Enlaces accesibilidad

El juez ve indicios de que Oriol Pujol cometió cohecho y lo investigará en el caso de las ITV

  • Cita a acusaciones y defensas el 20 de enero para que se pronuncien
  • El fiscal cree que recibió 30.000 euros por favorecer a un empresario

Por

El juez que investiga la trama de las ITV en Cataluña ve "indicios racionales" de un delito de cohecho imputable al diputado de CiU Oriol Pujol, pero ha rechazado la petición del fiscal de abrir una pieza aparte para investigar esos nuevos hechos, al entender que son "conexos" con los de la causa ya abierta.

El fiscal pedió el pasado lunes la imputación de Pujol, ex secretario general de Convèrgencia Democràctica de Catalunya (CDC), por haber recibido presuntamente 30.000 euros del empresario Ricard Puignou a cambio de votar a favor de sus intereses en la tramitación parlamentaria de la Ley de Seguridad Industrial aprobada en 2008.

El caso de las ITV investiga una red que supuestamente amañó la concensión de inspecciones de vehículos en Cataluña. Oriol Pujol ya está imputado en esta investigación por un presunto delito de tráfico de influencias.

En un auto de este miércoles, el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) Enric Anglada ha citado a acusaciones y defensas del caso de las ITV a una comparecencia el próximo 20 de enero para que concreten sus posiciones sobre la nueva imputación por cohecho que la Fiscalía plantea para Oriol Pujol, su esposa, Anna Vidal, y dos empresarios de la trama, Sergi Alsina y Ricard Puignou.

En su escrito, el magistrado del TSJC afea a la Fiscalía Anticorrupción que el pasado lunes hiciera público en un comunicado su petición de imputación de Pujol por un delito de cohecho antes que al tribunal, lo que en su opinión "escapa de una instrucción cuidadosa y serena".

Presunta aceptación de un soborno de 30.000 euros

El fiscal Anticorrupción Fernando Maldonado ha presentado un escrito en el TSJC en el que pide que se abra una pieza separada del caso de las ITV para imputar un delito de cohecho al diputado de CiU, su esposa, Anna Vidal, y dos empresarios de la trama.

La nueva línea de investigación de la Fiscalía Anticorrupción se basa en los últimos informes de la Agencia Tributaria, de los que se desprendería, según el ministerio público, que Oriol Pujol habría cobrado 30.000 euros al empresario de las ITV Ricard Puignou a cambio de votar a favor de sus intereses en la tramitación de la Ley de Seguridad Industrial del tripartito.

El fiscal sospecha que esos pagos se habrían realizado, con la intermediación de Sergi Alsina, el empresario imputado en el caso ITV y amigo íntimo de Oriol Pujol, a una sociedad que administra la esposa de Pujol Ferrusola, quien hasta ahora había prestado declaración en el TSJC en calidad de imputada.

En opinión del magistrado del TSJC Enric Anglada, examinados "detenidamente" los escritos de la Fiscalía y la documentación incluida, "se desprende con absoluta claridad" que de las diligencias practicadas se derivan indicios racionales de otro delito -en este caso cohecho- de los que originariamente se investigaban en el caso de las ITV, de tráfico de influencias.

Noticias

anterior siguiente