Enlaces accesibilidad

El Partido Progresista Serbio de Vucic arrolla en las elecciones parlamentarias en Serbia

  • El SNS, de centroderecha, ha obtenido el 48,8% de los votos
  • Es un resultado histórico que le daría 156 escaños de los 250 del Parlamento
  • Vucic llega al poder con la promesa de negociar el ingreso de Serbia en la UE

Enlaces relacionados

Por
El líder del Partido Progresista Serbio (SNS, de centroderecha), Aleksandar Vucic.
El líder del Partido Progresista Serbio (SNS, de centroderecha), Aleksandar Vucic. REUTERS REUTERS

El Partido Progresista Serbio (SNS, de centroderecha), del viceprimer ministro Aleksandar Vucic, ha obtenido este domingo una amplia victoria en las elecciones parlamentarias celebradas en Serbia, según ha anunciado este lunes la Comisión Electoral tras haber escrutado el 65,37% de las papeletas

Con el 65% de los votos escrutados, y a la espera de que este lunes termine el recuento, el SNS ha obtenido el 48,8% de los votos, lo que le proporcionaría 156 escaños, muy por encima de la mayoría absoluta en un Parlamento de 250 diputados. Le sigue el Partido Socialista de Serbia (SPS), del primer ministro saliente, Ivica Dacic, con el 14% de apoyos, que equivaldría a 45 escaños.

Solo dos partidos más superaron el umbral del cinco por ciento de los votos necesario para entrar en el Parlamento, el Partido Democrático -el único partido que se opone a la integración de Serbia en la UE-, con el 5,46%, que le otorga 17 escaños, y el NDS, un grupo recién formado en torno al expresidente Boris Tadic, con el 5,86% o 18 escaños.

También estarán en el Parlamento tres formaciones de las minorías a las que no se les exige un porcentaje mínimo de votos: la Liga de los Húngaros de Vojvodina (nueve diputados), el musulmán SDA Sandzak (tres) y el PDD de la minoría albanesa (dos).

Vucic obtiene de este modo una amplía mayoría después de realizar una campaña en la que puso el acento en la creación de empleo, la lucha contra la corrupción y las negociaciones para unirse a la Unión Europea en 2020.

De cerrarse las elecciones con estos márgenes, sería la mayor victoria electoral desde que Serbia emergió del aislamiento internacional con el derrocamiento del autoritario presidente Slobodan Milosevic en el año 2000.

Participación del 55%

Unos 6,7 millones de ciudadanos con derecho al voto estaban convocados a elegir al nuevo Parlamento en unas elecciones anticipadas a las que se presentaron 19 partidos y coaliciones. La participación electoral se ha situado en el 55%.

Aún no se ha efectuado el recuento de los votos de los serbios de Kosovo, ya que las papeletas tuvieron que ser trasladadas a Serbia.

La consulta fue convocada dos años antes de lo previsto cuando Vucic decidió a finales de enero poner fin al Gobierno de coalición con los socialistas por considerar que era necesario un nuevo Ejecutivo que acelere las reformas en un país con una tasa de paro del 24%.

Nuevo Gobierno en mayo

Vucic ha agradecido a los ciudadanos "la gran fuerza que han otorgado" a su partido, y por "el mejor resultado en los 25 años de la historia parlamentaria de Serbia".

También ha afirmado que, a pesar del contundente resultado, "tenderá la mano" a todas las fuerzas políticas relevantes "para escuchar ideas, lo que es bueno y lo que juntos podemos hacer para Serbia", y ha pedido a los ciudadanos que entiendan "cuán difícil es la situación y qué se debe emprender".

Además, ha señalado que "Serbia seguirá la vía europea, cooperará con todos sus amigos en el mundo (...), continuará una intensa campaña contra la corrupción, y como lo más importante se dedicará a la solución del problema de desempleo", que en este país es del 24%.

Vucic se mostró convencido de que podrá formar el nuevo Gobierno para inicios de mayo.

Su hasta ahora socio de la coalición en el poder, el socialista Dacic, ha declarado que su SPS "está preparado para negociar" con el SNS si este partido lo desea.

El nuevo Ejecutivo tendrá por delante difíciles tareas, ante todo la solución los profundos problemas económicos y sociales, continuar la lucha contra la corrupción, normalizar las relaciones con Kosovo y avanzar hacia la entrada en la UE.

Serbia tiene una gran deuda publica, que durante la crisis se ha más que duplicado, un déficit presupuestario que este año llegará a entre el 5 y el 7%, y una lenta recuperación económica, que no superará el 1% en 2014.

Noticias

anterior siguiente