Anterior El Parlament balear prohíbe la muerte del toro durante las corridas Siguiente I Arriba Ir arriba
El exsuegro de Pujol Ferrusola reconoce que cobró una comisión del 1% por la venta de unos terrenos

El exsuegro de Pujol Ferrusola admite que cobró una comisión del 1% por la venta de unos terrenos

  • Declara ante el juez que había negociado un 3% y finalmente cobró el 1%

  • El hijo mayor del expresidente catalán, imputado por comisiones ilegales

  • Entre los once interrogados, hay familiares de su exmujer y varios empresarios

|

Ramón Gironés Pagès, exsuegro de Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresidente catalán imputado por el presunto cobro de comisiones ilegales, ha reconocido este miércoles ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que cobró una comisión del 1% por la venta de unos terrenos en Hospitalet de Llobregat, por la que en un principio había negociado el 3%, a cambio de su mediación ante el Ayuntamiento de Barcelona que pudo haber facilitado la recalificación.

Gironés es uno de los once imputados a los que Ruz ha tomado declaración este miércoles, siete de ellos empresarios, en su causa sobre el origen de la fortuna en el extranjero de Jordi Pujol Ferrusola, con quien presuntamente habrían colaborado en el cobro de comisiones ilegales a cambio de su mediación en la adjudicación de contratos públicos.

Ramón Gironés trabajaba como director de Servicios del Distrito I de Barcelona y en el Conseill Comarcal de Barcelona de Juventud y Becas de Comedor. En su declaración ha asegurado no tener relación con el negocio inmobiliario, salvo en lo que se refiere a la compra de los terrenos en Hospitalet de Llobregat y ha insitido en que su contacto con Pujol Ferrusola no iba más allá de "comer juntos los domingos".

"Se le abrió el cielo"

Según fuentes presentes en el interrogatorio, Gironès ha explicado que el propietario de los terrenos y dueño de la empresa Focio le dijo que tenía problemas para conseguir que el Ayuntamiento de Barcelona recalificara los terrenos y él se ofreció para ponerle en contacto con el arquitecto de ese consistorio Xavier Corominas, quien hoy también ha declarado como imputado.

Después, ha asegurado que se le "abrió el cielo" cuando los participantes en la compra de esos terrenos le anunciaron que en caso de culminarse la venta, le pagarían una comisión del 3% sobre el monto total de la operación. Después, ha asegurado, le comunicaron que era mucho dinero y le ofrecieron un 1%, cantidad que, según ha declarado, aceptó.

La factura por ese 1% se libró a nombre de su mujer, Mercé Riera, ha asegurado Ramón Gironés, "por elegancia", dado que él trabajaba para una administración pública y su gestor fiscal le recomendó que lo hicieran así, y su mujer, se limitó a "firmar".

En este sentido, el exsuegro de Pujol Ferrusola ha asegurado que intercedió ante el entonces funcionario del Ayuntamiento de Barcelona Xavier Corominas, para propiciar la solución de ciertas dificultades sobre la recalificación que tenía Pujol, para culminar la venta, y que le ofreció repartirse la comisión en caso de cobrar, un extremo que Corominas ha negado después ante el juez.

Su mujer, Mercé Riera, ha declarado después y se ha presentado como una mujer dedicada a su familia y desconocedora de los negocios de su marido y de su exyerno, al que solo veía "los domingos para comer".

También el excuñado de Pujol Ferrusola ha asegurado ante el juez que no sabe nada, a pesar de ser administrador de una de las empresas del entramado, ya que según él se limitaba a firmar y asistir a las reuniones sin tomar ninguna decisión. Según él, le colocaron como administrador por la confianza personal de su hermana.

Mientras, el empresario Xavier Corominas ha explicado que conoce al primogénito del expresidente catalán desde 1988, ha negado que Gironés le ofreciera repartir la comisión y ha asegurado que cobró del comprador y el vededor en forma de cuatro cheques por un monto total de 300.000 euros, lo que representa el 1% de la operación.

Empresarios hablan de trabajos reales de mediación

El interrogatorio ha comenzado por la mañana con el empresario Xavier Tauler Ferre, consejero delegado de la constructora Copisa (cuya empresa facturó numerosos trabajos a Pujol Ferrusola), que ha respondido ante el juez por espacio de una hora.

Tauler ha asegurado en su declaración que lleva 26 años trabajando en Copisa, vinculado al área de construcción. El empresario ha reconocido la labor de intermediación de Pujol a cambio de comisiones de entre el 1% y el 2%, y ha señalado que la colaboración entre ambos solo tuvo respaldo verbal, no hubo contrato, y el único documento existente son las facturas de cobro.

Un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía atribuía a Tauler un papel preponderante en el entramado de comisiones ilegales a cambio de trabajos supuestamente inexistentes.

También han sido citados a declarar otros seis empresarios cuyas sociedades habrían facturado trabajos al primogénito del expresidente catalán que la Policía considera inexistentes. Todos ellos están imputados por delitos de blanqueo de capitales, contra la hacienda pública y falsedad en documento mercantil.

Uno de los empresarios que ha declarado es Carlos Sumarroca Claverol, quien ha asegurado que su empresa, Comsa-EMTE, de la que es vicepresidente, nunca se vio favorecida por la Generalitat de Cataluña en la concesión de adjudicaciones, ha insistido en que sus tratos con el hijo de Jordi Pujol tienen soporte documental y su idea es aportar al juzgado todas las facturas y documentos.

El empresario y su padre, Carles Sumarroca Coixet, han llegado a declarar acompañados por un portavoz que ha manifestado el malestar de la familia por datos "inexactos" contenidos en el informe de la UDEF sobre su relación con el primogénito de los Pujol Ferrusola.

Sumarroca Coixet ha declarado ante el juez que su empresa suscribio un contrato con Pujol Ferrusola en 2008, con una duración de un año, para que les asesorase en la búsqueda de clientes para su filial en México, y que fue el propio primogénito de los Pujol quien ofreció sus servicios.

Mediación para proyectos en el extranjero

Tanto Tauler como otros tres empresarios han reconocido el pago de estas comisiones por intermediar en negocios, aunque solo uno ha presentado un contrato escrito para demostrarlo, ya que el resto ha afirmado que se basaban en contratos verbales.

Luis Delso, presidente de Isolux, ha dicho que le pagó 1,2 millones por interceder en la adjudicación de autopistas en México, un proceso que estaba dando muchos problemas a su empresa, y ha reconocido que cuando Pujol Ferrusola actuó en ese país desaparecieron todas las trabas para presentarse al concurso.

También le pagó 600.000 euros para que consiguiera un contrato eléctrico en Gabón. Ambas intermediaciones estaban exclusivamente basadas en contratos verbales y Delso ha reconocido no controló si Pujol Ferrusola realizaba efectivamente alguna gestión porque se fiaba de él.

Otro empresario, Alejandro Guerrero, ha explicado que Pujol Ferrusola le ofreció construir apartamentos en Ibiza, Vich y L'Hospitalet, negocios en los que consiguió inversores y cobró honorarios de hasta 1,5 millones, en el caso de este último municipio (2,5% de comisión).

Gustavo Buesa, amigo del primogénito de los Pujol, ha negado que intercediera para conseguir licencias municipales para su empresa de basuras, en la que entró como socio, aunque ha reconocido que le pagó comisiones por intentar expandir su negocio en México.

A diferencia del resto de empresarios con excepción de Sumarroca, Buesa ha presentado documentación para probar que Pujol Ferrusola hizo efectivamente estos trabajos de intermediación en el país centroamericano.

El jueves y el viernes seguirá con los interrogatorios

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 también interrogará el jueves y el viernes a otras 27 personas relacionadas con Pujol Ferrusola y su esposa, Mercè Gironés, imputados en la causa por un delito de fraude fiscal y otro de blanqueo de capitales. Entre ellos se encuentran los representantes de las empresas que habrían hecho pagos al matrimonio y Jordi Puig i Godés, hermano del 'conseller' de Empresa y Ocupación, Felip Puig.

A pesar de que Pujol Ferrusola negó ante el juez el pasado 15 de septiembre que tuviera cuentas en el extranjero, el citado auto revelaba que movió el pasado 4 de agosto, seis días después de ser citado a declarar en la Audiencia Nacional, un total de 2,4 millones de euros desde una cuenta en Andorra hasta otra en México.

Ruz investiga, en concreto, las transacciones de hasta 8,5 millones de euros que 17 empresas del ámbito de la construcción y los servicios que "directa o indirectamente" declararon "ingresos procedentes de distintos organismos públicos de Cataluña" realizaron a cinco sociedades propiedad de Pujol Ferrusola y su esposa (Iniciatives, Marketing i Inversions, Project Marketing Cat, Inter Rosario Port Services, Active Translation e Iberoamericana de Business and Marketing).

Según un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) que obra en el procedimiento, Pujol Ferrusola y su esposa habrían recibido estas "millonarias comisiones no justificadas" por intermediar supuestamente en operaciones urbanísticas e inmobiliarias, participar en la compra y venta de participaciones mercantiles y ofrecer asesoramiento sobre distintos negocios.

El hijo mayor del expresidente de la Generalitat de Cataluña declaró el pasado 15 de septiembre ante el juez y negó la acusación de su exnovia María Victoria Alvarez de haber llevado bolsas repletas de billetes de 500 euros a bancos de Andorra. "La gente no va por la vida así", aseguró, según fuentes de su defensa.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente