Enlaces accesibilidad

Irán frena su cooperación nuclear y Corea de Norte reactiva instalaciones, según el OIEA

  • La agencia atómica de la ONU exige transparencia a Teherán
  • Los inspectores confirman que ha eliminado sus reservas de uranio enriquecido
  • El acuerdo con las potencias internacionales está en punto muerto
  • Satélites detectan producción en una planta nuclear norcoreana

Por
Imagen de satélite de agosto de 2012 de la central nuclear de Yongbyon
Imagen de satélite de agosto de 2012 de la central nuclear de Yongbyon AFP AFP

Irán ha frenado su cooperación nuclear con Naciones Unidas en ciertos ámbitos, aunque ha eliminado por completo sus reservas de uranio enriquecido al 20%, según el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), que también ha advertido del posible relanzamiento del programa de Corea del Norte.

En un informe en principio reservado, pero filtrado a la prensa internacional, la agencia nuclear de la ONU precisa que Irán ha puesto en práctica solo tres de las cinco medidas de creación de confianza pactadas en mayo.

El informe incluye la respuesta del propio gobierno iraní, según el cual la mayor parte de esos asuntos sospechosos son "solo alegaciones y no merecen ser considerados".

A la espera de la diplomacia

El noviembre de 2013, Irán y el G5+1 (los cinco del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas más Alemania) firmaron un preacuerdo en Ginebra tras el cual el régimen de los ayatolás ha suspendido algunas de las actividades más polémicas de su programa nuclear, mientras que las potencias han levantado parcialmente algunas de sus sanciones.

Durante varios meses el acuerdo se fue desarrollando y el OIEA certificó la colaboración de Irán, pero Teherán y el G5+1 no consiguieron pactar en el primer plazo previsto el acuerdo definitivo, por lo que se han dado un nuevo plazo de negociación hasta el próximo noviembre. Para ello, se han vuelto a citar el 18 de septiembre en Nueva York.

Parte de la comunidad internacional sospecha que Irán puede estar ocultando un programa atómico militar bajo el paraguas de un plan con objetivos civiles, acusación que Teherán niega, al tiempo que reclama su derecho a usar sin límites la energía nuclear con fines pacíficos.

Por otra parte, los inspectores del OIEA, que analizan el programa nuclear de Irán desde hace una década larga, precisan que, según lo acordado, la República Islámica se ha deshecho de todo el uranio enriquecido al 20%. En función de su pureza, este material es susceptible de ser usado en armas atómicas, y una concentración del 20% supone un nivel de desarrollo técnico preocupante, aunque insuficiente aún para fabricar una bomba nuclear.

Actividad en Yongbyon

Por otra parte, el OIEA ha alertado que el programa nuclear de Corea del Norte, en cuyo marco se realizaron tres ensayos atómicos desde 2006, parece haberse relanzado tras un período de suspensión.

En otro informe, el director general del OIEA, Yukiya Amano, asegura que sus expertos --que desde 2009 no tienen acceso a Corea del Norte-- han detectado actividad operacional en el reactor de Yongbyon, que tiene capacidad de producir plutonio, un material que sirve para bombas atómicas.

Amano recuerda que en abril pasado, Corea del Norte había anunciado que iba a tomar medidas para "reajustar y reiniciar todas las instalaciones nucleares" en Yongbyon. Eso incluiría la planta de enriquecimiento de uranio en Yongbyon, otro material que tiene aplicaciones en bombas atómicas. Las actividades del reactor fueron suspendidas en el año 2007, dos años antes de la segunda prueba nuclear de 2009.

Desde abril de ese año, los inspectores del OIEA no tienen acceso a las instalaciones nucleares del aislado país comunista. Por eso, el OIEA debe recurrir a imágenes por satélite para poder supervisar lo que sucede allí.

Amano concluye que el programa norcoreano es "preocupante" y las afirmaciones de Pyongyang de que tiene "derecho" a realizar ensayos atómicos son "profundamente lamentables" y "una clara violación" de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

El OIEA celebra a partir del 15 de septiembre la próxima reunión de la Junta de Gobernadores, su órgano ejecutivo. En ese encuentro, los 35 países miembros de la Junta debatirán los asuntos técnicos y políticos más relevantes de la agencia nuclear de la ONU, sobre todo el programa nuclear de Irán y también de Corea del Norte.

Noticias

anterior siguiente