Anterior Sánchez avisa a Podemos: "Pueden ser la coartada para la declaración unilateral de independencia" Siguiente La Fiscalía ordena a los Mossos precintar los colegios electorales Arriba Ir arriba
521781441
El senador Mark Warner, durante una conferencia de prensa AFP AFP Photo/Paul J. Richards

Los demócratas retienen el escaño del Senado en Virginia tras una ajustada contienda

  • Fue uno de los grandes triunfos de Obama en 2008 y 2012

  • Eleva a 46 el número de escaños que tendrán los demócratas en el Senado

  • Los resultado de los estados de Alaska y Luisiana aún están pendientes

|

El demócrata Mark Warner ha retenido su escaño en el Senado de Estados Unidos por el estado de Virginia por un estrecho margen de apenas 17.000 votos ante su rival republicano, Ed Gillespie, quien este viernes ha admitido su derrota en las elecciones legislativas del martes.

Nadie esperaba que la contienda por el escaño de Virginia fuera tan ajustada y, aunque Warner se proclamó vencedor el mismo martes, Gillespie evaluó incluso pedir un recuento de los votos por el estrecho margen entre ambos. Virginia, que no era demócrata desde los años 60, fue uno de los grandes triunfos del presidente, Barack Obama, en 2008 y 2012.

La victoria en Virginia eleva a 46 el número de escaños que tendrán los demócratas en el Senado a partir de enero, frente a los 52 de los republicanos.

Alaska y Luisiana, pendientes

En las elecciones del pasado martes los republicanos solo necesitaban arrebatar seis escaños a los demócratas para pasar a controlar el Senado, pero les quitaron siete (Virginia Occidental, Dakota del Sur, Arkansas, Montana, Colorado, Iowa y Carolina del Norte).

En Alaska, todavía no hay ganador porque el recuento continúa, mientras que en Luisiana se celebrará una segunda vuelta el 6 de diciembre porque ninguno de los candidatos logró hacerse con la mitad más uno de los votos, requisito para proclamarse vencedor el martes. Cuando Obama inauguró su presidencia en 2009, el Senado y la Cámara de Representantes eran demócratas.

En 2010, los republicanos asestaron un duro golpe a su presidencia haciéndose con el control de la Cámara Baja, y el martes consumaron su avance al lograr la mayoría en el Senado.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente