Enlaces accesibilidad

Comienzan a limpiar las calles de Madrid después de 13 días de huelga

  • Los trabajadores han comenzado a barrer las calles esta madrugada del lunes
  • El acuerdo consigue evitar el despido a cambio de un ERTE

Por
Comienzan a limpiar las calles de Madrid después de 13 días de huelga

La basura va poco a poco disminuyendo en las calles de Madrid, después de que los sindicatos desconvocasen la huelga de limpieza viaria y mantenimiento de jardines en la capital contra el despido de 1.134 trabajadores y la rebaja salarial por parte de las empresas concesionarias de estos servicios del Ayuntamiento (FCC-Alfonso Benítez, Cespa, Sacyr-Valoriza, OHL-Ascan).

A los operarios aún les quedan enormes montañas de deshechos que se han amontonado durante estos 13 días de huelga pero ya han comenzado esta madrugada del lunes.

Tras unas duras y largas negociaciones, una mayoría de trabajadores convocados en asambleas ratificaron el acuerdo alcanzado la madrugada del domingo entre los representantes sindicales y la empresas concesionarias.

Han avalado un pacto por el que se mantiene el empleo de todos los trabajadores a cambio de ejecutar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de 45 días de suspensión al año hasta 2017.

Una veintena de detenidos y medio millón de euros

Los casi 13 días de huelga de limpieza viaria y de jardinería que ha soportado la capital ha dejado un balance de 19 detenidos, 322  identificados, más de una treintena de personas denunciadas por actos vandálicos, una veintena de vehículos de empresa dañados y unos 150 contenedores y papeleras deteriorados o quemados, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

Además, según ha explicado en rueda de prensa la alcaldesa de Madrid, el coste de todos estos daños a mobiliario y patrimonio público municipal ha supuesto un coste de 500.000 euros a las arcas municipales.

Botella pide una nueva ley de huelga

A pesar de la controversia, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha defendido la gestión de la huelga de limpieza de Madrid que ha terminado este domingo. "Gracias a la flexibilidad de la reforma laboral del Gobierno se ha podido poner fin al conflicto sin ningún despido", ha defendido Botella.

La alcaldesa también ha reclamado una nueva ley de huelga ya que, en su opinión, "no se puede aceptar el incumplimiento sistemático de los servicios mínimos". "Es necesario abordar las normas que son insuficientes, y esta está obsoleta", ha explicado.

En opinión de la alcaldesa, pretendieron convertir la huelga de limpieza en una huelga de recogida de basuras. "Querían llevar a Madrid al límite y no lo han conseguido", ha enfatizado Botella. Por ello, ha dicho la alcaldesa, "agradece a los madrileños su paciencia".

Noticias

anterior siguiente