Anterior La llegada de migrantes a las costas españolas bate récord desde la crisis de los cayucos de 2006 Siguiente El Congreso aprueba el nuevo Cupo Vasco con el rechazo parlamentario más alto desde su creación Arriba Ir arriba
Vista del Kremlin de Moscú
Vista del Kremlin de Moscú. Getty Images/iStockphoto Getty Images

Seat dejará de vender coches en Rusia por la situación económica y la devaluación del rublo

  • La compañía española operaba en el mercado ruso desde 2012

  • En 2013, el primer año completo de ventas, vendió 3.400 unidades

  • Las ventas hasta octubre de 2014 cayeron un 57% hasta 1.300 coches

|

Seat abandonará el mercado ruso el 1 de enero de 2015 por la complicada situación económica por la que atraviesa el país y la devaluación del rublo, que ha provocado que la venta de vehículos importados deje de ser competitiva, según han informado fuentes de la compañía a Europa Press.

La marca española ha explicado que esta decisión también responde a que los segmentos de mercado de los vehículos que comercializa en Rusia -el Ibiza y el León y el Alhambra- están registrando bajos volúmenes de ventas en los últimos tiempos.

La compañía ha señalado que en la actualidad su prioridad es aumentar su presencia y su cuota en los mercados en los que está asentada de una forma más sólida.

Según el periódico ruso Kommersant, Seat, que forma parte del consorcio Volkswagen, ya ha comenzado a reducir su red de distribución, aunque ha asegurado que cumplirá todos su compromisos con las distribuidoras y que los clientes no tendrán problemas con el mantenimiento y servicio de sus coches.

Seat llegó por primera vez a Rusia en 1996

La marca española llegó por primera vez a Rusia en 1996 y al año siguiente vendió 600 unidades aunque las ventas fueron suspendidas en 1999 debido a la falta de demanda.

Tras dos intentos de posicionarse en el mercado ruso, en 2012 Seat volvió a Rusia de la mano de Volkswagen Group Rus y ya en 2013, primer año completo de ventas, consiguió vender 3.400 unidades, menos del 1% de las entregas mundiales de la firma.

Pero entre enero y octubre de 2014, las ventas de Seat cayeron un 57%, hasta 1.300 coches.

Según el Servicio Federal de Aduanas de Rusia, en los primeros nueves meses del año las importaciones de coches cayeron un 19,7%, de 669.900 a 537.900 unidades.

El encarecimiento del crédito y la devaluación del rublo son los principales factores que condicionan la caída de las importaciones de las marcas que no tienen producción en Rusia.

Expertos consultados por Kommersant no descartan que Fiat, cuyas ventas en los primeros diez meses del año disminuyeron un 3%, hasta 6.100 unidades, también abandone próximamente el mercado ruso.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente