Enlaces accesibilidad

Guindos: los inversores profesionales podrán saltarse los límites fijados para el 'crowdfunding'

  • Los límites se situaban en 3.000 euros por proyecto y 6.000 en un año
  • Mantendrá estos límites solo para los inversores no profesionales
  • Es una forma de dar garantías y evitar posibles abusos, dice el Ejecutivo

Por

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha anunciado este viernes que la nueva norma que regulará la financiación colectiva en España, conocida como crowdfunding, no pondrá límites de inversión a los profesionales, que podrán destinar todo el dinero que consideren oportuno a un proyecto.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De Guindos ha recordado que el anteproyecto de ley establece límites para quienes quisieran invertir a través de plataformas de internet de 3.000 euros por proyecto y 6.000 euros por plataforma durante un plazo de 12 meses.

Pero durante el trámite de consulta pública y viendo la legislación de otros países, el Gobierno ha decidido que mantendrá estos límites solo para los inversores no profesionales como una forma de dar garantías y evitar posibles abusos.

Sin embargo, para los inversores profesionales, en principio aquellos con una renta disponible de al menos 100.000 euros, podrán saltarse estos límites, que habían generado la protesta de las principales plataformas.

Desde la aprobación del anteproyecto el pasado 28 de febrero, las plataformas Lendico, Zank, Arboribus, Comunitae y LoanBook, entre otras, habían pedido que se aumentaran estos límites.

Mejora capital riesgo

Además, De Guindos ha explicado que se está trabajado en el impulso de las instituciones de inversión colectiva, en la mejora de la normativa capital riesgo para favorecer la inversión en pymes, y en la mejora del funcionamiento de las sociedades de garantía recíproca.

El Gobierno revisa también la normativa sobre las titulizaciones en España, estudia cómo potenciar el funcionamiento del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) o cómo mejorar la emisión de obligaciones y el fomento de la negociación e intercambio de facturas.

El anteproyecto de la ley por la que se regulan las entidades de capital riesgo y otras entidades de inversión colectiva va a crear una nueva clase de entidades de capital-riesgo que financian exclusivamente pymes, las llamadas ECR-pyme, con un régimen mucho más flexible de inversiones.

De ese modo podrán financiar directamente a las empresas con deuda (no solo en capital), lo que venía siendo una demanda reiterada del sector del capital riesgo. También se reducirán las cargas regulatorias para la autorización de vehículos de capital riesgo y disminuirán los requerimientos de recursos propios de España para igualarlos con el resto de Europa.

Noticias

anterior siguiente