Enlaces accesibilidad

Tailandia bloquea temporalmente Facebook y otras redes sociales

  • La medida llega una semana después del golpe de Estado militar
  • Ha bloqueado 219 portales de internet alegando que suponen una amenaza
  • La junta prepara un plan para que la vigilancia de internet sea más eficiente

Por
Manifestante antigolpe en Bangkok, Tailandia
Manifestante antigolpe en Bangkok, Tailandia REUTERS REUTERS/Athit Perawongmetha

Más de 30 millones de cuentas de Facebook han sido bloqueadas este miércoles en Tailandia, casi una semana después de que los militares dieran un golpe de Estado y aplicaran la censura a los medios de comunicación.

Los usuarios han empezado a tener problemas para conectarse con sus ordenadores y teléfonos móviles a la red social a partir de las 10:00, hora española, según relata el diario Bangkok Post.

Las redes sociales, incluidas Facebook y Twitter, se han convertido en los últimos bastiones de la libertad de expresión de los críticos, que también han protagonizado protestas de varios centenares de personas en las calles de Bangkok. Hasta el momento, la junta militar ha bloqueado 219 portales de internet alegando que estos suponen una amenaza para la "seguridad nacional".

Según algunos internautas, posteriormente el acceso ha sido posible después de dificultades intermitentes.

En un mensaje televisado, la coronel Sirichan Ngathong, viceportavoz del Consejo Nacional para la Paz y el Orden, ha negado que los militares tengan un plan para bloquear la red social más popular en el país y ha agregado que se trataba de un problema técnico. Así lo ha explicado la junta militar, según informa Efe.

A pesar del restablecimiento de la conexión, fuentes del proveedor ThaiPBS señalaron que el corte de Facebook por más de una hora fue una prueba que se suspendió ante la fuerte reacción en contra.

Lo ha confirmado así Surachai Srisaracam, secretario del Ministerio de Comunicación, Tecnología e Información. “Hemos bloqueado Facebook temporalmente y convocaremos una reunión con otras redes sociales, como Twitter e Instagram, para pedirles que colaboren”, ha manifestado en declaraciones recogidas por la agencia Reuters.

“En estos momentos existe una campaña alentando al pueblo a protestar contra el ejército. Por lo tanto necesitamos la colaboración de las redes sociales para ayudarnos a detener la difusión de mensajes críticos”, ha insistido Srisaracam.

La junta ha dejado claro que aquellas personas que difundan "información ilegal" serán detenidos por las autoridades militares y afrontarán cargos con penas de cárcel, informa la agencia Efe.

Bajo custodia militar

Este miércoles han sido puestos en libertad 124 de las 253 personas que fueron convocadas tras el golpe de estado del día 22. Un portavoz de las autoridades en Bangkok ha detallado que solo han comparecido 200 del total de convocados, y ha señalado que los otros 53 pueden ser detenidos y condenados hasta con dos años de cárcel. La ley marcial decretada en Tailandia el 20 de mayo permite la detención sin necesidad de presentar cargos durante un máximo de siete días.

Entre los liberados se encuentran el líder de los "camisas rojas" Jatuporn Prompan, su compañero Kwanchai Sarakham, que iba en silla de ruedas, o el exministro de Comercio Chaiya Sasomsap.

Siguen retenidos por el ejército varios ministros y partidarios del gobierno depuesto, intelectuales, académicos, activistas y periodistas. También se ha prohibido abandonar el país a 155 personas.

Purgas entre los altos cargos 

Además, la junta militar de Tailandia ha ampliado este miércoles con nuevas destituciones la purga de altos cargos policiales y de la administración del Estado considerados leales al Gobierno depuesto por el golpe de estado, según informa la prensa local.

El relevo en el seno de la Policía afecta a 16 jefes de provincias del norte y noreste del país, y de la periferia de Bangkok, el caladero electoral del Gobierno depuesto y la corriente política liderada por el ex primer ministro, Thaksin Shinawatra.

Las autoridades han asegurado que la medida pretende facilitar a la Policía su ayuda a la junta en el mantenimiento de la paz y el orden en el país, según ha indicado la televisión PBS.

La purga en la Policía, cuerpo considerado leal a Thaksin, se añade a la realizada el sábado, cuando fueron destituidos una decena de altos cargos, entre ellos, el jefe nacional de la Policía, Adul Saengsingkaew, y el jefe del Departamento de Investigaciones Especiales, Tarit Pengdith.

Antes, la junta militar también relevó a nueve gobernadores de estas mismas provincias del norte, donde se han realizado varias operaciones para detener a críticos -incluidos once estudiantes- y grupos armados contrarios al golpe, y cerrar emisoras de radio disidentes.

Seis meses de protestas

Tailandia atraviesa un profunda crisis política que enfrenta a partidarios y detractores de Thaksin desde que este fue depuesto en el anterior golpe de Estado en 2006. 

Desde el fin de la monarquía absolutista en 1932, el país ha vivido 19 pronunciamientos militares, de los que 12 tuvieron éxito, incluido el del pasado jueves. 

Noticias

anterior siguiente