Anterior Demasiado castigo para el Leganés ante el Barça Siguiente Muere José Manuel Maza, fiscal general del Estado Arriba Ir arriba
Miembros de la delegación gubernamental de Sudán del Sur embarcan rumbo a las negociaciones de paz en Addis Abeba.
Miembros de la delegación gubernamental de Sudán del Sur embarcan rumbo a las negociaciones de paz en Addis Abeba. AFP PHOTO / CHARLES ATIKI

Comienzan las conversaciones de Sudán del Sur mientras los desplazados superan los 200.000

  • Gobierno y rebeldes se reunen con los mediadores, pero no cara a cara

  • EE.UU. ha evacuado al personal de su embajada en Yuba

  • Desde que estalló la crisis el 15 de diciembre 1.000 personas han muerto

|

Los primeros contactos entre los representantes del Gobierno de Sudán del Sur y de los rebeldes con los mediadores han comenzado este viernes en Etiopía, aunque no se han producido los contactos cara a cara entre las partes. Mientras en el país no han cesado los movimientos militares y la violencia ha forzado a unas 200.000 personas a abandonar sus casas en las últimas dos semanas, según el último balance de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA). Por su parte, Estados Unidos ha ordenado la evacuación de su personal restante en la embajada en Yuba.

Delegados del presidente de Sudán del Sur, Salva Kir, y su adversario, el exvicepresidente Riak Mashar, se han reunido este vienes con representantes de la organización interestatal mediadora en el conflicto, la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD), aunque los representantes de ambas partes no se han reunido aún cara a cara.

"Ambas delegaciones se están reuniendo con los mediadores por separado", ha asegurado a Reuters una portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Etiopía. "Esperamos que las reuniones cara a cara se produzcan pronto", ha añadido.

Las dos partes acordaron el martes pasado comenzar las negociaciones en Adis Abeba, cuando el ultimátum que les había dado la IGAD para aceptar el diálogo estaba a punto de vencer. Una delegación de la IGAD liderada por el ministro etíope de Asuntos Exteriores, Tedros Adhanom, viajó entonces a la capital sursudanesa, Yuba, para convencer a Mashar de que acudiera a las conversaciones. Mashar se había negado a negociar si el presidente no liberaba a once de sus aliados en la intentona golpista, y la negativa de Kir, que solo se mostró dispuesto a poner en libertad a ocho, estuvo a punto de llevar al colapso el plan negociador de la IGAD.

Continúan los combates sobre el terreno

Mientras, las tensiones aumentan sobre el terreno, especialmente en torno a las ciudades controladas por los rebeldes como Bentiu, en el norteño estado de Unidad, y de Bor, en el estado de Jonglei. El ejército sursudanés ha asegurado que confía en recuperar en menos de 24 horas el control de esta última ciudad.

Las fuerzas gubernamentales están avanzando "a gran velocidad" hacia Bor, capital del estado de Jonglei, y "ya se iniciaron los enfrentamientos entre las tropas y los rebeldes, lo que indica que en menos de 24 horas tendremos controlado el territorio", según ha explicado a Efe el portavoz del Ejército sursudanés, Philip Aguer. Por otra parte, un portavoz rebelde ha asegurado a Reuters que sus tropas marchaban hacia la capital del país, Juba.

La violencia en Sudán del Sur estalló el pasado 15 de diciembre a raíz de un intento de golpe de Estado perpetrado por Mashar, según Kir. Desde ese día, miles de personas han fallecido y más de 180.000 se han visto obligadas a desplazarse huyendo de los enfrentamientos, según la ONU, que ha rechazado calificar lo ocurrido como conflicto étnico y ha insistido en que se trata de una lucha por el poder. Sin embargo, el conflicto está marcado por la violencia étnica, ya que el presidente sursudanés pertenece al clan dinka y su principal rival político a la tribu lou nuer.

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado este viernes que destinará 49,8 millones de dólares en ayuda humanitaria adicional para las víctimas del conflicto en Sudán del Sur, horas después de retirar la mayor parte de su personal diplomático y urgir a sus ciudadanos a abandonar ese país.

EE.UU. evacúa a todo su personal

Coincidiendo con el inicio de las conversaciones de paz Estados Unidos ha ordenado la evacuación de su personal restante en la embajada en Yuba, a causa del deterioro de la situación de la seguridad, y ha instado a todos sus ciudadanos a que abandonen lo antes posible Sudán del Sur, escenario de violentos enfrentamientos desde hace dos semanas.

Un vuelo organizado por el Departamento de Estado saldrá este viernes del aeropuerto de Yuba hacia "el país seguro más cercano", probablemente Uganda, ha advertido la legación diplomática a los ciudadanos de EE.UU. que deseen abandonar Sudán del Sur en un mensaje en su página web.

"La Embajada de EE.UU. no podrá facilitar servicios consulares a los ciudadanos estadounidenses en Sudán del Sur a partir del 4 de enero de 2013", se asegura en el mensaje. El pasado 17 de diciembre, dos días después de que comenzasen los enfrentamientos entre las tropas gubernamentales y los rebeldes partidarios del exvicepresidente Riak Mashar, Washington ya ordenó a su personal no esencial abandonar Sudán del Sur y recomendó a sus ciudadanos salir "inmediatamente" del país.

Hace tres días, las autoridades estadounidenses renovaron su llamamiento a todos sus nacionales a dejar el país y a "reconsiderar seriamente su decisión de continuar en él". En su comunicado de este viernes, la embajada pide a quienes vayan a ser evacuados que no lleven más de una maleta con ellos y que la medida se aplicará en riguroso orden de llegada al aeropuerto.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente