Enlaces accesibilidad

El BES perdió 3.577 millones en el primer semestre de 2014, el peor resultado de su historia

  • Por su exposición ante las empresas del Grupo Espírito Santo
  • El colchón financiero del banco es de unos 2.100 millones

Por
Una sucursal de Banco Espírito Santo en Lisboa
Una sucursal de Banco Espírito Santo en Lisboa. REUTERS REUTERS/Rafael Marchante

El Banco Espírito Santo (BES) registró unas pérdidas de 3.577 millones de euros en el primer semestre del año, las más abultadas de su historia, y muy superiores a los 237,4 millones que perdió en la primera mitad de 2013.

En un comunicado enviado a la Comisión del Mercado de Valores portuguesa (CMVM), la entidad ha atribuido estos resultados a "factores de naturaleza excepcional" y ha apuntado, entre otras cuestiones, el aumento de las provisiones en más de 3.500 millones en el último año "para hacer frente a la exposición ante las empresas del Grupo Espírito Santo".

También perjudicaron a las cuentas de la entidad los negocios del BES Angola (BESA), ya que se produjo una "anulación de los intereses incobrables" y se tuvieron que reforzar las provisiones en esta filial del banco.

Además, empeoró el riesgo de la cartera de crédito del BES y la entidad sufrió pérdidas en su participación en Portugal Telecom (PT), entre otros factores.

En España perdió 11,7 millones

El BES ha explicado que de esos números rojos, 3.488 millones corresponden al periodo que va de abril a junio y, sin extraordinarios, las pérdidas durante la primera mitad de 2014 serían de 255,4 millones.

Los datos referentes a España también siguen la misma línea, con pérdidas de 11,7 millones. Sin embargo, la entidad habla de "recuperación" en comparación con el primer semestre de 2013, cuando estas pérdidas fueron de 14,3 millones.

A pesar de todas estas contingencias, la entidad considera que el reciente refuerzo de capital de 1.045 millones puede favorecer a los balances del banco.

"El consejo de administración cree que el refuerzo realizado fortalece el balance, crea condiciones para la recuperación económica del grupo", ha precisado la entidad.

No obstante, algunos analistas creen que podría ser necesario un nuevo aumento de capital debido a que el colchón financiero del banco es de unos 2.100 millones, según datos divulgados este mismo mes por la entidad.

Las acciones del BES pierden un 10,57%

Por su parte, la CMVM ha prohibido la venta de acciones al descubierto del BES debido a las fuertes oscilaciones de la cotización de la entidad en la Bolsa de Lisboa, que finalmente ha cerrado la sesión con una caída del 10,57%.

La Comisión del Mercado de Valores de Portugal ha justificado su decisión por "no poder excluir el hecho de un fenómeno de especulación con impacto negativo" para la compañía en su valor bursátil.

La CMVM también prohibió la venta al descubierto de las acciones del BES a mediados de julio ante las fuertes presiones de los inversores debido a la tormenta financiera que vive en las últimas semanas el Grupo Espírito Santo.

De momento, tres holdings del conglomerado portugués han iniciado un proceso de protección judicial por insolvencia, entre ellos, el mayor accionista de Banco Espírito Santo, el Espírito Santo Financial Group (ESFG).

Noticias

anterior siguiente