Enlaces accesibilidad

La UE y Canadá concluyen la negociación de un tratado de libre comercio que iniciaron en 2009

  • Barroso y el primer ministro canadiense cierran los elementos clave del acuerdo
  • Ambos destacan que es un "avance crucial" para reforzar las relaciones

Por
EL PRIMER MINISTRO CANADIENSE VISITA BRUSELAS
El primer ministro canadiense junto a José Manuel Durao Barroso. EFE EFE/Olivier Hoslet

La Unión Europea (UE) y Canadá han cerrado este viernes la negociación de un tratado de libre comercio que iniciaron en 2009, después de que el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, y el primer ministro canadiense, Stephen Harper, concluyeran en una reunión los elementos clave del acuerdo.

Barroso y Harper han firmado el documento en una ceremonia celebrada en la sede de la Comisión Europea, en presencia de la prensa.

El acuerdo económico y comercial global con Canadá, conocido como CETA por sus siglas en inglés, será la "base" para lograr un "fuerte punto de apoyo" en el mercado norteamericano y un "catalizador" para el crecimiento y la creación de empleo en Europa, según la CE, en un momento en que la UE ha iniciado también la negociación de un acuerdo similar con EE.UU.

"El acuerdo ofrecerá significantes nuevas oportunidades a las empresas en la UE y Canadá, incrementando el acceso a mercados de bienes y servicios y proporcionando nuevas oportunidades a los inversores europeos", ha indicado Barroso en una rueda de prensa junto a Harper.

"Hito para la economía transatlántica"

Barroso ha destacado que el acuerdo de principio alcanzado es un "hito para la economía transatlántica y para integrar el mercado transatlántico", y aseguro que facilitará especialmente el acceso de servicios europeos como las finanzas, las telecomunicaciones o el transporte al mercado canadiense.

Por su parte, Harper ha destacado que éste será el "mayor acuerdo que nuestro país haya hecho nunca, de lejos el más ambicioso", incluso más que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA).

En particular, ha asegurado que los productores de queso canadienses, que se habían opuesto fuertemente al acuerdo, "se beneficiarán en gran medida" del pacto y que el impacto para ellos será "mínimo" y "temporal", ya que recibirán compensaciones del Gobierno canadiense.

Para Barroso, el acuerdo logrado en materia agrícola ha supuesto un "buen balance entre los intereses ofensivos y defensivos" de las partes y, además, "no a coste del medioambiente".

"El compromiso en materia agrícola es excelente", ha dicho el responsable comunitario, que ha subrayado especialmente el reconocimiento y protección que se dará en Canadá a las indicaciones geográficas europeas.

Ambos coinciden: es un "avance crucial"

En un comunicado conjunto, ambos líderes han hecho hincapié en que el acuerdo de principio logrado es un "avance crucial" para reforzar las relaciones entre la UE y Canadá.

"Estamos ahora comprometidos a concluir el trabajo técnico y legal que queda rápidamente, de forma que pueda ser concluido lo antes posible", han señalado.

El acuerdo -que tendrá que ser aprobado por la Eurocámara- ofrecerá un mejor acceso de los bienes y servicios a los respectivos mercados, mayor certeza legal y transparencia para los inversores, avances reguladores, movilidad laboral y más oportunidades en los mercados públicos.

La implementación del acuerdo significará un aumento del 23% del comercio bilateral de bienes y servicios por un valor de unos 26.000 millones de euros, mientras que se espera que los beneficios generales del tratado hagan ascender el nivel de PIB de la UE en unos 12.000 millones de euros anuales, según datos de Bruselas.

Noticias

anterior siguiente