Enlaces accesibilidad

La Audiencia de Palma mantiene que Matas debe cumplir los nueve meses en prisión

  • El tribunal rechaza también sustituir esta pena por una multa
  • La Audiencia ve un "quebranto" en la "dignidad de las instituciones"
  • El Supremo ya redujo la pena de 6 años a 9 meses de cárcel

Por

La Audiencia Provincial de Palma sostiene que el expresidente autonómico Jaume Matas debe cumplir la condena de nueve meses de cárcel por tráfico de influencias correspondiente al primer juicio del caso Palma Arena. El tribunal rechaza suspenderla al considerar que es un beneficio que no merece, porque no ha mostrado arrepentimiento por su conducta, y porque tiene numerosos procedimientos penales pendientes.

Además, el tribunal se ha negado a sustituirla por una multa, según han informado este lunes fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Baleares. La Sección Primera de la Audiencia de Palma fija un plazo de tres días en el que cabe interponer recurso. 

En el auto emitido este lunes recuerda que "un abuso de poder para beneficiar a un particular es una conducta delicitiva grave y en mayor medida si es directamente cometido por la máxima autoridad de la comunidad autónoma, es decir, por quien entonces era su presidente". Además, añade que no puede olvidarse "ni obviarse, la trascedencia y repercusión pública del hecho".

"Conducta grave, socialmente reprochable"

Según los magistrados, "todos estos elementos configuran una conducta grave, socialmente reprochable, que debe ser valorada, como dice el Tribunal Supremo, para decidir si debe o no merecer el beneficio de la suspensión de la condena", informa Servimedia.

Así, aunque nada hace a la sala suponer que Matas puede cometer nuevos delitos en el futuro, continúa el auto, sí entiende que se da esta circunstancia porque delinquió como presidente del Govern, cuando debía ser "garante" de la ley, y "no ha reconocido la comisión del delito ni ha manifestado arrepentimiento alguno", resaltan los jueces.

A ello se le suma que Matas, expresidente del PP balear, está imputado en otra veintena de procedimientos penales por presunta corrupción de las casi treinta piezas que conforman el caso Palma Arena.

"El daño no se satisface con el pago de una multa"

El pasado 23 de julio, el Tribunal Supremo rebajó de seis años a nueve meses y un día de prisión la condena que le fue impuesta a Matas por la Audiencia Provincial de Baleares por tráfico de influencias, malversación y prevaricación por realizar pagos fraudulentos al periodista que le escribía los discursos. El Supremo solo mantuvo la condena por tráfico de influencias y al rebajar la condena a menos de dos años evitó que Matas entrara en prisión.

Matas solicitó en un escrito que se le sustituyera la pena de nueve meses y un día de prisión por una multa, a razón de 20 euros diarios durante 542 días. Al respecto, la Audiencia de Palma considera que "el daño social causado y el quebranto de la integridad y la dignidad de las instituciones públicas, no se satisface con el pago de una multa de 10.840 euros".

No obstante, la sección primera de la Audiencia provincial le ha dado un plazo de tres días para presentar recurso de súplica ante la la misma sala y también tiene la posibilidad de solicitar un indulto, como ha hecho el otro condenado en esta causa, el periodista Antonio Alemany.

La defensa de Matas había solicitado además al tribunal provincial que reemplazara el cumplimiento de los nueve meses de prisión por el pago de una multa de 12.000 euros, petición igualmente denegada, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

Noticias

anterior siguiente