Anterior Los padres del bebé Charlie Gard abandonan la batalla legal para tratarle: "Es demasiado tarde" Siguiente Unanimidad parlamentaria para sentar las bases del pacto de Estado contra la violencia de género Arriba Ir arriba

El antecesor de Jesús Terciado niega que facturara a Cepyme honorarios de sus empresas

  • El expresidente de Cepyme contradice lo manifestado por el propio Terciado

  • El secretario general de Cepyme: "Todo se ha hecho correctamente"

  • También ha declarado ante el juez el gerente de Cepyme, Vilar Martínez

  • Han quedado en libertad con cargos tras declarar por estafa y falsedad

|

El expresidente de Cepyme Jesus Bárcenas ha negado este miércoles ante el juez que investiga los presuntos cobros irregulares a la organización por parte de su sucesor, Jesús Terciado, a través de empresas de su propiedad, que él haya facturado honorario alguno de las suyas.

De esta forma, ha contradicho lo manifestado en su día por el propio Terciado, que el pasado verano afirmó al juez que esta práctica estaba vigente en la confederación "durante los mandatos anteriores".

Bárcenas ha comparecido como imputado ante el titular del Juzgado de instrucción número 33 de Madrid junto al secretario general, José Alberto González-Ruiz, y el gerente de la confederación, José Manuel Vilar Martínez, por los más de 300.000 euros que Terciado facturó a Cepyme como consultor a través de las empresas Ingasert y Tecrucyl, ambas administradas por Terciado.

Fuentes jurídicas han señalado a Europa Press que ninguna de las partes -tanto abogados como el fiscal- han solicitado la imposición de medidas cautelares a ninguno de los tres imputados, que han quedado en libertad con cargos.

Bárcenas dice que solo cobraba por su trabajo como presidente

Bárcenas ha defendido además que la única retribución que recibió fue por su trabajo como presidente, por lo que recibía alrededor de 5.000 euros mensuales, a los que se aplicaba un 35% de la retención de IRPF.

También ha concretado que los rendimientos de trabajo incluyen "las retribuciones de los administradores y miembros de los Consejos de Administración, de las Juntas que hagan sus veces y demás miembros de otros órganos representativos".

No obstante, ha precisado que había otros gastos de representación que asumía Cepyme por su condición de presidente, como el alquiler de un coche para sus desplazamientos.

Según han informado a Europa Press fuentes jurídicas, Bárcenas ha aportado al juez documentación que acreditaría que nunca facturó a Cepyme a través de su empresa.

"Todo se ha hecho correctamente"

Por su parte, el secretario general de Cepyme ha señalado a su salida de los juzgados que él comenzó a ostentar este cargo en diciembre de 2012, mientras que los hechos investigados son anteriores, por lo que ha atribuido su imputación a un "probable error" de los denunciantes.

Ha explicado que ya a su llegada existía un contrato de alta dirección que había firmado Terciado, y ha mostrado su convencimiento de que "todo se ha hecho correctamente".

En este sentido, ha subrayado que "esas remuneraciones han sido comunicadas a la asamblea y órganos de gobierno" de Cepyme y ha recordado que la confederación se encuentra inmersa en un proceso de control interno y auditorías externas que garantizan su "política de transparencia". "Sus cuentas reflejan su imagen fiel", ha concluido.

Denuncia de empresarios salmantinos

La investigación parte de la denuncia de tres miembros de la Confederación de Empresarios de Salamanca (Confaes): el secretario general, Bernabé Gascón; el tesorero, Benjamín Castro y el asesor jurídico, Ricardo Andrés.

La Fiscalía pidió seguir adelante con la investigación al entender que había elementos probatorios que apuntan a que los hechos investigados pudieran ser constitutivos de delito de falsedad y estafa o apropiación indebida.

Tras ello, Terciado dimitió el pasado 5 de noviembre como presidente de Cepyme y, cinco días más tarde, abandonó también la patronal abulense.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente