Enlaces accesibilidad

El Reino Unido eleva su alerta por terrorismo a "grave" por Siria e Irak

  • Hacía más de tres años que no se alcanzaba el nivel de alerta 4 sobre 5
  • Cameron anuncia restricciones de viajes para sospechosos yihadistas

Por
Policías patrullan en Downing Street este viernes. Reuters REUTERS/Paul Hackett

Reino Unido ha elevado su alerta por terrorismo de "sustancial" a "grave", nivel al que no llegaba desde hace más de tres años, ante la evolución de los conflictos en Siria e Irak.

El nuevo nivel de alerta es el cuarto grado en una escala de cinco y significa que un ataque terrorista es "altamente probable", si bien la ministra de Interior británica, Theresa May, ha subrayado que Londres no tiene información que apunte hacia un ataque "inminente".

"El avance en el nivel de amenaza está relacionado con los acontecimientos en Siria e Irak, donde grupos terroristas están planeando ataques contra Occidente", ha detallado la ministra. "Algunos de esos planes involucran previsiblemente a combatientes que han viajado allí desde el Reino Unido y Europa para tomar parte en esos conflictos", ha añadido en declaraciones recogidas por Efe.

El último cambio en esa escala de riesgo de actos terroristas en el Reino Unido se remonta a julio de 2011, cuando Interior redujo la alerta al rango de "sustancial".

Restricciones de viajes a sospechosos

El primer ministro británico, David Cameron, ha avanzado por su parte en una declaración en su despacho y residencia oficial de Downing Street que su Gobierno prepara una reforma legal para facilitar que se retire el pasaporte a sospechosos de tener intención de unirse a grupos extremistas.

"Lo que estamos encarando en Irak con el Estado Islámico (EI) es la mayor amenaza para nuestra seguridad que hemos visto hasta ahora", ha señalado Cameron, que el lunes detallará en el Parlamento los pormenores de la nueva ley.

El jefe del Gobierno británico ha dicho que la ejecución del periodista estadounidense James Foley a manos de un yihadista supuestamente de origen británico, la pasada semana, fue una "prueba evidente" de que el auge del extremismo "no es un problema que esté lejos, a miles de kilómetros de aquí".

El mandatario ha dicho que las causas de esta amenaza no se pueden circunscribir a "la percepción de que la política exterior occidental ha causado agravios". "Tampoco se trata de acabar con la pobreza, los regímenes dictatoriales y la inestabilidad en la región (...) La raíz de esta amenaza para nuestra seguridad está clara. Es la ideología venenosa del islamismo extremista que ha sido condenada por todos los credos y todos los líderes espirituales", ha afirmado, siempre según Efe.

EE.UU. no eleva su alerta

La ministra de Interior resaltó por su parte que el Centro Conjunto de Análisis del Terrorismo (JTAC por sus siglas en iglés) es el responsable de establecer el nivel de alerta nacional en el Reino Unido y es "independiente" del Gobierno.

El incremento de ese nivel de riesgo sirve para que "los profesionales de la seguridad, tanto en el sector privado como en el público, tomen decisiones informadas sobre el nivel adecuado de seguridad necesario en el Reino Unido", ha precisado.

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, ha dicho que "por ahora", Estados Unidos "no se plantea" un cambio de su nivel de alerta antiterrorista

Noticias

anterior siguiente