Anterior Puigdemont pregunta a Montoro si responderá con su patrimonio por la "amnistía fiscal ilegal" Siguiente Prisión sin fianza para Villar y su hijo por lucrarse con la federación Arriba Ir arriba
Miembros de SOS Racismo reciben con gritos al alcalde de Vitoria
Miembros de SOS Racismo reciben con gritos al alcalde de Vitoria. EFE/LUIS TEJIDO

El alcalde de Vitoria dice que no quiso criminalizar a los inmigrantes cuando les acusó de fraude

  • SOS Racismo presentó un denuncia contra él por incitación al odio

  • Maroto (PP) acusó a los inmigrantes de fraude con las ayudas sociales

|

El alcalde de Vitoria, Javier Maroto (PP), ha asegurado este jueves que no quiso criminalizar a los inmigrantes cuando el pasado mes de julio les acusó de cometer fraude con las ayudas sociales. Maroto ha declarado ante el Fiscal Superior del País Vasco, Juan Calparsoro, tras la denuncia de SOS Racismo, por delitos de incitación al odio y contra los derechos de los extranjeros.

Entonces afirmó que los magrebíes vivían "principalmente de las ayudas sociales", que no tenían "ningún interés en trabajar o integrarse" y que era "escandaloso" el caso de los ciudadanos de origen argelino y marroquí que residen en la capital alavesa.

Ahora, ante el fiscal, que tendrá que decidir si archiva la querella o sigue adelante con ella, Maroto ha afirmado que él condena "cualquier tipo de acto violento, sea cual sea la motivación" y que su intención fue denunciar los fraudes en la percepción de las ayudas sociales, como la Renta de Garantías de Ingresos (RGI).

En este sentido, Maroto ha señalado este jueves que "el fraude en las ayudas sociales no distingue de razas ni religiones ni franjas de edad ni género ni número de miembros de la unidad familiar", ha asegurado según recoge Europa Press.

Acusa al resto de partidos de "consentir" el fraude

El alcalde de Vitoria, Javier Maroto (PP), ha acusado al resto de partidos de "conocer y consentir" el fraude en las ayudas sociales.

"Pido a todas las formaciones que se quiten la venda de los ojos y revisen una norma que permite el abuso y que haya personas que delinquen por la mañana y por la tarde cobran la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), y que concede sueldos vitalicios de 866 euros a personas en situación irregular", ha dicho en declaraciones a los medios de comunicación.

Maroto ha recordado que el fraude está cifrado en más de 20 millones de euros -según informó el departamento autonómico de Empleo y Políticas Sociales a una pregunta del PP en el Parlamento vasco- y ha criticado que ese dinero sea sufragado por "trabajadores que no ganan 800 euros al mes, autónomos y personas que han cotizado muchos años a la Seguridad Social y que ahora desconocen si cobrarán sus pensiones", informa Efe.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente