Anterior El presidente de Colombia ordena el alto el fuego definitivo con las FARC y pone fin a 52 años de conflicto Siguiente La Fiscalía italiana abre una investigación por los daños en edificios reestructurados para soportar seísmos Arriba Ir arriba
Ilustración del Eousdryosaurus nanohallucis, el primer driosaurio de la península ibérica.
Ilustración del Eousdryosaurus nanohallucis, el primer driosaurio de la península ibérica.

Descubren en la península una nueva especie de dinosaurio que vivió en el Jurásico

  • Es un tipo de driosaurio, el primero de la península

  • Se ha estudiado a partir de unos fósiles encontrados en 1999

  • El animal tenía un pie con tres dedos y un pulgar diminuto

|

Un equipo hispano-luso de investigadores ha descubierto el primer ornitópodo driosaurio de la península ibérica, donde habitó hace 152 millones de años. Se trata de un tipo de dinosaurio esbelto y ligero, cuyos restos se han encontrado en la pequeña localidad portuguesa de Porto das Barcas.

El ejemplar, bautizado como Eousdryosaurus nanohallucis -que significa el driosaurio de oriente con el pulgar diminuto- se ha descrito a partir de unos restos fósiles que halló en 1999 un coleccionista aficionado local, Jose Joaquim dos Santos, a a los pies de un acantilado cercano a Porto das Barcas, en la costa portuguesa.

Inmediatamente reportó su descubrimiento al equipo de investigación con el que estaba colaborando. Estudios posteriores acaban de confirmar que se trata de una nueva especie de dinosaurio, según ha informado la UNED.

Estudio de los fósiles

El conjunto de fósiles se encuentra en buen estado de preservación. Destaca la presencia de un pie completo que consta de cuatro dedos entre los que se conserva un diminuto pulgar, lo que ha permitido conocer mejor la evolución del grupo.

Entre los fósiles hay un pie completo con un diminuto pulgar

Los ornitópodos, familia a la que pertenece el Eousdryosaurus, evolucionaron hacia formas derivadas y fueron perdiendo progresivamente un dedo del pie.

"En el caso de Eousdryosaurus existen tres dedos funcionales y un pulgar diminuto, mostrando un estadio intermedio en la secuencia de transformación hacia la adquisición de pies con tres dedos que es tan característica en ornitópodos derivados”, ha afirmado Francisco Ortega, investigador de la UNED y coautor de la publicación.

El estudio fue llevado a cabo conjuntamente por investigadores españoles y portugueses pertenecientes al Grupo de Biología Evolutiva de la UNED y la Sociedade de História Natural de Torres Vedras.

El equipo, que lleva más de 20 años colaborando, acaba de publicar el descubrimiento en el último número de la revista Journal of Vertebrate Paleontology.

Un driosaurio ibérico

El registro de dinosaurios en España y Portugal ha facilitado algo más de una treintena de especies nuevas. Entre ellos, Eousdryosaurus es la primera especie de un ornitópodo driosaurio hallado en la península.

Como explica Fernando Escaso, de la UNED y primer autor de la publicación: “Los driosaurios tienen un fémur muy característico sobre todo por la zona de inserción de la musculatura implicada en la carrera. El Eousdryosaurus comparte ese tipo de fémur, que nadie más tiene, con los driosaurios”.

A su vez, las características exclusivas del ejemplar descubierto han permitido su diferenciación respecto a otros de la misma familia y por tanto su identificación como nueva especie.

El Eousdryosaurus era un enano en un tiempo de gigantes, el Jurásico Superior. El ejemplar encontrado tenía una longitud de 1,60 metros y una altura cercana al medio metro.

Sin embargo, su agilidad probablemente le permitía escapar velozmente de sus depredadores. Se alimentaba de vegetales, como el resto de driosaurios, y se movía sobre sus dos extremidades posteriores.

La abundancia de yacimientos en esta región del centro-oeste de Portugal ha permitido ir ampliando el conocimiento sobre los ecosistemas que constituían la península ibérica hace millones de años.

Existe un magnífico registro de rocas del Jurásico Superior que se depositaron en entornos habitados por dinosaurios y que, en la zona de acantilados, gracias a la acción erosiva del mar, exponen los restos fósiles con relativa frecuencia”, ha concluido Fernando Escaso.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente