Anterior Israel restringe la entrada en la Explanada de las Mezquitas ante la tensión por el rezo musulmán del viernes Siguiente I Arriba Ir arriba
El capitán del 'Sewol', Lee Jun-Seok junto a otros mienbros de la tripulación en la corte de Gwangju antes de la lectura de la setencia.
El capitán del 'Sewol', Lee Jun-Seok junto a otros mienbros de la tripulación en la corte de Gwangju antes de la lectura de la setencia. AFP AFP PHOTO / POOL / Ed Jones

Condenan a 36 años de cárcel al capitán del ferry surcoreano 'Sewol', hundido en abril

  • Ha sido declarado culpable de homicidio accidental

  • El capitán huyó del buque abandonando a los pasajeros

|

El capitán del buque Sewol, cuyo naufragio el pasado abril dejó 304 muertos en una de las mayores tragedias de la historia de Corea del Sur, ha sido condenado este martes a 36 años de cárcel por un tribunal del país asiático, según ha informado la cadena de televisión local YTN.

El Tribunal de Distrito de Gwangju (suroeste del país) ha declarado a Lee Joon-seok, de 68 años, culpable de homicidio accidental ya que escapó del buque sin atender a la seguridad de los pasajeros durante el naufragio del 16 de abril, en el que murieron 304 personas y otras nueve están desaparecidas.

La sentencia publicada este martes ha puesto fin al juicio iniciado en junio contra el capitán -para el que los fiscales habían pedido pena de muerte- y otros 14 tripulantes del Sewol.

Los fiscales exigieron también cadena perpetua para otros tres tripulantes, que al igual que el capitán estaban acusados de homicidio por negligencia grave, un cargo similar al de asesinato en primer grado en otros códigos penales.

Profunda conmoción nacional

Para los otros 11 miembros de la tripulación la Fiscalía solicitó entre 15 y 30 años por conducta negligente con resultado de muerte.

Según la Fiscalía, el capitán y los 14 miembros de la tripulación retrasaron la orden de evacuación y omitieron su deber de socorro al abandonar el buque mientras se hundía.

El hundimiento del Sewol causó una conmoción nacional en Corea del Sur y acarreó fuertes críticas al gobierno de la presidenta Park Geun-hye y la dimisión del primer ministro.

Los cuerpos de nueve de los 304 fallecidos siguen desaparecidos, mientras los servicios de rescate tratan de recuperarlos desde hace meses en el interior del barco hundido en aguas del suroeste del país, una tarea difícil por las fuertes corrientes.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente