Anterior Prisión incondicional y sin fianza para el asaltante de la frontera de Melilla Siguiente El número de parados bajó en 340.700 en el segundo trimestre y la tasa de desempleo cayó al 17,22% Arriba Ir arriba
Nigel Farage, líder del UKIP, saluda al nuevo diputado de su formación, Mark Reckless, en Gillingham, Inglaterra
Nigel Farage, líder del UKIP, saluda al nuevo diputado de su formación, Mark Reckless, en Gillingham, Inglaterra REUTERS REUTERS/Suzanne Plunkett

El UKIP gana su segundo escaño en el Parlamento británico y aumenta la presión sobre los 'tories'

  • Se hace con el escaño de Rochester y Strood, en el sureste

  • El diputado ganador abandonó a los conservadores para unirse al UKIP

  • Reino Unido celebrará elecciones en seis meses

|

Los eurófobos del UKIP han ganado su segundo escaño en el Parlamento británico en una elección en la que se han impuesto al Partido Conservador de David Cameron.

El escaño de la circunscripción de Rochester y Strood, en el condado de Kent (sureste de Inglaterra), quedó vacante después de que el diputado que lo ocupaba, Mark Reckless, dejara el Partido Consevador para pasarse al Partido por la Indepencia del Reino Unido (UKIP) en septiembre.

Reckless se ha presentado ahora por su nueva formación y ha obtenido 16.867 votos (42%) frente a los 13.947 del conservador Kelly Tolhurst y 6.713 del laborista Naushabah Khan. La participación ha alcanzado el 50,67% del censo.

Conservadores que desertan al UKIP

Además del escaño de Reckless, el UKIP ya cuenta en el Parlamento británico con el diputado Douglas Carswell, que también dejó a los conservadores para unirse al partido del eurodiputado Nigel Farage y ganó en la circunscripción inglesa de Clacton en octubre.

Esta ola de defecciones en los tories se completa con la de Richard Barnes, que fue número dos del alcalde Boris Johnson en el Ayuntamiento de Londres de 2008 a 2012, y que decidió hace dos meses dejar su partido para unirse al UKIP.

El partido de Farage consiguió 24 eurodiputados en las elecciones europeas de mayo pasado con casi un 30% de los votos.

La victoria del UKIP en Roechester es otro duro golpe para el primer ministro, David Cameron, cuyo partido ha perdido seguidores en favor de esa formación contraria al poder de la Unión Europea (UE) y partidaria de endurecer las leyes de inmigración, cuando faltan apenas seis meses para las elecciones generales británicas.

Cameron ha prometido convocar un referéndum en 2017 sobre la permanencia del Reino Unido en la UE, pero siempre que su formación gane los próximos comicios.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente