Anterior Iglesias tratará de convencer a Sánchez para presentar otra moción de censura: "Tarde o temprano gobernaremos" Siguiente El Gobierno controlará los gastos de la Generalitat y cortará el fondo de liquidez si financia el referéndum Arriba Ir arriba
Parque Nacional de Cabañeros, donde se llevan a cabo actividades de caza.
Parque Nacional de Cabañeros, donde se llevan a cabo actividades de caza. Visitcabaneros.es

Las organizaciones ecologistas denuncian en la Fiscalía "obras ilegales" en Cabañeros

  • Denuncian la remodelación de un caserío y su pista de acceso

  • En Valleleor se ha construido un vallado de 4,5 kilómetros

  • Creen que han faltado "trámites esenciales para su resolución"

|

Las organizaciones Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y WWF han denunciado este lunes ante la Fiscalía Coordinadora de Medio Ambiente y Urbanismo en Madrid las "obras ilegales" de las fincas de Cabañeros y Valleleor y que afectan "muy negativamente", a su juicio al Parque Nacional de Cabañeros.

Así, han solicitado a la Fiscalía que investigue y castigue a los responsables, tan solo unos días después de que las mismas ONG hayan denunciado dichas obras al Organismo Autónomo Parques Nacionales.

Obras en dos fincas

Las obras se habrían llevado a cabo en dos fincas privadas, de las más de una decena que existen en este Parque nacional, situado entre las provincias de Toledo y Ciudad Real.

En uno de los casos, los trabajos tienen que ver con la remodelación de un caserío y la construcción de una pista de acceso al mismo de 1,5 kilómetros en la finca privada Cabañeros, situada en pleno corazón del Parque Nacional.

Esta finca es propiedad de la familia del naviero Alejandro Aznar, marido de la presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, según ha informado Ecologistas en Acción.

En el otro, los ecologistas denuncian la construcción de un vallado cinegético de más de 4,5 kilómetros, de los cuales 1,1 kilómetros transcurren dentro del espacio protegido, en la finca Valleleor. Es propiedad de la empresa Percacer, cuyo administrador solidario es el empresario Alberto Cortina, según indica Ecologistas.

Dudoso proceso de autorización

Las organizaciones conservacionistas afirman en un comunicado que "es inaudito que se haya permitido realizar estas construcciones en Cabañeros y que todo el proceso de autorización esté plagado de sombras, cuando no de evidentes irregularidades".

Asimismo señalan que "en ningún caso" se podrían haber autorizado "semejantes atentados ecológicos", ya que en los procedimientos que han dado lugar a estas obras "se echan en falta trámites esenciales para su resolución".

Los ecologistas señalan que en el primer caso no ha habido evaluación de impacto ambiental, así de la compatibilidad urbanística de las actuaciones y la autorización de la ocupación de suelo público, en concreto de una vía pecuaria.

En el segundo caso, en la finca Valleleor, la obra se ha ejecutado "sin licencia municipal", eximiendo la Junta de Castilla-La Mancha al promotor de un procedimiento reglado de evaluación ambiental y "ocultándose que el vallado afectaba al Parque Nacional", indican.

Según Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y WWF el proceso de autorización de las obras es "confuso e irregular" y pone de manifiesto "el escaso o nulo control que ejercen las administraciones competentes" (Organismo Autónomo de Parques Nacionales y Junta de Castilla-La Mancha) sobre las actuaciones que se realizan dentro de las fincas del Parque Nacional de Cabañeros.

En esa línea, solicitan a la Fiscalía una investigación en profundidad de los hechos y que se aclaren todas las responsabilidades.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente