Enlaces accesibilidad

El holandés Joep Lange, un experto mundial sobre sida, entre las víctimas del avión siniestrado

  • Joep Lange fue presidente de la Sociedad Internacional del Sida
  • Decenas de expertos acudían a un congreso sobre sida en Australia
  •  Hay víctimas de al menos diez nacionalidades entre los 298 fallecidos

Por
Al menos 154 holandeses entre las 298 víctimas del avión malasio derribado

El experto mundial en sida, Joep Lange, y decenas de delegados e investigadores que iban a participar en una conferencia internacional sobre esta enfermedad en Melbourne (Australia), se encuentran entre las víctimas del siniestro del avión de Malaysia Airlines el jueves en el este de Ucrania, según han informado este viernes los medios locales.

Las autoridades australianas todavía no han dado el número exacto de personas que viajaban en el avión, supuestamente derribado por un misil, para asistir a este foro que se inaugurará el domingo en Melbourne aunque se estima que la cifra ronda el centenar.

Lange, expresidente de la Sociedad Internacional del Sida (IAS, por sus siglas en inglés), organizadora del congreso, viajaba junto a su esposa a Kuala Lumpur, donde iba a hacer transbordo a Australia, según medios locales. 

El presidente del gobierno del estado australiano de Victoria, Denis Napthine, ha explicado que iban a bordo del avión un gran número de delegados, investigadores y activistas que tenían previsto participar en la reunión internacional sobre esta enfermedad.

"No se ha confirmado aún pero tenemos información de que muchos de nuestros colegas y amigos estaban a bordo del avión", ha indicado Françoise Barré-Sinousi, premio nobel en 2008 por su papel en el descubrimiento del VIH y copresidente de la conferencia.

Experto mundial sobre el sida

Lange (Nieuwnhagen, 1954), dedicó más de 30 años de su vida a la investigación sobre el virus del VIH y el sida, y era conocido por defender el acceso a tratamientos más baratos en países pobres.

"Joep tenía un compromiso absoluto con los tratamientos contra el VIH en Asia y África", ha declarado David Cooper, profesor de la Universidad de Nueva Gales del Sur, que ha colaborado estrechamente con Lange en un proyecto en Bangkok.

"En este momento increíblemente triste y delicado, IAS está junto a nuestra familia internacional y envía condolencias a los seres queridos de aquellos que han perdido en esta tragedia", ha dicho a los periodistas Chris Beyrer, actual presidente del organismo. Con Joep Lange, "el movimento VIH/sida ha perdido a un gigante".

Lange era profesor de medicina interna en la Universidad de Ámsterdam y director del Instituto de Ámsterdam para la Salud Global y el Desarrollo, y fue pionero en el desarrollo de terapias combinadas más asequibles contra el VIH y de tratamientos para prevenir la transmisión del virus de madres a bebés en los países pobres. 

Barré-Sinousi, la investigadora australiana Sharon Lewin y el exsecretario de Salud británico Norman Fowler rindieron tributo hoy a Lange en Camberra.

Entre las víctimas hay 154 holandeses

El representante de Malaysia Airlines Europa, Huib Gorter, informó la noche del jueves de que en el vuelo Malaysia Airlines viajaban 154 pasajeros holandeses, 43 malasios (15 de ellos, miembros de la tripulación), 27 australianos, 12 indonesios, nueve británicos, cuatro alemanes, cuatro belgas, tres filipinos y un canadiense.

Durante una conferencia de prensa en el aeropuerto de Amsterdam-Schiphol, Gorter ha indicado que hay decenas de personas cuya nacionalidad está aún por determinar.

Por su parte, el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, ha informado de que al menos cuatro pasajeros franceses viajaban en el avión siniestrado, según los medios franceses. Así lo ha confirmado durante un viaje oficial en Costa de Marfil, en el que acompaña al primer ministro François Hollande. Desde Kiev, fuentes del Ministerio del Interior ucraniano apuntan a que 23 pasajeros estadounidenses volaban en el aparato.

Salvar la vida por falta de asientos

Una familia británica salvó la vida al no poder subir al avión malasio porque estaba completo, según ha relatado a la cadena BBC. Barry e Izzy Sim y su bebé trataron acceder al vuelo MH17 para viajar a Kuala Lumpur, pero por falta de asientos se vieron obligados a reservar otro vuelo.

"Tienes esta sensación de malestar en la boca del estómago. Empiezas a sentir mariposas. Tienes palpitaciones", ha apuntado Barry Sim en la terminal del aeropuerto de Schiphol, en Amsterdam. Aunque ha admitido que hay que tener una actitud "filosófica" y seguir una vida normal, Izzy asegura estar convencida de que "alguien" les "estaba observando" y les decía: "No debes subir a ese avión".

"Somos muy fieles a Malaysia Airlines y siempre queremos volar con Malaysia Airlines", ha añadido Izzy con su bebé en brazos

Australia exige una investigación a fondo

Australia ha declarado mañana como día de luto nacional por esta tragedia, en la que han perdido la vida al menos 28 de sus ciudadanos. "Todavía estamos cotejando los pasaportes con los registros. El número puede aumentar, pero en este momento podemos confirmar que son 28", ha dicho la ministra de Exteriores, Julie Bishop, tras reunirse con el embajador ruso en Australia, Vladimir Morozov.

En el encuentro, Morozov ha negado que los separatistas prorrusos sean responsables del ataque, según la cadena local ABC. Bishop apuntó que espera hablar esta noche con su homólogo ruso, Sergey Lavrov, y ha insistió en que Australia exige "una investigación para llegar al fondo de este accidente".

Antes, el primer ministro australiano, Tony Abbott, había comentado en el Parlamento de Camberra que el siniestro del MH17 "parece más un crimen que un accidente" y ha apuntado como supuestos responsables "a los rebeldes respaldados por Rusia". Las autoridades australianas buscan acceso al lugar del accidente. 

Por su lado, el ministro de Exteriores de Nueva Zelanda, Murray McCully, ha confirmado que una ciudadana neozelandesa viajaba a bordo del MH17 junto a su esposo holandés, aunque la pareja vivía en Australia.

Noticias

anterior siguiente