Enlaces accesibilidad

Los sindicatos convocan huelga indefinida en Coca Cola desde el lunes por el ERE

  • Coca-Cola España tiene unos beneficios de más de 60 millones anuales
  • En el ERE plantea cerrar cuatro plantas y despedir a 700 trabajadores

Por

Los sindicatos han convocado huelga indefinida en Coca Cola desde el lunes, 27 de enero, como protesta por el cierre de la planta de Fuenlabrada, debido al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a un total de 1.250 trabajadores, de los que 750 serán despedidos y 500 recolocados.

La compañía de bebidas refrescantes también comunicó que el cierre de plantas afectará a Fuenlabrada, Alicante, Palma de Mallorca y Asturias. Pasadas 24 horas del anuncio, el comité de empresa se ha reunido con los trabajadores de la planta madrileña, donde se ha decidido iniciar un paro definitivo desde este lunes, como ha informado el portavoz de FITAG UGT, José María González.

"Era una empresa modélica, con unos beneficios de 80 millones de euros y en todo momento pensamos en jubilaciones anticipadas, bajas anticipadas o recolocaciones pero nunca en los despidos, puros y duros, contra trabajadores de carrera", ha explicado González.

Los sindicatos de CCOO y UGT de la planta de Fuenlabrada han denunciado que el cierre de esta planta responde "a una decisión política" de la dirección de "apostar" por Cataluña y centralizar allí la producción.

El portavoz de CCOO en la planta de Casbega -una de las embotelladoras de Coca-Cola- en Madrid, Juan Carlos Asenjo, ha asegurado que la familia Daurella, máxima accionista de Cobega, se ha hecho con todas las embotelladoras "a golpe de talonario y ahora quiere cerrar Madrid".

"Nos han matado. Nos han condenado. Han condenado a más de 500 familias a la miseria", con estas palabras resumía el portavoz de UGT en Coca-Cola Madrid el sentir de la plantilla, después de conocer el cierre.

La plantilla se quedará en 3.063 personas

El ERE dejará la plantilla en 3.063 personas y siete plantas embotelladoras, tras cerrar las de Madrid, Alicante, Palma de Mallorca y Asturias. Entre los centros de trabajo más perjudicados, figura el de Fuenlabrada, con 404 afectados de un total de 749 puestos de trabajo fijos.

Le sigue la planta de Alicante donde, según la propuesta de la empresa, los implicados ascienden a 111, de las 153 personas que componen la plantilla; en Palma de Mallorca, serán 64 trabajadores de un total de 138 personas; y en la planta de Asturias, 87 de 102 trabajadores.

Destacan también otros centros operativos, como A Coruña, donde no se cuenta con 71 trabajadores, o Valencia, donde la cifra de afectados llega a 87.

Según el informe técnico en el que se justifica el ERE, la crisis ha dañado los márgenes de Coca-Cola, sobre todo en el canal de restauración. Los embotelladores de Coca-Cola en España redujeron en un 14% su capacidad productiva entre 2008 y 2013, lo que supuso pasar de generar 332,1 millones de cajas a 285,8 millones, con una mayor incidencia en las compañías Casbega y Colebega, con caídas del 24% y del 21,1%, respectivamente.

Beneficios netos de más de 60 millones

Aún así, Coca-Cola Iberian Partners (CCIP) ha planteado un ERE pese a ofrecer unos resultados positivos en los últimos meses. Entre enero y noviembre del año pasado, el grupo obtuvo un beneficio neto de 60,57 millones de euros y una facturación de 4.043,61 millones (datos agregados de las 7 embotelladoras y CCIP).

Según la cuenta de resultados agregada de enero-noviembre 2013, todas las embotelladoras presentaban resultados positivos, a excepción de dos y el embotellador único, que perdían dinero.

Se trata de Asturbega, que perdió 3,33 millones con una cifra de negocio de 59,98 millones, seguida de CCIP, con unos números rojos de 4,04 millones y unas ventas de 1.504 millones; y Norbega, que sufrió 221.000 euros de pérdidas y con unas ventas de 501,66 millones.

Según estos datos, de las cuatro plantas que la compañía quiere cerrar (Madrid, Alicante, Palma de Mallorca y Asturias), solo Asturbega (clausura la planta asturiana de Colloto, Siero) presenta números rojos.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), Miguel Arias Cañete, ha asegurado que se reunirá "próximamente" con las organizaciones sindicales para conocer su posición respecto al ERE presentado por Coca-Cola y alcalde de Fuenlabrada también se ha ofrecido a reunirse con la empresa y el ministerio.

Noticias

anterior siguiente