Enlaces accesibilidad

La Estación Espacial Internacional detecta un fallo en su sistema de refrigeración, según la NASA

  • El problema ha surgido en una de las dos bombas externas de refrigeración
  • El fallo no supone ningún peligro para los seis astronautas que la ocupan
  • La situación ha obligado a un recorte en las operaciones normales de la EEI 

Por
La Estación Espacial Internacional vista por el trasbordador espacial Discovery el pasado 11 de junio. REUTERS NASA TV / REUTERS

La Estación Espacial Internacional ha detectado un fallo en su sistema de refrigeración según ha informado este miércoles la NASA, aunque ha asegurado que los seis astronautas que la ocupan no están en peligro y no se requiere una evacuación.

La situación no representa una emergencia, pero ha obligado a un recorte en las operaciones normales de la EEI, que actualmente está ocupada por tres astronautas rusos, dos estadounidenses y un japonés.

El problema ha surgido en una de las dos bombas externas de refrigeración de la EEI, que ha registrado una temperatura anómala, según ha informado el portavoz de la agencia espacial estadounidense (NASA), Josh Byerly .

"El día de hoy, el módulo de la bomba en uno de los dos circuitos de enfriamiento externo de la estación espacial se apagó automáticamente cuando alcanzó los límites de temperatura preestablecidos. Por estos circuitos circulan amoníaco fuera de la estación para mantener fresco tanto el equipo interno como externo" ha explicado en un comunicado la agencia.

Los ingenieros de la misión están evaluando si con un arreglo de software será suficiente o si, por el contrario, será necesario un paseo espacial para resolver el mal funcionamiento del sistema de refrigeración, algo que según Byerly "conoceremos en los próximos días".

Posible paseo espacial para solucionar el problema

Según el comunicado emitido por la agencia, "la tripulación está a salvo y se prepara para comenzar un ciclo de sueño normal mientras que los expertos en tierra recogen más datos y estudian las actividades que consideren necesarias para dar con la solución de los problemas".

Los paseos espaciales han estado suspendidos desde que una fuga de agua en la escafandra del astronauta italiano Luca Parmitano obligara a suspender  su última salida al espacio, han estado suspendidas desde julio después de Italiano.

El mes pasado, tres astronautas regresaron a la Tierra después permanecer a bordo de la EEI  durante una misión de 166 días. Y trajeron con ellos la antorcha olímpica de Sochi 2014, la primera de la historia en dar un paseo por el espacio.

La EEI continuará en servicio hasta 2020

La EEI cumplió en noviembre pasado 15 años con planes de prolongar su existencia al menos durante una década más.

La EEI es la nave más grande jamás construida, con unas medidas de 51×109 metros que incluyen quince módulos presurizados además de la estructura que soporta los paneles solares, radiadores y otros equipos externos como el espectrómetro magnético Alfa. También es la más cara, con un coste estimado de 100.000 millones de dólares.

La agencia espacial rusa, Roscosmos, la NASA, la agencia especial europea (ESA) y el resto de países involucrados en el proyecto han acordado que la EEI funcione hasta 2020.

Noticias

anterior siguiente