Enlaces accesibilidad

Blesa, Rato y Barcoj gastaron miles de euros en hostelería, viajes, autopistas, joyas y arte sacro

Por
Blesa, Rato y Barcoj gastaron miles de euros en comidas, viajes y joyas con las tarjetas opacas

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa gastó más de 6.150 euros con la tarjeta opaca en un solo día en hoteles y restaurantes, en marzo de 2005. También utilizó la visa para desembolsar casi 12.600 euros en un viaje en abril de 2006, un mes después cargó 3.700 euros en un hotel de lujo y en julio 13.150 euros en otro viaje.

Así consta en el desglose de los gastos efectuados por los consejeros de Caja Madrid, que disfrutaron de visas entre 2003 y 2012, a las que cargaron hasta 15,5 millones de euros sin justificar. Por esta causa, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, ha imputado a Blesa, al expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, y al ex director general de Caja Madrid, Ildefonso Sánchez Barcoj.

Blesa también usaba la tarjeta para abonar compras en supermercados por un importe aproximado de 2.000 euros, un gasto recurrente que repitió en los meses de diciembre de 2003, 2004, 2005 y 2006 en el mismo establecimiento. En 2007, la factura del súper sumó 3.120 euros, pero fue aún más alta en 2008, más de 3.300 euros. En 2009 la cuantía descendió a algo más de 1.400 euros.

Joyas y marroquinería de lujo

En la víspera de Reyes de 2004 compró joyas por un total de 2.100 euros. En Nochebuena de 2005, el expresidente de la caja desembolsó en la misma joyería de lujo 2.350 euros. En 2008, Blesa cargó a la tarjeta casi 2.000 euros en artículos de marroquinería de alta gama.

En marzo de 2007, Blesa gastó 5.500 euros en tres cargos en un taller mecánico, dinero que se reintegró, y al día siguiente se compró un metrobús con la tarjeta. Un año más tarde, el expresidente de la caja desembolsó 10.200 euros en tres días, incluida una factura del hotel de cinco estrellas Ritz-Carlton por más de 8.900 euros.

A lo largo de su mandato realizó numerosas disposiciones de efectivo. Como ejemplo, en 2008 Blesa sacó 600 euros del cajero en 18 ocasiones y también retiró 500 euros en el extranjero. En total, 11.300 euros en ese ejercicio.

Aparecen también cargos de menor cuantía, como llamadas en cabinas telefónicas en junio de 2007 de 0,29 céntimos a 21 euros o recargas de teléfonos móviles por 10 euros. El último gasto que realizó con la tarjeta fue una compra en electrónica por más de 4.000 euros en unos grandes almacenes, el 28 de enero de 2010.

Rato gastó más de 3.500 euros en alcohol en un día

Tres días más tarde, el nuevo presidente de Bankia Rodrigo Rato se estrenaba en el cargo con un gasto de menos de 100 euros en gasolina con la tarjeta opaca al fisco. Hasta el 24 de noviembre de 2010, Rato pasó a Caja Madrid gastos por 44.200 euros que no ha reembolsado. En este periodo el cargo más alto que realizó Rato a la tarjeta fue un viaje de esquí en marzo de 2010 por 2.086 euros.

En el desglose, figuran movimientos en restaurantes de 4 y 5 tenedores, billetes de avión, hoteles de lujo, balnearios, casinos y entradas de espectáculos. En febrero de 2008, Rato gastó unos 1.850 euros en solo cuatro días en clubs, salas de fiesta, pubs, discotecas y bares.

Entre el 28 de noviembre de 2010 y el 7 de mayo de 2012, día en que dimitió como presidente de Bankia, realizó 272 movimientos con su tarjeta hasta alcanzar 54.837 euros. Estos importes facturados a Bankia ya han sido devueltos.

Rato cargó a su tarjeta de crédito gastos en un solo día de 3.547 euros en bebidas alcohólicas en marzo de 2011 y desembolsó más de 2.400 euros en una tienda de arte sacro.

El exvicepresidente económico gastó casi 1.000 euros en una zapatería, y realizó hasta 18 retiradas en efectivo, 17 de ellas de 1.000 euros en cajeros de su entidad. También la usaba para pequeños gastos diarios como compras de medicamentos. El día que abandonó el grupo, el exdirector gerente del FMI se despidió con un pago en un restaurante por 341,63 euros.

Barcoj la usó para viajes de lujo y peajes de autopista

El ex director general de Caja Madrid Ildefonso Sánchez Barcoj cargó en su tarjeta de crédito de Bankia entre finales de 2010 y 2012 gastos tan variados como los 3.356 euros abonados en el supermercado de unos grandes almacenes a los 9,30 euros de un billete de transporte público de Madrid o diversos cargos de menos de diez euros en autopistas, incluso consta un peaje de 0,73 euros en 2003.

En febrero de 2011, usó la tarjeta principalmente para comprar muebles por un total de 3.350 euros.

Entre los años 2003 y 2010, aún con la tarjeta de Caja Madrid, Barcoj efectuó pagos por importe de 484.192,42 euros. Solo en diciembre de 2009 se gastó cerca de 23.000 euros en dos viajes, uno a principios de mes y otro en Nochevieja (16.921). También en julio de 2007 utilizó 8.300 euros para otro viaje.

Llama la atención que en febrero de 2006, retirase en la ventanilla de una sucursal 11.000 euros en efectivo. Algo que también había hecho el 22 de diciembre de 2003 al retirar 5.450 euros.

Además Sánchez Barcoj gastó 90.879,24 euros con la tarjeta de Bankia en 439 movimientos, un importe que ya ha reintegrado.

Gastos de otros consejeros y directivos de Caja Madrid

El consejero de Caja Madrid a propuesta de Izquierda Unida (IU) Ildefonso Moral Santín cargó 456.522,20 euros con su tarjeta opaca. El 80% de las operaciones fueron salidas de efectivo. En concreto, 692 retiradas de efectivo en cajeros del 2 de enero de 2003 al 1 de enero de 2012, por 366.350 euros. Además gastó otros 78.959,90 euros en restaurantes, peajes, librerías y pastelerías.

El presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), Arturo Fernández, gastó entre febrero de 2010 y enero de 2012 más de 10.000 euros en restaurantes de su propiedad, más de una cuarta parte del importe cargado con la tarjeta opaca, 37.326,57 euros. En Nochevieja de 2010, desembolsó más de 8.200 euros en unos grandes almacenes.

El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán gastó con su tarjeta opaca entre los años 2005 y 2009 más de 82.000 euros en restaurantes, la mayoría en establecimientos de Arturo Fernández. En concreto, se dejó más de 45.000 euros en restaurantes del grupo Cantoblanco y otros propiedad de Fernández, como Edelweiss o Hispano Bar Buffet, casi siempre en pagos redondos de 1.800 euros.

El exconsejero privado del reyRafael Spottorno, cargó en la tarjeta de crédito opaca de Caja Madrid 223.864,68 euros entre 2003 y 2010, un gasto entre el que destaca un pago de 6.375 euros en una sastrería en un solo día de diciembre de 2007 o 1.785 euros en una tienda de muebles. Además, ya con cargo a Bankia, entre 2010 y 2011, dispuso de otros 11.953,46 euros.

El representante de CC.OO. en Caja Madrid Francisco Baquero gastó con su tarjeta opaca unos 10.000 euros en muebles y decoración y alrededor de 3.000 en libros entre 2006 y 2011. En total, efectuó pagos por un importe de 266.433 euros. Otros gastos llamativos fueron 2.764 euros en una floristería, 2.447 en equipos informáticos y 2.395 de la cuota de un colegio.

El exdirector de organización de Caja Madrid, Ricardo Morado, retiró del cajero 389.000 euros en efectivo entre 2003 y 2010 con las tarjetas opacas.

Noticias

anterior siguiente