Enlaces accesibilidad

La demanda interna compensó la caída de exportaciones hasta marzo y el PIB creció un 0,4%

  • La economía avanzó un 0,5% más que en igual período de 2013, según el INE
  • La aportación de la demanda nacional creció un 0,7% respecto a un año antes
  • La recuperación del gasto público protagonizó esa subida en el primer trimestre
  • El sector exterior contribuyó un 0,2% menos que en el primer tramo de 2013

Por
El PIB ha subido medio punto desde el primer trimestre de 2013

La mayor aportación de la demanda interna compensó la ralentización de la expansión del sector exterior en el primer trimestre, lo que permitió a la economía española un crecimiento trimestral del 0,4%, medio punto porcentual más que en igual período de 2013, según ha confirmado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así queda reflejado en los datos de contabilidad nacional trimestral del INE, que confirman lo avanzado en abril por este organismo en cuanto a la evolución trimestral del PIB, pero rebajan la mejora interanual en una décima hasta situarla en el 0,5%.

En términos de empleo, se registró un avance trimestral del 0,1% -"similar" al registrado entre octubre y diciembre de 2013, según el INE-, que contribuyó a moderar el descenso interanual (del -1,6% de finales del año pasado al -0,3% del primer trimestre de este año), hasta dejar en 55.000 los empleos a tiempo completo destruidos en los últimos 12 meses.

Recuperación del gasto público y contracción de la inversión

En el desglose de la demanda interna, destaca la recuperación del gasto de las Administraciones públicas -que aumentó un 4,4% respecto al trimestre precedente-, después de que ese componente se contrajera un 3,9% entre octubre y diciembre, su mayor reducción trimestral desde el inicio de la crisis en 2007.

También creció ligeramente el consumo de los hogares (0,4%), mientras que el de las empresas retrocedió un 1,1%.

Además, la inversión también se contrajo (-0,6%), arrastrada por la caída en el sector de la construcción (-3,3%) que no pudo compensarse con los avances en bienes de equipo (2,4%) y activos inmateriales (3,5%).

En cuanto al sector exterior, las exportaciones de bienes y servicios retrocedieron un 0,4%, lo que combinado al aumento del 1,5% de las importaciones, produjo la aportación negativa de este componente al PIB.

Según el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ha asegurado que estas tendencias garantizan que el crecimiento se mantendrá en los próximos trimestres, aunque ha reconocido que el aumento del gasto público se va a moderar. También confía en que vuelvan a crecer las exportaciones y el sector industrial vuelva a tasas positivas.

Preguntado sobre las razones que han provocado la fuerte variación intertrimestral del gasto público, Latorre ha asegurado que "no  tiene más explicación" posible que el cambio de datos brutos a desestacionalizados, ya que en términos brutos sí se aprecia un recorte del gasto de las Administraciones públicas.

Primer avance interanual desde el segundo trimestre de 2011

Al comparar con lo que ocurría un año antes -lo que permite comprobar la evolución del comportamiento de la economía-, el INE destaca que ha crecido la contribución de la demanda interna (un 0,7% más que en el mismo período de 2013, frente al -0,6% interanual que acumulaba en el último trimestre de 2013), lo que ha compensado la aportación negativa de la demanda externa (un 0,2% menor a la del primer trimestre de 2013, frente al aumento interanual del 0,4% registrado al final del año pasado).

Así se consiguió que el PIB nacional creciera un 0,5% entre enero y marzo pasados respecto al mismo período de 2013. Esa tasa es la primera positiva en términos interanuales desde el segundo trimestre de 2011 (cuando el avance fue del 0,3%) y la mayor desde la registrada en el primer trimestre de ese mismo año (entonces, el alza fue 0,6%).

En ese comportamiento interanual, todos los componentes de la demanda interna mejoraron, menos la inversión en construcción (,"como consecuencia de la evolución, tanto en inversión en vivienda como en ingenieria civil", según el INE) y en activos inmateriales.

Mejora el consumo de hogares y la inversión en bienes de equipo

El consumo de los hogares creció un 1,6% en los tres primeros meses de este año, en comparación a su registro de un año antes. Esa tasa es nueve décimas superior a la que se acumulaba en el cuarto trimestre de 2013. Por contra, el consumo empresarial frenó levemente su mejora al pasar de crecer un 0,9% a hacerlo un 0,8%.

El gasto de las Administraciones públicas siguió siendo menor al de un año antes (-0,2%), aunque ese descenso es muy inferior al -3,5% interanual que acumulaba en el último trimestre de 2013.

La variación de la inversión también continuó en negativo, aunque redujo su caída respecto a finales del año pasado: pasó a reducirse un 1,1% interanual, en lugar de -1,7% .

Esa mejora inversora llegó de la mano de los bienes de equipo, según destaca Estadística, ya que esa inversión pasó de crecer un 9,5% interanual a hacerlo al 11,1%. Este comportamiento contrasta con el desplome del 8,7% acumulado en construcción (-8,6% en el trimestre anterior).

En la comparación interanual, no se aprecia aún la ralentización trimestral de las exportaciones. Así, el valor de los bienes y servicios vendidos al exterior en el primer trimestre de este año fue un 8,1% superior al de un año antes (la mejora internanual era de 3,7% en el último trimestre de 2013), impulsado sobre todo por el fuerte crecimiento de las exportaciones de servicios no turísticos (un 12% más que un año antes, frente al 0,1% interanual del trimestre previo).

El ritmo de crecimiento interanual de las importaciones se aceleró aún más (9,3% interanual entre enero y marzo, frente al 2,7% del trimestre anterior), debido al intenso repunte tanto en las compras de bienes como de servicios no turísticos.

Subida de la producción en todas las actividades, salvo construcción

En el análisis de la oferta, el INE subraya que todas las ramas de actividad mejoraron su comportamiento excepto construcción y actividades profesionales.

El valor añadido generado por la construcción aceleró su caída en siete décimas su evolución (pasó de -7,7% a -8,4%), mientras que las  actividades profesionales fueron las únicas que frenaron su avance (del 1,9% bajó al 1,7%) dentro de un sector servicios que mejoró su oferta (de 0,5% subió a 0,8%).

En las ramas primarias (agricultura, ganadería, pesca y silvicultura), el valor añadido creció un 6,8% interanual, frente al 4,1% del trimestre anterior.

El empleo moderó su caída interanual

La caída interanual de empleo se concentró en construcción e industria, mientras que servicios y, sobre todo, el sector primario (agricultura, ganadería y pesca) registraron tasas positivas. Ese retroceso refleja la menor contracción del empleo asalariado y la mayor disminución del no asalariado.

Además, el número de horas efectivamente trabajadas pasó de reducirse un 0,6% en el final de 2013 respecto a un año antes, a aumentar un 0,1% interanual en el primer trimestre.

En cuanto a la distribución de rentas, el INE remarca que la remuneración de los asalariados pasó de crecer un 0,8% interanual en el último tramo de 2013 a caer un 0,3% entre enero y marzo pasados.

Por contra, los beneficios empresariales redujeron su caída interanual, desde el -2,4% del final de 2013 al -0,4% del trimestre pasado.

Noticias

anterior siguiente