Enlaces accesibilidad

Bruselas destinará 125 millones para compensar a productores hortofrutícolas por el veto ruso

  • Se aplicará a productos en temporada y que no pueden almacenarse
  • Entrará en vigor desde hoy y hasta noviembre próximo

Por
Agricultor francés revisa su cosecha de uva a pocos días de empezar la vendimia
Un agricultor francés vigila su cosecha de uva a pocos días de empezar la vendimia. AFP AFP PHOTO / Jean-François Monier

La Comisión Europea destinará 125 millones de euros para aplicar medidas excepcionales que compensen a los productores hortofrutícolas de la UE por el efecto del embargo impuesto por Moscú en represalia por las sanciones occidentales a Rusia por su actuación en la crisis ucraniana. Esas medidas afectarán a determinados productos que se encuentran ahora en temporada, que no pueden almacenarse y que no cuentan con un mercado alternativo inmediato.

Las actuaciones que se pondrán en marcha de forma extraordinaria incluyen la retirada del mercado para evitar la caída de precios, así como la compensación por no recoger las cosechas o por la recogerlas antes de que maduren verduras y frutas.

En concreto, la lista proporcionada por Bruselas incluye tomate, zanahoria, col, pimiento, pepinillo, coliflor, pepino, champiñón, manzana, pera, frutos rojos, uva de mesa y kiwi.

Estas medidas se suman a otra destinada a ayudar a los productores de las llamadas frutas de hueso -melocotón, nectarina y paraguaya-, un segmento al que se permitió "aumentar los volúmenes de la fruta elegible para operaciones de retirada y libre distribución", lo que el sector cuantificó en unos 20 o 30 millones de euros.

Desde este lunes hasta finales de noviembre

Estos fondos provienen de la partida que la Política Agraria Común destina a eventuales crisis y emergencias, y se repartirán tanto a agricultores agrupados en organizaciones de productores como a individuales.

Como falta detallar algunos aspectos de las medidas, la Comisión Europea ha aclarado que las medidas tendrán carácter retroactivo, por lo que todas las cantidades retiradas desde este lunes y hasta finales del próximo noviembre estarán cubiertas por estas medidas adicionales.

Habitualmente, los Estados miembros pueden decidir "retirar hasta el 5% de su producción" y la mitad de esa retirada la financia la UE, pero "los volúmenes pueden ser mayores ahora", ha explicado el portavoz del comisario de Agricultura en una rueda de prensa, Roger Waite.

La UE cubrirá al 100% los productos distribuidos de forma gratuita

Así, con las nuevas medidas, el valor de la producción retirada que se distribuya de forma gratuita será cubierta al 100% por la UE y al 50% si se destina para obtener compost, en el caso de las organizaciones de productores.

"No sabemos los volúmenes que entrarán y hay un precio diferente que se aplica para los distintos productos", ha explicado el portavoz, quien ha precisado que la compensación final "dependerá de los volúmenes retirados, los productos y la evolución del mercado" y que "no se reserva para un Estado miembro u otro" una partida específica de los 125 millones dado que se trata de "aliviar la presión en el mercado europeo" en su conjunto.

"Veremos dónde se retira las frutas y verduras. Habrá requisitos para que los Estados miembros nos mantengan informados sobre el volumen y los distintos productos retirados", ha explicado Waite.

La UE cuenta con un fondo de reserva para hacer frente a crisis de mercado que se eleva a 423 millones de euros este año y se puede recurrir a él si no hay otras partidas sin gastar del presupuesto destinado a la Política Agrícola Común.

No se descartan nuevas medidas

El comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Dacian Çiolos, ha declarado que la decisión de Bruselas "tiene en cuenta la situación de mercado provocada por las restricciones rusas a las importaciones agrícolas de la UE" y considera que "permitirá un apoyo eficaz al precio pagado a los productores en el mercado interior, ayudará a ajustar el mercado y se realizará con un coste eficiente".

Además, la Comisión Europea recuerda que "la situación de la evolución del mercado para todos los productos se debatirá en otra reunión con expertos de los Estados miembros y del Parlamento Europeo que se ha convocado para este viernes".

Bruselas asegura que, "si fuera necesario, no dudará en apoyar a más sectores que dependan mucho de las exportaciones a Rusia o en adaptar las medidas ya anunciadas".

Noticias

anterior siguiente