Anterior Un hombre hiere con un cuchillo a un policía en la frontera de Melilla al grito de "Alá es grande" Siguiente Mariano Rajoy, testigo de Gürtel y primer presidente que declara en un juicio Arriba Ir arriba
Kenneth Bae (derecha) ha comparecido ante los medios nada más llegar a suelo estadounidense tras ser liberado por Pyongyang
Kenneth Bae (derecha) ha comparecido ante los medios nada más llegar a suelo estadounidense tras ser liberado por Pyongyang REUTERS REUTERS/Anthony Bolante

Bae y Miller, los estadounidenses liberados por Corea del Norte, llegan a EE.UU.

  • EE.UU. agradece a sus aliados internacionales sus esfuerzos para liberarles

  • Bae cumplió en noviembre dos años encerrado en el país comunista

  • Miller fue condenado a seis años de trabajos forzados por el TS del país

|

Los ciudadanos estadounidenses Kenneth Bae y Matthew Todd Miller han llegado a EE.UU. tras haber sido liberados por Corea del Norte.

Un Boegin C-40 ha trasladado a Bae y Miller a suelo estadounidense, donde han aterrizado a las 9 p.m., hora local, en la Base Lewis-McChord, próxima a la ciudad de Tacoma, en el estado de Washington. Allí les han recibido entre abrazos sus familiares y, minutos después, Bae ha comparecido ante los medios.

"Han sido dos años increíbles, he aprendido mucho, he crecido mucho, he perdido mucho peso... pero me mantengo fuerte por todos vosotros, gracias a todos por haber estado ahí en un momento así", ha declarado.

Bae ha aprovechado su comparecencia para agradecer sus esfuerzos al presidente Barack Obama y al gobierno norcoreano por aceptar su liberación.

Una liberación que fue "prioritaria"

"Podemos confirmar que los ciudadanos estadounidenses Kenneth Bae y Matthew Todd Miller han recibido permiso para abandonar la República Popular Democrática de Corea (DPRK, en inglés)", anunciaba este sábado la oficina del Director Nacional de Inteligencia de Estados Unidos (DNI, en inglés), James Clapper. .

El Gobierno estadounidense, que ha facilitado el regreso al país de ambos ciudadanos, aplaudía en la nota la decisión de liberarlos por parte de Pyongyang y agradecía a sus aliados internacionales "especialmente al Gobierno de Suecia, por sus incansables esfuerzos para ayudar a asegurar su liberación".

"La seguridad y el bienestar de los ciudadanos estadounidenses en el extranjero es la prioridad más alta del Departamento de Estado, y Estados Unidos ha pedido desde hace tiempo a las autoridades de Corea del Norte que liberasen a estas ciudadanos por razones humanitarias", ha dicho en otra declaración paralela la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.

"Nos unimos a sus familiares y amigos para darles la bienvenida a casa", ha agregado.

Ambos cumplían condena en el país

Bae, condenado a trabajos forzados en Corea del Norte, cumplió el pasado 3 de noviembre dos años encerrado en el país comunista.
Misionero protestante de 46 años y origen surcoreano, fue detenido el 3 de noviembre de 2012 mientras llevaba a cabo labores de divulgación religiosa aunque el régimen norcoreano le condenó por un delito tipificado como "intento de derrocar al régimen".

Miller fue condenado el pasado septiembre a seis años de trabajos forzados por el Tribunal Supremo del país por considerar que cometió "actos hostiles" contra Corea del Norte, donde fue retenido hace siete meses.

El joven de 24 años viajó como turista a Pyongyang y fue arrestado el pasado 26 de abril por su "comportamiento agresivo".

Fowle quedó en libertad en octubre

Corea del Norte puso en libertad el pasado 21 de octubre a otro ciudadano de Estados Unidos, Jeffrey Fowle, y alegó que la acción respondía a las "reiteradas peticiones" del presidente Barack Obama.

En años pasados, el régimen norcoreano ha liberado a diversos ciudadanos estadounidenses tras complejas rondas de negociaciones diplomáticas.

En 2009, gracias a la mediación del expresidente Bill Clinton, Pyongyang liberó a dos periodistas de Estados Unidos detenidas por entrada ilegal y condenadas a 12 años de trabajos forzados, mientras que en 2010, Jimmy Carter, participó en las negociaciones para liberar a Aijalon Mahli Gomes, condenado a ocho años por entrar también ilegalmente en el país.

Con la liberación de Bae y Miller, ya no hay ningún ciudadano de Estados Unidos apresado por Pyongyang.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente