Enlaces accesibilidad

Bruselas recomienda a España gravar más el consumo y la vivienda y recortar el gasto público

  • Insiste en subir impuestos medioambientales y el IBI; y en bajar cotizaciones
  • Ve necesario que se adopte antes de este año una reforma fiscal "completa"
  • Cree que España debe realizar una "revisión sistemática del gasto público"
  • Por un error de la fuente RTVE.es publicó que pedía "recorte" del gasto público
  • Considera que hay que endurecer el acceso a la prestación de desempleo
  • Pide al Gobierno concretar los ajustes para cumplir el déficit en 2015 y 2016

Ver también: recomendaciones en español (PDF) | recomendaciones en inglés (PDF)

Por
Bruselas recomienda a España gravar más el consumo y la vivienda y recortar el gasto público

La Comisión Europea (CE) considera necesario que España adopte antes de finales de 2014 una reforma fiscal "completa" que "simplifique" el sistema impositivo y haga que contribuya al crecimiento y creación de empleo. Por eso aboga por gravar más el consumo (dejando menos productos con tipos reducidos de IVA), los impuestos medioambientales (como los aplicados a los combustibles) o el IBI y rebajar las cotizaciones sociales.

Además, Bruselas recomienda realizar "antes de febrero de 2015, una revisión sistemática del gasto en todos los niveles de la Administración", y nombra específicamente al farmacéutico. [Por un error en la traducción de las recomendaciones ofrecidas por la Comisión Europea, RTVE.es publicó que 'Bruselas recomendaba realizar "antes de febrero de 2015, una reducción sistemática del gasto en todos los niveles de la Administración"'. Aquí el texto en español y aquí el original en inglés.]

En sus recomendaciones, el Ejecutivo comunitario considera que tras lograr la corrección del déficit excesivo, España debe "aplicar un ajuste estructural hacia el objetivo a medio plazo no inferior al 0,5% cada año, e incluso mayor si la coyuntura económica es buena". Además, Bruselas alerta de que la estrategia presupuestaria del país es "plausible" en 2014, pero presenta riesgos de "sobreestimación" en 2015. Para 2016 y 2017, el crecimiento previsto es calificado de "un tanto optimista".

Más impuestos indirectos

Para lograr cuadrar las cuentas, la CE recomienda trasladar la imposición hacia tributos "menos distorsionadores", como los que gravan el consumo (IVA) o el deterioro del medio ambiente (por ejemplo, los aplicados a los combustibles) o "impuestos recurrentes sobre bienes inmuebles" (IBI). También cree que se deben eliminar deducciones en el IRPF y el Impuesto de Sociedades.

España debe realizar, antes de febrero de 2015, una reducción sistemática del gasto en todos los niveles de la Administración

Además, llama a "considerar la posibilidad de reducir las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social, en particular en el caso de los empleos con salarios reducidos" y pide intensificar la lucha contra la evasión fiscal.

Por otra parte, destaca la necesidad de "realizar, antes de febrero de 2015, una revisión sistemática del gasto en todos los niveles de la Administración para contribuir a mejorar la eficiencia y la calidad del gasto público".

En este punto hace una mención expresa al gasto sanitario al asegurar que España debe aumentar "la racionalización del gasto farmacéutico, particularmente el de los hospitales", aunque "preservando al mismo tiempo la accesibilidad para los grupos vulnerables".

Por otra parte, pide garantizar que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal pueda comenzar a funcionar "plenamente cuanto antes" y que se apliquen de forma "rigurosa y transparente" en todos los niveles de la administración las medidas preventivas, correctoras y coercitivas previstas en la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Para la Comisión, es necesario completar en España la reforma del sector de las cajas de ahorro, por lo que respecta a la aprobación de la legislación de desarrollo, y finalizar la reestructuración de estas entidades, que deben volver a manos privadas. También piden medidas para ampliar el acceso a la financiación de las pequeñas y medianas empresas, "en particular finalizando las iniciativas ya en marcha para mejorar la intermediación financiera no bancaria".

Endurecer el acceso a la prestación de desempleo

En el mercado laboral, además de la rebaja de cotizaciones, desde Bruselas consideran necesario impulsar nuevas medidas para reducir la segmentación del mercado de trabajo, "en particular reduciendo el número de tipos de contrato y garantizando un acceso equilibrado a los derechos en caso de cese de la relación laboral".

Además, Bruselas cree que hay que proseguir con la supervisión de la reforma laboral y endurecer el acceso a las prestaciones por desempleo "reforzando los requisitos de búsqueda de empleo" para obtenerlas. También considera que España debe velar por que "la evolución de los salarios reales sea coherente con el objetivo de creación de empleo".

El Gobierno de Mariano Rajoy también tiene que "acelerar la modernización de los servicios públicos de empleo" y "garantizar la aplicación eficaz, antes de finales de 2014, de las iniciativas de cooperación entre los sectores público y privado en los servicios de colocación". La Comisión pide que se preste especial atención a los parados de larga duración.

España no debería esforzarse solo en volver al nivel de paro de antes de la crisis, sino ser más ambiciosa

Otro de los puntos fundamentales es, según la CE, la puesta en marcha la garantía juvenil para proporcionar a los menores de 25 años en paro o que finalizan su educación un empleo, prácticas o formación adicional en un plazo de cuatro meses.

En rueda de prensa, el comisario de Empleo, László Andor, ha subrayado que pese a la mejora "lenta y muy modesta" en el mercado laboral desde el verano pasado, España sigue siendo junto con Grecia el país de la UE con una mayor tasa de paro y de paro juvenil. "Pese a la reforma de 2012, el mercado laboral español continúa estando caracterizado por un alto grado de segmentación, con oportunidades muy desiguales a la hora de encontrar un trabajo o un trabajo decente", ha apuntado.

"Hay margen para muchos diferentes tipos de reformas", ha insistido Andor. "Ya antes de la crisis, España tenía un alto nivel de paro, que era expresión de una variedad de problemas y anomalías estructurales. España no debería esforzarse solo en volver al nivel de paro de antes de la crisis, sino ser más ambiciosa y tener en cuenta todas estas posibilidades y necesidades cuando desarrolle más medidas", ha indicado.

Precisamente por la crisis, "España ha registrado una de las mayores caídas de la renta familiar disponible y uno de los mayores niveles de desigualdad de la renta de la UE", motivo por el que Bruselas pide simplificar los procedimientos para los solicitantes de asistencia social y mejorar la coordinación entre todas las administraciones.

Acabar con el déficit del sector eléctrico

La CE aconseja a España que cree antes de que acabe el año un "observatorio independiente" para evaluar si futuras infraestructuras -como el AVE o los aeropuertos- son de verdad necesarias. Y también recomienda "abordar el problema de las autopistas de peaje insolventes de modo que se minimicen los costes para el Estado".

También considera que las autoridades españolas deben "garantizar la eliminación efectiva del déficit del sector eléctrico a partir de 2014, tomando, en su caso, las medidas estructurales adicionales necesarias". Cabe recordar que en los tres primeros meses del año, el déficit de tarifa superó los 2.000 millones de euros, según Competencia.

España debe aplicar la reforma de las administraciones públicas, así como "completar y supervisar cuidadosamente las medidas en curso para luchar contra la economía sumergida y el trabajo no declarado".

El plan anunciado por Rajoy parece ir en la buena dirección

En rueda de prensa, el vicepresidente y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha asegurado que el plan avanzado el sábado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para relanzar la economía parece ir en la "buena dirección".

"Las medidas anunciadas parecen estar en línea con el programa nacional de reformas y con nuestras recomendaciones", ha dicho Rehn, que ha avisado no obstante que el Ejecutivo comunitario todavía debe examinarlas "cuidadosamente" y que le faltan detalles. Sobre la rebaja del Impuesto de Sociedades al 25%, Rehn ha dicho que solo pueden ser evaluadas dentro del programa completo de la reforma fiscal.

El político finlandés también ha expresado su satisfacción por el hecho de que la ley de servicios profesionales "está a punto de ser aprobada por el Gobierno" y que éste tiene planes para mejorar el marco de insolvencia.

"España ha hecho progresos adicionales en el ajuste de sus desequilibrios y la vuelta al crecimiento ha reducido riesgos. No obstante, quedan retos significativos, especialmente el muy alto paro y la elevada deuda doméstica y externa. Completar y aplicar plenamente las reformas en los mercados de productos y servicios, la reforma laboral y la fiscal y la de la administración pública, todo esto sigue siendo necesario, a la vez que una corrección en plazo del déficit excesivo", ha apuntado Rehn.

Noticias

anterior siguiente