Anterior El Celta aprovecha los errores del Eibar y golea en Ipurúa Siguiente Merkel gana las elecciones por cuarta vez y la extrema derecha entra en el Parlamento alemán Arriba Ir arriba
Votación en una escuela de peluquería de Chicago usada como colegio electoral este martes. REUTERS REUTERS/Jim Young

Las caras destacadas del nuevo Congreso estadounidense... con la mira puesta en 2016

  • McConnell liderará a los republicanos del Senado, incluida la veterinaria Ernst

  • Coincidirán con figuras del Tea Party, y suenan más nombres para la Casa Blanca

|

Las elecciones legislativas de mitad de mandato celebradas en Estados Unidos han dejado un Congreso dominado por los republicanos y con nuevas caras que pueden ganar peso de cara a 2016, año en el que se celebrarán las presidenciales.

Estos han sido algunos de los protagonistas de los comicios del martes 4 de noviembre:

McConnell, líder en el lado oscuro

"Ha llegado Darth Vader", llegó a decir de sí mismo el senador republicano Mitch McConnell al llegar hace unos años a una rueda de prensa, abrazando las críticas por su semblante duro y aséptico como el personaje de la Guerra de las Galaxias, recuerda Efe.

Senador desde 1984 y líder de la minoría republicana desde 2007, McConnell ha visto peligrar su escaño en las últimas semanas ante su rival demócrata Alison Grimes, pero finalmente lo ha retenido y seguirá dirigiendo a los conservadores pero ahora como mayoritarios.

Ello lo convertirá en uno de los hombres más poderosos del país, aunque el relativo poco aprecio que despierta en las bases republicanas hacen inverosímil que aspire a la Casa Blanca. Más bien, parece que le toca hacer un trabajo sucio en los próximos dos años.

"Hay que parar a esta gente. Y eso vamos a hacer a partir de la noche del martes", arengaba esta semana ante sus votantes de Kentucky en referencia a la Administración del presidente demócrata, Barack Obama.

Aunque muchos critican su falta de carisma, con 72 años y una larga carrera politica no ha protagonizado grandes escándalos.

Ernst, del establo al Senado

Hasta hace poco más de medio año, Joni Ernst era prácticamente desconocida no solo en Estados Unidos, sino en su propio estado de Iowa, donde era una simple parlamentaria republicana.

Todo cambió cuando, para promocionarse en las primarias como candidata de los conservadores al Capitolio, hizo un anuncio de televisión donde explicó que había crecido “castrando cerdos” y que eso le sería útil a la hora de desenvolverse en Washington…

Un mensaje polémico y simple, pero muy efectivo, habida cuenta del desprestigio de la política federal y los cientos de miles de visitas que tuvo el spot. Una de las claves de esta (y anteriores campañas) es presentarse como alguien lo más lejano al establishment, y en este caso Ernst se promocionó como una veterinaria llegada a la política hace menos de una década y que hasta 2004 participó activamente en el Ejército sirviendo incluso en la misión para derrocar al régimen iraquí de Sadam Husein (desde el vecino Kuwait en su caso).

En su siguiente anuncio, se mostró orgullosa de llevar siempre consigo un arma y demostró sus dotes de tiradora de precisión.

Rompiendo moldes, Ernst recibió jugosas donaciones, ganó las primarias y finalmente ha conseguido su objetivo y ha dado a los republicanos un escaño en el Senado por Iowa por primera vez en 30 años. Habrá que ver si sigue haciéndose un hueco en el escenario nacional.

Stefanik, la congresista más joven de la historia

Con 30 años, Elise Stefanik se ha convertido en la mujer más joven de la historia de EE.UU. que tendrá un asiento en el Capitolio.

Concretamente, entrará en la Cámara de Representantes tras imponerse de forma aplastante en el 21º distrito de Nueva York, que llevaba desde 1993 en manos de un demócrata.

Muchos ven en ella una esperanza para los conservadores, como demuestran los apoyos que ha tenido en esta campaña, por ejemplo, el presidente y el líder republicano en la Cámara, John Boehner y Kevin McCarthy, respectivamente.

Pese a su juventud, no será una extraña en Washington, ya que trabajó como asesora en la administración Bush en el área de política interior. Después trabajó en la campaña del candidato republicano a la vicepresidencia Paul Ryan en 2012.

Luego regresó Nueva York para trabajar en el área del marketing. Ahora va a tener ocasión de poner en práctica sus habilidades para venderse en el mejor escaparate de la política estadounidense.

Shaheen, referente demócrata de la igualdad

En el lado demócrata, han sido pocos los candidatos que han salido airosos de estas elecciones. Pero quizá la que más satisfecha de su resultados puede estar es la senadora de New Hampshire Jeanne Shaheen, que ha conservado su escaño

Shaheen entró en el Parlamento de su pequeño estado en 1990, luego fue gobernadora y en 2008 llegó al Senado con la ola del ‘Yes we can’. Pero mientras muchos de sus compañeros de filas han sido derrotados, ella se ha impuesto en una dura campaña frente a los ataques republicanos.

Con 67 años, y más bien conservadora en lo moral, ha prometido que en esta segunda legislatura sus prioridades serán eminentemente sociales, como la subida del salario mínimo, las ayudas a quienes no pueden pagar la hipoteca y, sobre todo, la igualdad laboral efectiva entre hombres y mujeres, sobre todo después de que su rival conservador desprestigiase sus iniciativas en este sentido.

Además, se da la circunstancia de que Shaheen ha formado parte de una insólita delegación 100% femenina en el Congreso, ya que el otro escaño del Senado por New Hampshire lo ocupa una senadora y, en estos dos últimos años, los dos asientos de la Cámara también eran para dos mujeres (aunque una lo acaba de perder este martes).

Así que de forma más o menos voluntaria, esta senadora se está convirtiendo en un referente de la igualdad en Washington...

...Y los de siempre

Aunque de momento, parece que la primacía entre las mujeres políticas lo sigue teniendo su compañera Hillary Clinton, que parece la figura de los demócratas mejor posicionada para emprender la carrera presidencial de 2016.

Aunque también suenan otros nombres, como los del veterano senador Bernard Sanders (formalmente independiente), el gobernador de Maryland, Martin O’Malley, o la senadora por Massachusetts Elizabeth Warren.

Por parte de los republicanos, los más repetidos en las quinielas siguen siendo los que despuntaron en las anteriores elecciones, los ultraconservadores del Tea Party Ted Cruz, Marco Rubio o Rand Paul, o el más moderado gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, inverosímil superviviente de un escándalo a comienzos de año. Y en las últimas fechas también suena el nombre del gobernador de Florida, Jebb Bush, hermano del expresidente George W. Bush.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente