Enlaces accesibilidad

El Banco de Portugal asegura que la solvencia de Banco Espirito Santo es "sólida"

  • "Ha sido significativamente reforzada con el reciente aumento de capital"
  • Los problemas afectan a la filial no financiera del Grupo Espirito Santo
  • FMI: persisten "bolsas de vulnerabilidad" en el sistema bancario portugués

Por
La sede de Banco Espirito Santo en Lisboa
La sede de Banco Espirito Santo en Lisboa. AFP AFP/ PATRICIA DE MELO MOREIRA

El Banco de Portugal ha afirmado que los depositantes de Banco Espírito Santo (BES) "pueden estar tranquilos" y ha reiterado que su solvencia financiera es "sólida".

Además, ha dicho que ha adoptado medidas para evitar el riesgo de contagio al mayor banco portugués de los problemas que afectan a la filial no financiera del Grupo Espirito Santo.

La institución ha remitido a la prensa el comunicado que publicó el pasado 3 de julio para reiterar que la solvencia del banco está garantizada. Además, ha añadido que "los depositantes pueden estar tranquilos en cuanto a la seguridad de sus depósitos" en el banco.

"La situación de solvencia del BES es sólida, habiendo sido significativamente reforzada con el reciente aumento de capital", ha señalado el banco central luso en su comunicado.

El Banco de Portugal señaló el 3 de julio que había adoptado medidas de supervisión sobre el banco "traducidas en determinaciones específicas" tanto dirigidas al BES como a su mayor accionista, el Espirito Santo Financial Group (ESFG). Según el comunicado, las acciones del banco central luso tienen como objetivo "evitar riesgos de contagio resultantes de la rama no financiera" del Grupo Espírito Santo (GES).

Las acciones de Banco Espirito Santo fueron suspendidas de negociación en la Bolsa de Lisboa a media sesión cuando registraban un desplome del 17,24%, lo que amplía al 50% su depreciación desde finales de mayo, a la espera de la publicación de información relevante por parte de la entidad.

Horas antes, las acciones de Espirito Santo Financial Group (ESFG), principal accionista de BES con una participación del 25,1%, también habían sido suspendidas de negociación a petición de la propia entidad ante las "dificultades materiales" de su mayor partícipe, Espírito Santo International (ESI) y la exposición de ESFG a esa compañía.

FMI: persisten "bolsas de vulnerabilidad" en la banca lusa

Por otra parte, ante la incertidumbre generada respecto a la banca de Portugal el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha emitido un comunicado en el que reconoce que persisten "bolsas de vulnerabilidad" en el sistema bancario portugués, aunque no ha querido referirse a la situación particular de ninguna entidad.

En este sentido, el FMI señala que estas situaciones "justifican medidas correctivas en algunos casos y una supervisión intrusiva en otros".

El Fondo ha señalado que el sistema bancario de Portugal ha sido capaz de soportar sin trastornos significativos, gracias en parte por el sustancial apoyo público recibido y las medidas extraordinarias desplegadas por el Banco Central Europeo.

Noticias

anterior siguiente