Anterior Hallan un cuerpo calcinado donde buscaban a una vecina desaparecida por el incendio en Gran Canaria Siguiente El juez deja en libertad con cargos a todos los detenidos por el referéndum, incluido el 'número 2' de Junqueras Arriba Ir arriba
 Maxime H, de 22 años, natural de Normandía, milita en el Estado Islámico desde hace un año.
Maxime H, de 22 años, natural de Normandía, milita en el Estado Islámico desde hace un año.

Un joven francés, entre los yihadistas del Estado Islámico que decapitaron a Peter Kassig

  • El Gobierno francés le ha identificado como Maxime, de 22 años

  • Se convertió al Islam hace un año y viajó a Siria para unirse al EI

  • La Fiscalía gala investiga la participación de otro ciudadano francés

  • Un británico también ha sido reconocido por su padre entre los militantes

|

El ministro francés de Interior, Bernard Cazeneuve, ha confirmado este lunes que es "muy probable" que al menos uno de los yihadistas del Estado Islámico que aparece en el vídeo de la decapitación de Peter Kassig sea un francés, al que ha identificado como Maxime Hauchard, de 22 años, y natural de Normandía.  Además, la fiscalía investiga la identidad de un segundo verdugo que también podría ser de nacionalidad gala.

"Los análisis sugieren que hay una probabilidad muy alta de que un ciudadano francés pueda haber participado directamente en estos abyectos actos", ha afirmado en rueda de prensa, en la que ha añadido que el joven viajó a Siria en agosto de 2013.

Los servicios de inteligencia han podido identificarle gracias al vídeo difundido por el grupo terrorista, en el que decenas de militantes aparecen -algunos con la cara al descubierto- portando cuchillos y amenazando al cooperante estadounidense y a otros 18 hombres sirios, antes de ejecutarles a todos.

Kassig es el quinto rehén occidental decapitado por el Estado Islámico

Maxime, 'el francés'

Se trata Maxime Hauchard, apodado por su colegas yihadistas como Al Faransi (el francés), originario de un pueblo del departamenteo de Eure, en Normandía y de educación católics. Se convirtió hace algo más de un año al Islam y que se radicalizó en internet, según los detalles aportados por "BFM TV", que lo entrevistó el pasado mes de julio por Skype.

La periodista que lo entrevistó, Sarah Lou Cohen, ha contado este lunes que cuando tuvo la conversación, él se encontraba en la ciudad de Raqa, y que "quería morir como un mártir".

Según los elementos aportados por "BFM TV", primero se fue a Mauritania para trabajar en una escuela. Una vez allí quiso entrar en Mali -donde se desarrollaba la operación francesa para combatir a los yihadistas que ocuparon una parte del país- pero finalmente renunció por las dificultades.

De vuelta a Francia, y ante la importancia que iba cobrando el fenómeno del EI, se fue a Siria pasando por Turquía y participó, entre otras misiones en la conquista de Mosul.

En caso de volver a Francia, Maxime H. se expondría a una inculpación por  asesinato en banda organizada y terrorismo.

Un británico, reconocido por su padre

Además de Maxime, se sospecha que otro europeo, un británico, participó en la ejecución masiva. Ahmed Muthana asegura haber reconocido a su hijo Nasser, un estudiante británico de medicina, en el vídeo difundido el pasado domingo.

"No puedo estar seguro, pero parece mi hijo", ha declarado Ahmed desde Galés, donde reside. "Él debe temer a Alá por matar a gente. ¿Cómo puede enfrentarse a Alá si está asesinando a seres humanos?", se pregunta.

Más tarde, en declaraciones a la BBC afirma no estar tan seguro. Sí confirma, en cambio, que su hijo ha aparecido en otros vídeos del Estado Islámico junto a un hombre enmascarado, que habla con acento inglés y muy popular ya entre la prensa británica, que le ha bautizado como 'Jihadi John'.

Nasser y su hermano viajaron a Siria hace meses después de radicalizarse en Cardiff, según ha explicado su padre.

Según la CIA, hay al menos 30.000 combatientes extranjeros luchando con el Estado Islámico en Irak y Siria y las agencias de inteligencia advierten de que el regreso a sus países de origen es la mayor amenaza para la seguridad de Occidente.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente