Enlaces accesibilidad

El eclipse total lunar inaugura el periodo de cuatro lunas rojas que no ocurre desde 2004

  • El fenómeno se ha podido observar desde el continente americano
  • El eclipse ha durado 78 minutos y varios centros astronómicos lo han retransmitido
  • Arranca un ciclo de cuatro eclipses de luna totales que tendrán un tono rojizo

Por
Un eclipse total de luna tiñe de rojo su superficie

El primer eclipse total de luna de una serie de cuatro, que ha tenido lugar este martes 15 de abril ha durado unos 78 minutos. El fenómeno, por el que se ha visto el satélite teñido de rojo, ha podido verse desde Norteamérica y la costa del Pacífico sudamericana

El fenómeno ha inaugurado una tétrada de eclipses, que van a tener lugar entre 2014 y 2015 en los que la luna adquiere un característico color rojo debido a que la atmósfera desvía y absorbe los colores azules de los rayos solares.

Un equipo del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), participante en el proyecto GLORIA, ha retransmitido el fenómeno por Internet desde el Machu Picchu (Cusco, Perú), además de otros centros astronómicos como la NASA o el Mt Lemmon Skycenter en Estados Unidos.

Científicamente, este suceso de cuatro eclipses totales seguidos es "muy poco habitual", según explicó el astrónomo del IAC a RTVE.es, Miquel Serra-Ricart. Otros expertos apuntan que el fenómeno se producirá siete veces más en el siglo actual.

El fenómeno de la luna teñida de cobrizo se ha observado parcialmente desde Canarias y por completo desde todo el continente americano y el océano Atlántico.

La atmósfera tiñe de rojo la luna

En cuanto al tono rojizo que adquiere la superficie de la luna vista desde la Tierra la explicación es que la atmósfera del planeta, que se extiende unos 80 kilómetros más allá del diámetro terrestre actúa como una lente desviando la luz del sol, al tiempo que filtra eficazmente sus componentes azules, dejando pasar solo luz roja que finalmente es reflejada por la luna, dándole un resplandor cobrizo.

El astrofísico de la NASA Alphonse Sterling ha comentado que el eclipse total, en el que la luna pudo verse de un intenso color rojo, duró una hora y 18 minutos y que había empezado la fase en la que el satélite está recuperando su habitual brillo amarillo.

El eclipse, que empezó hacia las 9.00 hora peninsular española (UTC+2), ha durado menos que otros recientes de hasta 107 minutos hace dos décadas.


Los eclipses totales de luna se producen cuando hay un alineamiento casi perfecto entre el Sol, la Tierra y la luna, al proyectar la Tierra su sombra sobre el satélite cuando está en fase de luna llena.

El astrónomo del IAC Miquel Serra-Ricart, explicó que es "un eclipse especial por varios motivos", entre ellos que "forma parte de una tétrada de eclipses totales que ocurrirán en un intervalo aproximado de seis meses entre ellos y acabará con el  eclipse total de luna del 28 de septiembre de 2015, el único visible  en su totalidad desde Europa".

Observadores desde la Tierra

Aparte del equipo científico español que ha observado el eclipse desde Machu Picchu, muchos aficionados del continente americano se han levantado o han permanecido despiertos para ver el fenómeno.

En la red social Twitter, entre otras, hay miles de mensajes de personas que han visto la luna roja desde Estados Unidos y Latinoamérica que también han colgado imágenes como esta:

La NASA, la agencia espacial estadounidense, ha reunido en un álbum de Flickr fotos tomadas desde diversos puntos de Estados Unidos así como fotomontajes en los que se observa cómo la luna va pasando del tono plateado a rojizo.

El próximo eclipse, el 8 de octubre de 2014

La agenda astronómica determina que, tras el eclipse de este martes, la serie continuará el 8 de octubre del 2014, el 4 de abril de 2015 y el 28 de octubre del 2015; todos ellos son totales.

Este tipo de sucesos, a diferencia de los solares, son visibles desde cualquier lugar del mundo, una vez que la luna está sobre el  horizonte en el momento del eclipse, según ha informado el Instituto  de Astrofísica de Canarias (IAC), que precisa que, dependiendo de la  parte del mundo en el que uno se encuentre se puede observar el  eclipse en diferentes fases. 

Noticias

anterior siguiente