Anterior Al menos 16 soldados afganos muertos por error en un ataque del Ejército americano Siguiente El cine iberoamericano celebra su cuarta fiesta en Madrid con la mira puesta en potenciar la industria Arriba Ir arriba
El Gobierno cree que el recurso de Mas al TC para que reconsidere la suspensión del 9N no es coherente

El Gobierno insiste en que el referéndum no se va a celebrar e invita a Mas a la "reflexión"

  • Sáenz de Santamaría advierte a Mas que la "prudencia no es mala consejera"

  • Asegura que Mas no puede llevar a los ciudadanos al incumplimiento de la ley

|

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha insistido en que el presidente de la Generalitat, Artur Masno puede llevar a los ciudadanos a "forzarles al incumplimiento de la ley" y le ha advertido que la "prudencia no es mala consejera". Así, le ha preguntado "qué más necesita" para renunciar a la consulta que los fallos del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo.

"Invito al presidente de la Generalitat y a la Generalitat a la reflexión porque el referéndum no se va a celebrar", ha asegurado la vicepresidenta en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El Gobierno insiste en que el referéndum no se va a celebrar e invita a Mas a la "reflexión"

Sáenz de Santamaría no ha precisado qué medidas podría tomar el Gobierno ante el 9N, pero ha señalado que Cataluña no va a estar "en mejor condición que el resto". "Nuestras relaciones con todas las comunidades autónomas no las cambia ningún tipo de proceso, lo que sea, de este tipo. Somos Gobierno de toda España", ha matizado.

"No hay garantía democrática"

Asimismo, Sáenz de Santamaría ha señalado que el referéndum no cabía en la Constitución y que los efectos de la votación "no tienen ninguna garantía democrática".

"No hay un censo, no hay unas mesas con un presidente, unos vocales y unos interventores llamados a controlar la veracidad de ese resultado. Estamos hablando de otras cuestiones", ha añadido.

"Todo lo que sea ayudar a los catalanes a que vivan mejor, ahí vamos a estar", ha asegurado.

Los ciudadanos no tienen por qué "soportar la incertidumbre" de si tendrán problemas por incumplir la ley

La vicepresidenta del Gobierno ha insistido en que Mas tiene la obligación de cumplir la ley y respetar las decisiones de los tribunales, pero además no puede hacer lo que está haciendo ante la consulta del 9 de noviembre: poner a los ciudadanos en la tesitura de tener que incumplir las leyes.

"Se les está poniendo en la tesitura de que dejen de cumplirla y ésa es una obligación que no tienen por qué soportar", ha manifestado, para insistir en que ya que Mas no ha "adoptado determinados acuerdos formales" no puede pretender ahora que "otros asuman las responsabilidades de ese proceso".

Así, le ha pedido que, "al menos en eso, respete a los catalanes" y, aunque tal vez él considere que está "por encima del bien y del mal" o "por encima de la ley", no haga que ningún funcionario, ningún ciudadano y tampoco ningún responsable político tenga que tomar decisiones que "le puedan generar la más mínima intranquilidad".

"Es que en estos días muchos ciudadanos están muy intranquilos", ha considerado Sáenz de Santamaría, quien ha explicado que ya no se trata solo de que Mas cumpla o no la ley, sino de que coloque a otros ciudadanos ante una incertidumbre que no tienen "por qué soportar".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente