Enlaces accesibilidad

Los precios subieron en 2013 un 0,3%, la tasa de cierre anual más baja en 52 años

  • En diciembre, los precios se incrementaron una décima respecto a noviembre
  • Ese repunte del último mes se debió al encarecimiento de los carburantes

Por
Los precios subieron en 2013 un 0,3%, la tasa de cierre anual más baja en 52 años

Los precios subieron en el conjunto de 2013 un 0,3% respecto al año anterior, con lo que el IPC logró su tasa de cierre anual más baja desde que se comenzó a elaborar la serie histórica en 1961, según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En diciembre, el Índice de Precios al Consumo repuntó una décima respecto al mes previo, cuando el IPC interanual se situó en un 0,2%.

La inflación de diciembre es una décima superior al dato adelantado por el INE hace dos semanas y es consecuencia del aumento de los precios de los carburantes y lubricantes para el transporte y del gasóleo para la calefacción de las viviendas.

El Gobierno insta a la moderación salarial

Para el Gobierno, este dato es "positivo" y "coherente" con la actual coyuntura económica del país. Así lo ha asegurado el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez-Latorre, quien ha estimado que en 2014 "va a continuar la moderación de precios", algo que ha calificado como "bueno para las exportaciones y el consumo".

Además, Latorre ha considerado "importante" que continúe también la actual moderación salarial para permitir seguir con la mejora de la competitividad española.

Con este dato del IPC de diciembre, las pensiones de más de 1.000 euros mensuales -que subieron en 2013 un 1%- recuperaron siete décimas de poder adquisitivo, mientras que la inferiores a esa cantidad -que subieron un 2%- remontaron 1,7 puntos de poder de compra. Sin embargo, en ningún caso, esta recuperación de poder adquisitivo compensa la pérdida que registraron las pensiones en el año 2012.

En 2012, el IPC terminó con una subida del 2,9% que el Gobierno no compensó a ningún pensionista. De esta forma, todos perdieron un 1,9% de poder adquisitivo.

La tasa de inflación subyacente -que excluye la evolución de los precios de la energía y los alimentos- disminuyó dos décimas en diciembre y acabó 2013 en el 0,2%, de forma que se encontró por debajo del IPC general.

Por su parte, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se incrementó en un 0,3% respecto a 2012, con lo que se mantiene respecto al mes de noviembre.

Una subida leve respecto a 2012, un año marcado por el alza del IVA

Esa tasa de inflación del 0,2% al cierre de 2013 se explica porque se compara con la registrada al final de 2012, que fue de un 2,9% debido, principalmente, al efecto de la subida del IVA y a los niveles alcanzados en 2011 y 2010, cuando se situó en el 2,4% y el 3%, respectivamente.

El IPC comenzó el año pasado en niveles interanuales elevados: 2,7%, 2,8% y 2,4%, en los tres primeros meses. Esta senda se rompió en abril, cuando el IPC se situó en el 1,4% e inició una senda de moderación.

A partir de septiembre y octubre, el índice de precios al consumo bajó de forma abrupta, ya que se empezó a comparar con los mismos meses de 2012, cuando los precios subieron mucho a causa de los cambios fiscales en el IVA.

De hecho, en octubre de 2013 se registró por primera vez en cuatro años una tasa negativa (-0,1%), ya que a la comparación con precios más altos por el alza del IVA se unió el abaratamiento de los alimentos y bebidas no alcohólicas y la diferencia en el coste de la enseñanza universitaria (en octubre de 2012 se produjo una fuerte subida de las tasas universitarias).

Suben bebidas, tabaco, enseñanza, alimentos y transporte

Las subidas de precios más altas en 2013 se registraron en el grupo de bebidas alcohólicas y tabaco (5,6% de encarecimiento), enseñanza (1,9% de alza), alimentos y bebidas no alcohólicas (1,2% más caros que al final de 2012) y el transporte (1%).

Los hoteles, cafés y restaurantes subieron sus precios un 0,2% el año pasado, mientras que los de vestido y calzado, gastos de vivienda y medicina ni subieron ni bajaron.

Entre las bajadas anuales destaca la de los precios de las comunicaciones, que se redujeron un 6,6%. También se abarataron los bienes y servicios incluidos en los grupos de ocio y cultura (-1,2%) y menaje (-0,2%).

Por comunidades autónomas, Canarias terminó el año con una tasa negativa de inflación (-0,4%), al igual que Ceuta y Melilla (-0,1% y -0,4%, respectivamente). En Extremadura y Navarra, el índice de precios general no varió nada respecto a 2012. El resto de autonomías acabó 2013 con IPC positivo: entre la subida del 0,6% de Cantabria y País Vasco, al 0,1% de alza en La Rioja.

Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana y Comunidad de Madrid cerraron el año por debajo de la media nacional del 0,3%, Andalucía coincidió con esa media, mientras que Murcia, Galicia, Castilla y León, Baleares, País Vasco y Cantabria la superaron.

El encarecimiento de los carburantes marca el fin de año

En ese cierre de 2013 influyeron las subidas interanuales que se registraron en diciembre en el transporte y los gastos relacionados con la vivienda.

El transporte se encareció un 1% respecto al último mes del año anterior, siete décimas por encima de la subida de precios en ese grupo del mes anterior. Este comportamiento se debió, principalmente, a que los precios de los carburantes y lubricantes subieron en diciembre mientras que un año antes habían bajado, según explica el INE.

Los gastos vinculados a la vivienda acabaron el año pasado en tablas: sus precios no subieron ni bajaron, pero eso supone una subida de una décima respecto al resultado de diciembre de 2012, cuando bajaron un 0,1%. La causa de esa diferencia está en el aumento de precio del gasóleo para calefacción en diciembre de 2013. 

En el extremo opuesto, y en comparación con el final de 2012, se registraron descensos de precios en los grupos de ocio y cultura, y vestido y calzado.

En ocio y cultura, la tasa de inflación disminuyó cinco décimas, hasta quedar en un –1,2%. Según el INE, esa caída se produjo porque los precios del viaje organizado aumentaron en diciembre menos que un año antes.

En el grupo de vestido y calzado, los precios no variaron respecto a finales de 2012, lo que implica una bajada de tres décimas respecto al dato interanual que había un mes antes. Esa disminución se debió a que los precios de todos sus componentes bajaron con "mayor intensidad" el pasado diciembre de lo que lo hicieron en igual mes de 2012.

Si se analiza la evolución mensual de los precios (diciembre respecto a noviembre), se encarecieron los bienes y servicios incluidos en los grupos de ocio y cultura (se incrementaron un 1,3% como consecuencia del aumento del 7,7% en los precios del viaje organizado), alimentos y bebidas no alcohólicas (aumentaron un 0,5%, influidos por la subida del 16,3% de los precios de legumbres y hortalizas frescas, que no se pudo compensar con la bajada del 4,4% de los precios de las frutas frescas) y transporte (se incrementaron un 0,5% por el incremento del 1% en los precios de los carburantes y del 2,4% en otros combustibles).

Entre las bajadas intermensuales, el INE destaca las del vestido y calzado, donde los precios bajaron un 1,9% como consecuencia de la campaña de invierno de las rebajas.

Noticias

anterior siguiente