Anterior El Gobierno comunica a Baleares que recurrirá ante el TC su ley de toros Siguiente El Consejo Superior de Deportes suspende a Villar por un año Arriba Ir arriba
Kiev celebra abrazado a EE.UU. el aniversario del Maidán mientras la guerra en el este no cesa

Kiev celebra abrazado a EE.UU. el aniversario del Maidán mientras la guerra en el este no cesa

  • El vicepresidente estadounidense Biden visita la capital ucraniana

  • Una posible entrega de armas a Kiev eleva aún más la tensión con Rusia

  • Se forma una coalición gubernamental que pedirá el ingreso en la OTAN

|

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha tenido una participación destacada este viernes en los actos de conmemoración del primer aniversario de las protestas en Kiev que exigían un acercamiento a Occidente y llevaron a la caída del presidente prorruso Yanukóvich.

Además, este mismo día se ha formado una nueva coalición parlamentaria en cuyo programa se incluye la petición de adhesión de Ucrania a la OTAN, lo que elevará aún más la tensión con el Kremlin, mientras en el este del país se recrudece el conflicto armado con los rebeldes prorrusos.

Después de un año de máxima tensión, la exrepública soviética está de facto está dividida entre el oeste, con un gobierno prooccidental, y dos regiones del este con una autoridad prorrusa.

Biden ha acompañado al presidente ucraniano, Petró Poroshenko, en la ofrenda floral a los pies de la cruz levantada en recuerdo del centenar de víctimas de los violentos enfrentamientos registrados en febrero entre manifestantes y antidisturbios, después de tres meses de protestas.

Algunos familiares le han increpado por no haber conseguido llevar ante la justicia a los responsables de aquella represión, informa Reuters.

Cinco partidos en coalición

"Sois un pueblo extraordinario, un pueblo valiente (...) aprovechad el momento para crear la democracia que os merecéis", ha dicho después Biden en una declaración conjunta con Poroshenko, al que también ha felicitado por las elecciones parlamentarias celebradas el pasado 26 de octubre.

Biden y Yatseniuk, este viernes en Kiev. AFP PHOTO/ SERGEI SUPINSKY

Precisamente, no ha sido hasta esta misma madrugada cuando se ha fraguado la mayoría parlamentaria, formada por cinco partidos, que deberá sostener al futuro Ejecutivo. La coalición, que se oficializará el próximo jueves en la sesión inaugural del Parlamento, está formada por el Bloque de Petró Poroshenko, el Frente Nacional, liderado por Yatseniuk, el Partido Radical del populista Oleg Liashkó, la formación Autoayuda y Batkivshina (Patria), de la ex primera ministra Yulia Timoshenko.

Poroshenko ha anunciado que tras este acuerdo renovará "complemente" el Ejecutivo. "El ingreso en la OTAN es un objetivo de Ucrania. Esta es la última decisión de las fuerzas políticas de la nueva mayoría parlamentaria que acabamos de acordar", ha escrito en su cuenta de Facebook el diputado Egor Soboliev, del partido Autoayuda, uno de los que integran la coalición, informa Efe.

Las cinco formaciones suman 288 escaños en un Parlamento de 450 diputados, aunque en los comicios celebrados el pasado 26 de octubre solo se eligió a 421 legisladores, ya que las regiones de Donetsk y Lugansk, en el este del país, no participaron en las elecciones, así como Crimea, anexionada por Rusia.

El partido del presidente ucraniano, primera fuerza política gracias a sus 132 diputados, fue el último en firmar un pacto que tardó casi un mes en elaborarse, aparentemente por algunas diferencias entre esa formación y el Frente Nacional del primer ministro Yatseniuk, según la misma agencia.

Más disparos y más armas

La visita de Biden no ha despejado dudas por el posible suministro estadounidense de armamento a Kiev, al que se opone terminantemente la vecina Rusia.

Sin embargo, el vicepresidente estadounidense ha culpado a Moscú de la inestabilidad del país y de armar a los rebeldes. "Si sigue así, Rusia pagará con un alto coste y un aislamiento aún mayor. Si Rusia cumpliera con sus obligaciones y respetara la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, podríamos hablar del futuro de las sanciones, pero es algo que no ha sucedido todavía", ha advertido, citado por Efe.

Hace un año, cientos de manifestantes se congregaron en la plaza de la Independencia de Kiev, conocida como Maidán (plaza en ucraniano), para protestar por la negativa del Gobierno de firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.

Una semana más tarde, tras el violento desalojo de un grupo de manifestantes por la policía antidisturbios, nacía el llamado Euromaidán, movimiento popular que primero exigió castigar a los responsables del incidente y firmar la asociación con la UE, y luego amplió sus demandas a la dimisión del entonces presidente Víktor Yanukóvich.

Las protestas inicialmente pacíficas en el centro de Kiev, donde se levantó una ciudadela de tiendas de campaña, derivaron en violentas con el paso de las semanas y concluyeron a mediados de febrero con el vuelco de poder.

Entonces la tensión se trasladó al este, de mayoría étnica rusa, donde en abril estalló una rebelión armada al nuevo régimen que ha causado ya la muerte de más de 4.300 personas, según la la ONU.

Este mismo viernes el Gobierno de Kiev ha denunciado que una localidad ucraniana cerca a la frontera ha sido atacada con proyectiles disparados desde territorio ruso, la primera vez que esto ocurre desde el alto el fuego pactado el pasado septiembre y que es constamente violado por ambas partes.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente