Enlaces accesibilidad

Francia se estancó en el primer trimestre, mientras que Alemania creció más de lo esperado

  • El dato preliminar de Francia empeora las previsiones y el alemán, las mejora
  • El consumo de los hogares cayó en Francia, mientras repuntaba en Alemania
  • El Bundesbank prevé que el alza germana se ralentizará en el segundo trimestre

Por
Merkel y Hollande, en un barco cerca de la isla alemana de Ruegen
Merkel y Hollande, en un barco cerca de la isla alemana de Ruegen. AFP AFP/ ALAIN JOCARD

La economía francesa se estancó entre enero y marzo, mientras que la alemana creció más de lo esperado y lideró las alzas en los miembros de la eurozona, cuya economía conjunta avanzó un 0,2% en ese mismo período. Según los datos preliminares publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos francés (Insee), el producto interior bruto del país no creció en el primer trimestre respecto al anterior, debido a la fuerte caída del consumo de los hogares. En contraposición, el PIB alemán aumentó un 0,8% en esos tres meses y lo hizo, según la Oficina federal de Estadística (Destatis) apoyado en una robusta demanda interna.

Hay que recordar que, un año antes, entre enero y marzo de 2013, Francia entró en recesión tras sumar dos trimestres consecutivos de retrocesos de su actividad económica. Junto a los datos del primer trimestre, la oficina estadística gala ha publicado una mejora del crecimiento anual de 2013: en lugar de 0,3%, la economía francesa se incrementó un 0,4% mientras que el déficit público se situó finalmente en un 4,2% del PIB en 2013, una décima menos que la calculada hasta el momento.

Caen consumo e inversión en Francia

La fuerte caída del consumo de los hogares franceses  (-0,5%), motor de la actividad económica del país, explica este resultado, según el Insee, que recuerda que ese indicador había repuntado un 0,2% en el último trimestre de 2013.

De igual forma, la inversión empresarial también disminuyó un 0,5% entre enero y marzo, después de su tímida mejora de finales del año pasado. Además, la actividad en la construcción aceleró su contracción, ya que reculó un 1,5% (había caído un 0,3% en el trimestre anterior).

El comercio exterior también redujo su contribución al PIB respecto al trimestre previo (-0,2%), ya que -según el Insee- se combinó una aceleración de las importaciones (1% de avance frente al 0,5% del cuarto trimestre de 2013) con una ralentización de las exportaciones (aumentaron un 0,3% frente al 1,6% de octubre-diciembre).

La producción de bienes y servicios fue el único indicador que registró una pequeña mejora: aumentó un 0,2% respecto al último tramo de 2013, el mismo avance que en ese trimestre.

El ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, ha asegurado que el crecimiento nulo en este trimestre consolida la voluntad del Gobierno de avanzar en las reformas iniciadas en favor del crecimiento. "No es grave, pero refuerza la política que llevamos a cabo actualmente. (...) Son las cifras del primer trimestre: en ese momento fue cuando el presidente de la República [François Hollande] dijo debemos profundizar porque tenemos que acelerar el crecimiento", ha indicado Sapin este jueves en una entrevista radiofónica.

Sapin ha añadido en la emisora francesa Europe 1 que, para el conjunto del año, es razonable esperar un crecimiento económico del 1%.

Más gasto público y privado en Alemania, pero menos exportaciones

El dato preliminar de Francia es peor que las previsiones -que estimaban un aumento del PIB del 0,1%-, todo lo contrario de lo sucedido en Alemania, donde la subida intertrimestral del 0,8% ha superado las expectativas y es muy superior al 0,25% de avance del último trimestre de 2013.

Si se compara el PIB con el que había en el primer trimestre del año pasado, el crecimiento es del 2,5%. Este buen resultado se irá moderando con el paso de los meses: según las previsiones del Bundesbank, que adelanta que el avance del PIB alemán se ralentizará "de forma sustancial" en el segundo trimestre, un análisis que corroboran los últimos indicadores de confianza -empresarial y de consumidores- y de producción industrial.

Sobre el dato preliminar del primer trimestre, Destatis explica que la suavidad del invierno ha influido para que se produjeran un alza del consumo de los hogares y del gasto público, así como una "progresión notable" de las inversiones.

Además, la economía alemana registró en el primer trimestre de este año 41,7 millones de personas ocupadas, 344.000 más que las que había en ese mismo período de 2013 (un 0,8% más).

Sin embargo, la clave tradicional del crecimiento germano, el comercio exterior, se frenó en los tres primeros meses de este año. "Según los cálculos, se exportaron menos bienes y se importaron muchos más que en el último trimestre de 2013", señala la oficina estadística alemana, que publicará las cifras detalladas al final de esta semana.

Noticias

anterior siguiente