Anterior El Valencia deja vivo al Alavés Siguiente Las incógnitas de la investidura ¿de Puigdemont? Arriba Ir arriba
Logo de FCC en una grúa en una obra en Madrid
Logo de FCC en una grúa en una obra en Madrid. REUTERS REUTERS/Sergio Perez

FCC aprueba ampliar capital por 1.000 millones para reducir deuda y dar entrada a George Soros

  • Con 765 millones liquidará 900 millones de deuda tras una quita del 15%

  • Soros será accionista de referencia con una participación cercana al 25%

  • Esther Koplowitz, que ahora controla el 50,15%, reducirá su participación al 25%

|

La junta extraordinaria de accionistas de FCC ha dado el visto bueno a una ampliación de capital de 1.000 millones de euros, una operación con la que George Soros se convertirá en accionista de referencia con una participación cercana al 25%.

Soros, que ya poseía el 3,8% de FCC, se hará con los derechos de suscripción de Esther Koplowitz por cerca de 150 millones y pondrá otros 500 millones en la ampliación.

Mientras la presidenta de FCC, que ahora controla el 50,15% de FCC a través de la sociedad patrimonial B-1998, de la que posee el 89,65%, reducirá su participación en el grupo constructor y de servicios al 25%.

Además, Koplowitz ya ha llegado a un acuerdo con la familia Martínez Zabala, dueña de Bodegas Faustino, y CaixaBank para facilitar su salida de B-1998.

FCC amortizará 900 millones de deuda

Con los fondos obtenidos, FCC amortizará una parte del llamado tramo B de deuda de 1.390 millones, que devenga un tipo de interés que va desde el 11% hasta el 16% y que es convertible en acciones al final del periodo de 5 años en caso de no ser pagada o refinanciada.

FCC tiene previsto destinar a este tramo 765 millones que servirán para liquidar 900 millones tras aplicar una quita del 15% que ha sido pactada con los principales bancos acreedores.

Además, el remanente de 490 millones del tramo B verá reducido su interés desde una media del 13,5% al 5%, lo que implica una rebaja de intereses de 160 millones.

Esos 1.390 millones del tramo B se habrían incrementado a su vencimiento -el 26 de junio de 2018- hasta los 2.258 millones.

Por otra parte, destinará 100 millones a Cementos Portland Valderrivas y otros 100 millones a la filial de residuos medioambientales en Reino Unido, FCC Environment. Los 35 millones restantes se dedicarán a los gastos derivados de la operación.

La compañía va a lograr además la relajación de algunas de las restricciones aparejadas al tramo B para retomar la distribución del dividendo si el ratio de deuda neta/ebitda es inferior a 4, amortizar 1.500 millones del crédito sindicado y lograr que el ebitda con recurso supere 750 millones.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente