Enlaces accesibilidad

iPad Mini y iPad Air, el mismo tablet en dos tamaños

  • El iPad Mini es 1,8 pulgadas más pequeño y pesa 140 gr.
  • El iPad Air es más recomendable para usar como ordenador doméstico
  • El iPad Mini, con pantalla Retina, es más práctico para viajar

Por
El iPad mini Retina en la palma de la mano.
Nacho Palou

Recientemente Apple ha renovado simultáneamente sus tabletas iPad, el modelo 'grande' con pantalla de 9,7 pulgadas y el iPad mini con pantalla 7,9 pulgadas.

Lo más destacable es que ahora entre el iPad Air y el iPad mini no hay más diferencia que el tamaño de la pantalla. Tamaño y peso y precio varían, pero todo lo demás, procesador y memoria, potencia, resolución de pantalla, conectividad o capacidad de almacenamiento, es igual en ambos modelos. Esto significa sobre todo que el iPad mini es muy superior a su predecesor al 'saltar' el equivalente a dos generaciones para ponerse a la altura del iPad 'grande'.

El iPad mini recibe la tan esperada pantalla Retina de alta resolución, característica muy demandada pero sacrificada en la generación anterior. Un iPad mini con pantalla Retina se venía rumoreando desde hacía tiempo, más aún después de que el Nexus 7 de Google estrenase en septiembre una pantalla comparable en cuanto a nitidez.

De modo que, a diferencia del iPad mini anterior, el modelo nuevo de iPad mini no renuncia a nada en comparación con el iPad, pero es un tercio más pequeño.

Aún así puede ejecutar todas las aplicaciones que existen para iPad, también los juegos más complejos y sofisticados, al ser igual de potente y tener la misma resolución de pantalla que el modelo grande. Incluso la pantalla del iPad mini resulta algo más nítida ya que contiene el mismo número de píxeles (unos 3,2 millones) en una superficie menor.

¿Qué modelo elegir?

Visto lo anterior, la elección entre un iPad Air o un iPad mini se reduce a la cuestión del tamaño, lo que no significa necesariamente que ahora sea más fácil elegir entre uno u otro.

Por ejemplo, si la intención es utilizar el iPad a modo de ordenador doméstico para navegar por la web, editar y ver fotografías o video que se haga con la cámara, atender el correo electrónico y utilizar aplicaciones y juegos, sin ninguna duda el iPad Air es la mejor opción. Su pantalla es apreciablemente más grande, lo que hace que sea más versátil y más cómodo de manejar.

Por el mismo motivo el iPad Air también es más 'para todos los públicos'. Los elementos en pantalla son más grandes y es más fácil acertar en ellos con el dedo y verlos, lo que beneficia especialmente a niños pequeños. También en el iPad Air resulta más fácil leer los textos, cosa que agradecerán personas mayores o menos acostumbradas a leer en pantalla.

El iPad Air también es más adecuado si se va a utilizar como sustituto de un ordenador portátil de forma ocasional con o sin teclado externo. Si por el contrario el iPad es compañero de viaje de un ordenador portátil entonces cada gramo que se carga cuenta.

Ahí el iPad mini muestra sus ventajas es más pequeño y pesa 140 gramos menos que el iPad Air, aunque en la mano apenas se nota la diferencia e incluso el iPad mini parece más pesado. Pero 140 gramos es el peso de un smartphone típico.

El iPad mini muestra todas sus virtudes cuando se utiliza, más que como sustituto de un ordenador portátil, como complemento, de forma similar a los antiguos PDA (los asistentes digitales) destinados principalmente a la gestión de tareas y contactos, al correo electrónico y a la consulta y lectura de documentos.

El iPad mini como lector de libros electrónicos

El iPad mini puede servir como lector de libros electrónicos, pero teniendo en cuenta que es algo más pesado que un lector de libros electrónicos y también más caro. Dos o tres veces más pesado y dos o tres veces más caro por ejemplo en comparación con el Kindle Paperwhite de Amazon que es el mejor lector de libros electrónicos.

Pero también el iPad mini es mucho más versátil, aunque la pantalla presenta más reflejos y menos visibilidad bajo el sol. A cambio el número de publicaciones y libros disponibles para iPad es mucho mayor, ya que incluye todos los disponibles en Amazon a través de la aplicación Kindle para iPad.

Otro factor a tener en cuenta: el precio

El iPad mini más barato cuesta unos 90 euros menos que el iPad Air equivalente. Es una cantidad respetable pero no debería ser el único motivo que justifique la elección de uno u otro: el desembolso total obliga a asegurar que el modelo elegido se ajusta realmente al gusto y a la finalidad de uso.

Pero en caso de duda, esos 90 euros de diferencia pueden resultar de ayuda para decidirse: equivalen a algo así como un centenar de de aplicaciones, juegos y publicaciones con los que llenar el iPad. La diversidad y calidad de los contenidos disponibles son al fin y al cabo la mayor virtud del iPad, al margen de su tamaño.

Noticias

anterior siguiente