforma de internet las obras de las que había sospecha que habían llegado a manos del padre de Gurlitt, después de que sus propietarios judíos tuvieran que venderlas a bajo precio por la presión de la persecución del régimen nazi.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente