Anterior Las claves de la campaña de la Renta 2016 Siguiente Rajoy anuncia una inversión de 4.000 millones de euros en infraestructuras en Cataluña hasta 2020 Arriba Ir arriba
Las asociaciones de consumidores lamentan que sean los ciudadanos los que paguen la subida eléctrica

Los consumidores califican de "brutalidad" la subida de la luz y piden una reforma del sector

  • Los consumidores denuncian que "estamos en manos de un oligopolio"

  • La CECU pide al Gobierno que recupere la potestad sobre la tarifa eléctrica

|

Facua-Consumidores en Acción califica de "inadmisible" y de "auténtica brutalidad" la subida de la luz del 11% anunciada para enero, y reclama al Gobierno que impulse una  "reforma real del sector".

El portavoz de la  asociación, Rubén Sánchez afirma: "No nos creemos que no se pueda cambiar la regulación para no perpeturar el sistema de subastas" y acusa al Gobierno de estar "encantado con este modelo de liberalización eléctrica en la que los ciudadanos están en manos de un gran oligopolio".

Facua tampoco considera "decente" el rechazo del PP en el Congreso "aprovechando su poder absoluto" a una tregua invernal en el recibo de luz o calefacción para las familias más desfavorecidas.

La asociación ha convocado para el 30 de diciembre un apagón para movilizar a la sociedad en contra de las subidas de la luz, y advirtió de que 2014 será "realmente preocupante" para el sector, en el que el nivel de "fraude" se sitúa ya en niveles "solo conocidos en el sector de las telecomunicaciones".

La CECU califica de "opaco" el sistema de formación de precios

La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), por su parte, ha considerado un "absurdo" el resultado de la subasta eléctrica celebrada pues evidencia, a su juicio, que este "opaco sistema de formación de precios para la tarifa de último recurso no es equilibrado, beneficia a las empresas del sector y deja de lado a los consumidores y a la administración".

La CECU ha emitido un comunicado en el que exige al Gobierno que recupere la potestad regulatoria de los precios y que vuelva a ser el Ministerio de Industria el que administre su precio, con la finalidad de garantizar la correcta prestación de este servicio público básico.

Asimismo, ha reclamado a la Administración que tome medidas "inmediatas" que eviten que los consumidores sufran el problema de la pobreza energética, impidiendo los cortes de luz durante los meses de invierno y ampliando las ayudas sociales.

En este mismo sentido se ha expresado la OCU, que ha exigido al Gobierno que ponga todos los medios a su disposición para frenar esta continua subida de tarifas y ha destacado que un servicio tan básico como la electricidad no puede estar "a expensas de un mecanismo de fijación de precios de naturaleza especulativa y que está bajo sospecha".

Asimismo, la Asociación General de Consumidores (Asgeco) ha comentado que la subida de la tarifa eléctrica se debe "a un mal funcionamiento de los mercados, a multitud de costes ocultos y a un modelo energético deficitario, opaco e inequitativo". Asgeco ha calificado la actual normativa de "insostenible, ineficiente e injusta para los consumidores", y ha subrayado que cada día miles de familias caen en "una verdadera pobreza energética" por no poder hacer frente a las terceras tarifas más caras de la UE, después de Chipre e Irlanda.

Carbunión culpa a los altos precios del gas natural de la subida

Por otro lado, la Federación Nacional de Empresarios de Minas de Carbón (Carbunión) culpa a los "altos precios" del gas natural de la "fuerte subida" de la electricidad en la última subasta, según ha destacado en nota de prensa.

Carbunión ha señalado que la falta de carbón en algunas de las centrales térmicas más grandes del país provoca que el hueco térmico sea cubierto por los ciclos combinados, mucho más caros que los grupos de carbón.

"El hecho de que los ciclos combinados estén siendo los grupos térmicos que marcan el precio del mercado mayorista está provocando esta subida de la subasta Cesur, que refleja la realidad del momento", ha explicado.

Además, este jueves Pimec ha hecho público su último informe sobre la comparación de precios de la energía eléctrica con Europa, en el que ha denunciado que España es el tercer país europeo donde la luz es más cara para las pequeñas empresas y que figura entre los más baratos en el caso de los grandes consumidores industriales.

La patronal catalana de pequeñas y mediadas empresas señala que España es el país con una distancia más grande entre el precio que paga el pequeño consumidor industrial y los grandes y medianos consumidores industriales.

La diferencia de precio por MWh (megavatios por hora) entre los que consumen menos de 20 MWh anuales y los que consumen entre 500 y 2.000 es de 111,7 euros/MWh. El informe también destaca que España es uno de los países con menos impuestos especiales sobre la electricidad.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente