Enlaces accesibilidad

Los restos de Paco de Lucía reposan en el antiguo cementerio municipal de Algeciras

  • El féretro ha sido recibido con palmas y vítores a la salida de la misa funeral
  • El cortejo fúnebre, pese a que la familia pedía intimidad, ha sido multitudinario
  • Miles de algecireños desfilaron anoche por la capilla ardiente para despedirle

Por
Enorme emoción en la despedida a Paco de Lucía en Algeciras

El féretro con los restos mortales del guitarrista Paco de Lucía ha llegado a las 14:55 horas al antiguo cementerio municipal de Algeciras (Cádiz), construido en 1848, donde ya reposa en el Patio de San José.

Previamente se ha celebrado la misa funeral en la Iglesia de Nuestra Señora de la Palma, donde se han vivido momentos de gran intensidad, como el protagonizado por Remedios Amaya, que ha dedicado un desgarrador cante a Paco de Lucía.

El féretro fue recibido con palmas y vítores a la salida del templo por cientos de personas y por una escolta del cuerpo de Policía de Algeciras formada junto al coche fúnebre.

Último adiós al guitarrista

Acompañado del repique de campanas, el vehículo ha partido entre aplausos hacia el antiguo cementerio municipal donde, pese a la pertinaz lluvia, miles de vecinos se han congregado para darle el último adiós a su paisano.

El coche fúnebre ha trasladado el féretro, seguido por otros dos vehículos que portaban las innumerables coronas de flores llegadas desde diversos puntos.

Pese a que la familia expresó su deseo de enterrar a Paco de Lucía en la más estricta intimidad, sus paisanos han aguardado, bajo decenas de paraguas, a las puertas del camposanto, donde reposan sus padres, Antonio y Lucía.

"Paco eres el más grande"

Tras su despedida este viernes en Madrid, la comitiva fúnebre llegó a las 00:48 horas al Ayuntamiento de Algeciras, donde fue recibido entre aplausos, jaleos y gritos de "Paco eres el más grande".

Uno de ellos quiso honrar el recuerdo del artista dejando en la puerta del Ayuntamiento un frase de Keith Richards, guitarrista de The Rolling Stones: "solo hay dos o tres guitarras que se puedan considerar leyenda y por encima de todas ellas está Paco de Lucía".

Paco de Lucía falleció este miércoles de un infarto a los 66 años en México, donde tenía su lugar de residencia habitual.

Personalidades del flamenco despiden al Maestro

El guitarrista Tomatito fue uno de los que cargó a hombros el féretro desde el coche fúnebre hasta el Salón de Plenos en el que quedó instalada la capilla ardiente.

Además de Tomatito, con la familia de Paco de Lucía han estado Vicente Amigo, Farruquito, José El Francés, Remedios Amaya, Massiel, el torero Ruiz de Miguel y Raimundo Amador, entre otros.

Dolores Montoya, "Chispa", la viuda de Camarón de la Isla, también acudió con gran parte de su familia y varios amigos del cantaor a despedirse de Paco de Lucía.

Además, numerosas personalidades de distintos ámbitos han confirmado su presencia en la ciudad, en la que ya se dejan notar numerosos medios de comunicación llegados desde todo el mundo. Entre otros, estarán el cantante Alejandro Sanz o el también artista Antonio Carmona.

Un orgullo para Algeciras

Y además de los rostros conocidos, también han acudido amigos que Paco de Lucía tenía en la ciudad, algunos de ellos desde niños. Entre ellos, Vitoriano Mera, que relataba esta madrugada como el guitarrista solía regresar de tanto en tanto a su ciudad natal.

"Venía siempre de paso, unas horas. Me llamaba, venía a mi casa a comer o salíamos a tomar una copa y se iba", comentaba este "compadre" de Paco de Lucía que es testigo de lo poco que le gustaba ser reconocido por la calle: "siempre decía: me siento como un mono, todo el mundo mirándome".

El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce (PP), ha agradecido a la ciudadanía "el cariño y respeto" hacia una figura tan grande como el guitarrista.

Entre quienes se han acercado a despedirse estaba también Carmen Mera, vecina de él cuando eran niños en la barriada algecireña en la que se crió. Mera ha recordado como, en su infancia, ella y otros se asomaban a la reja de su ventana porque se cansaban de esperarle para jugar.

Su padre sabía lo que había en él, siempre decía 'Paquito va a subir muy alto

"Su padre le tenía horas y horas tocando la guitarra. Él quería venir jugar como los demás pero tenía que darle a la guitarra. Es que su padre sabía lo que había en él, siempre decía 'Paquito va a subir muy alto", decía mientras recordaba como, en más de una ocasión, los chiquillos del barrio se mofaban de él diciéndole "guitarra, guitarra". Y Paco de Lucía no lo dudaba, cogía una piedra del suelo y se la tiraba con rabia.

Sus vecinos han llenado en estos días más de dos grandes libros de condolencias que ahora les serán entregados a sus familiares.

Noticias

anterior siguiente