Anterior Trump anuncia que "no aceptará ni permitirá" a las personas transexuales servir en el Ejército Siguiente Mireia Belmonte completa la triple corona con su oro mundial en 200 mariposa Arriba Ir arriba
Símbolos de varias divisas en una casa de cambio de Hong Kong
Símbolos de varias divisas en una casa de cambio de Hong Kong. REUTERS REUTERS/Damir Sagolj

Multa de 2.700 millones de euros a cinco grandes bancos por manipular el mercado de divisas

  • Son UBS, Citigroup, JP Morgan, Royal Bank of Scotland y HSBC

  • El principal banco suizo deberá automatizar el 95% de su negociación

|

Los reguladores financieros de EE.UU., Reino Unido y Suiza han multado con 3.400 millones de dólares (unos 2.700 millones de euros) a cinco de los principales bancos internacionales -UBS, Citigroup, JP Morgan Chase, Royal Bank of Scotland y HSBC- tras comprobar que habían manipulado el mercado de divisas.

Esta sanción pone fin a una investigación de un año, coordinada entre las tres autoridades supervisoras, sobre cómo los encargados de divisas de los grandes bancos se ponían de acuerdo para fijar un tipo de cambio determinado. Además, las pesquisas se ampliaron a si esos traders compartieron información confidencial -incluida la de órdenes de compraventa de clientes- y si se aplicaron comisiones excesivas.

La investigación ha tenido como consecuencia la suspensión o despido de decenas de brokers de ese mercado, en el que se negocian cada día unos cinco billones de dólares.

UBS deberá automatizar el 95% de su negociación de divisas

El británico Barclays debería haber estado incluido en este pacto sancionador, pero la Autoridad de Servicios Financieros de Reino Unido (FCA, por sus siglas en inglés) ha explicado que la investigación en la actuación de ese banco aún continúa.

La mayor multa se ha impuesto al suizo UBS, que deberá pagar 661 millones de dólares a los reguladores británico y estadounidense y otros 134 millones de francos suizos a la autoridad financiera suiza, lo que suma un total de unos 720 millones de dólares (620 millones de euros).

Además, el regulador de Suiza (FINMA) ha ordenado a este banco -el más grande del país- automatizar al menos el 95% de su negociación en los mercados de divisas internacionales. También manda limitar los bonus que paga a sus traders de ese departamento y el de metales preciosos, tras encontrar evidencias de serias irregularidades, como el que esos pluses alcanzaran el 200% del salario base de dos años.

En cuanto al resto de entidades, Citigroup tendrá que pagar 668 millones de dólares (535 millones de euros), JP Morgan Chase abonará 662 millones de dólares (530 millones de euros), Royal Bank of Scotland está multado con 634 millones de dólares (508 millones de euros) y HSBC, con 618 millones de dólares (495 millones de euros).

La parte de sanción correspondiente a la FCA británica -unos 1.700 millones de dólares- ha eclipsado a la de 733 millones que se impuso a varios bancos del país por la manipulación del líbor y el euríbor, referencias de los tipos de intereses.

El personal del Banco de Inglaterra no estuvo implicado

Dentro de la investigación sobre la manipulación del mercado de divisas, el Banco de Inglaterra ha realizado su propia inspección interna que ha concluido que ninguno de sus funcionarios o miembros del personal estuvo implicado en ese tipo de actuaciones ilegales.

El supervisor bancario sí ha informado de que uno de sus empleados sabía que los traders de los bancos estaban compartiendo información sobre órdenes de clientes con el objetivo de casar compraventas, una conducta que -según el banco central- no es inadecuada pero aumenta el potencial de caer en comportamientos irregulares.

El Banco de Inglaterra asegura que su funcionario estaba en contra de esas conductas, pero no las denunció, lo que -asegura el supervisor- "constituyó un error de juicio que merece ser criticado". Sin embargo, indica que esas críticas deben ser limitadas, "ya que esa persona no actuó de mala fé" y no conocía los términos específicos en que se estaban realizando esos comportamientos.

Poco después se ha conocido que el banco central británico ha despedido al operador jefe de divisas de la institución, Martin Mallett, aunque ha insistido en que esa medida no está relacionado con la investigación interna realizada por la entidad sobre la manipulación del mercado de divisas.

"Siguiendo un proceso disciplinario al margen de la investigación realizada por Lord Grabiner, el operador jefe en divisas -quien permanecía suspendido desde marzo- ha sido despedido el 11 de noviembre por una falta grave en relación con el cumplimiento de las políticas internas de la institución", ha señalado el Banco de Inglaterra.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente